Inicio ·Noticias · Artículo

Cameron: "Aún no se decide si se intervendrá en Siria"

Redacción

tmenendez

|

Martes 27 de Agosto de 2013 - 12:11
compártelo
El primer ministro británico, David Cameron, indicó que aún no ha tomado una decisión sobre si el Reino Unido intervendrá en Siria, operación militar que en todo caso "no supondría implicarse en una guerra en Oriente Medio".
 
En declaraciones a la BBC, Cameron señaló que cualquier intervención debería ser "legal y proporcionada", y que su finalidad sería impedir de que el actual Gobierno haga uso de armas químicas contra la población y no provocar un cambio de régimen en ese país.
 
Cameron indicó que el Parlamento británico es el foro adecuado para tomar una decisión de esa importancia.
 
Tras ser convocado con urgencia por el propio Cameron, el Parlamento se reunirá este jueves para votar una respuesta al supuesto uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad y podría apoyar una intervención militar.
 
Inspectores de la ONU, atacados en Siria
 
Francotiradores no identificados atacaron ayer en Siria al convoy de inspectores de la ONU, cuando se desplazaban a la zona donde se dieron los ataques químicos del pasado miércoles, en los alrededores de Damasco. Ningún miembro del equipo resultó herido, pero los disparos “obligaron (a los investigadores) a regresar a la base del Gobierno para ponerse a salvo”, según detalló Naciones Unidas.
 
Los inspectores fueron tiroteados “deliberadamente y en varias ocasiones” cuando atravesaban la tierra que separa los territorios controlados por el régimen y las zonas en manos de los rebeldes. Bajo un alto el fuego acordado entre ambos bandos, el equipo de inspectores viajaba hacia la población de Muadamiya, en la periferia de la Damasco, donde supuestamente el régimen de Al Asad empleó armamento químico contra sus enemigos, que causó la muerte de más de 1.000 personas.
 
Pese al ataque, de cuya autoría el régimen sirio y los rebeldes se han acusado mutuamente, la misión de Naciones Unidas recogió pruebas del uso de gases venenosos. Uno de los activistas de la oposición que acompañó a los inspectores, Wasim al Ahmed, explicó a la agencia EFE que éstos estudiaron y recogieron pruebas en algunos de los lugares y edificios alcanzados por los misiles.
 
En tanto, la continua violencia en la vecina Siria está poniendo nerviosos a muchos israelíes, que están acumulando máscaras de gas. La oficina de correos de Israel, en Cisjordania, funciona desde hace varios días como centro de distribución de máscaras de gas, cuya demanda se ha triplicado desde que se difundieron los informes sobre Siria.

 

El primer ministro británico, David Cameron, indicó que aún no ha tomado una decisión sobre si el Reino Unido intervendrá en Siria, operación militar que en todo caso "no supondría implicarse en una guerra en Oriente Medio".

 

En declaraciones a la BBC, Cameron señaló que cualquier intervención debería ser "legal y proporcionada", y que su finalidad sería impedir de que el actual Gobierno haga uso de armas químicas contra la población y no provocar un cambio de régimen en ese país.

 

Cameron indicó que el Parlamento británico es el foro adecuado para tomar una decisión de esa importancia.

 

Tras ser convocado con urgencia por el propio Cameron, el Parlamento se reunirá este jueves para votar una respuesta al supuesto uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad y podría apoyar una intervención militar.

 

Inspectores de la ONU, atacados en Siria

 

Francotiradores no identificados atacaron ayer en Siria al convoy de inspectores de la ONU, cuando se desplazaban a la zona donde se dieron los ataques químicos del pasado miércoles, en los alrededores de Damasco. Ningún miembro del equipo resultó herido, pero los disparos “obligaron (a los investigadores) a regresar a la base del Gobierno para ponerse a salvo”, según detalló Naciones Unidas.

 

Los inspectores fueron tiroteados “deliberadamente y en varias ocasiones” cuando atravesaban la tierra que separa los territorios controlados por el régimen y las zonas en manos de los rebeldes. Bajo un alto el fuego acordado entre ambos bandos, el equipo de inspectores viajaba hacia la población de Muadamiya, en la periferia de la Damasco, donde supuestamente el régimen de Al Asad empleó armamento químico contra sus enemigos, que causó la muerte de más de 1.000 personas.

 

Pese al ataque, de cuya autoría el régimen sirio y los rebeldes se han acusado mutuamente, la misión de Naciones Unidas recogió pruebas del uso de gases venenosos. Uno de los activistas de la oposición que acompañó a los inspectores, Wasim al Ahmed, explicó a la agencia EFE que éstos estudiaron y recogieron pruebas en algunos de los lugares y edificios alcanzados por los misiles.

 

En tanto, la continua violencia en la vecina Siria está poniendo nerviosos a muchos israelíes, que están acumulando máscaras de gas. La oficina de correos de Israel, en Cisjordania, funciona desde hace varios días como centro de distribución de máscaras de gas, cuya demanda se ha triplicado desde que se difundieron los informes sobre Siria.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos