Dudas por traslado de Chicaiza a Fiscalía un día antes de su versión

El fiscal general encargado Paúl Pérez citó al exagente de Inteligencia en su despacho.

QUITO, Ecuador.- El fiscal general encargado Paúl Pérez citó al exagente de Inteligencia en su despacho. Foto: Archivo
20 Junio, 2018, 3:08 pm
Por: Redacción 
El traslado del exagente de Inteligencia de la Policía, Raúl Chicaiza, a la Fiscalía General del Estado un día antes de rendir su testimonio anticipado genera críticas y dudas, principalmente desde el bloque legislativo de la Revolución Ciudadana.
 
Mediante oficio, con fecha 18 de junio de 2018, el fiscal general encargado, Paúl Pérez, citó para las 15H00 del 19 de junio de 2018, en su despacho, al procesado por asociación ilícita y secuestro al exasambleísta Fernando Balda. Chicaiza se acogió al mecanismo de cooperación eficaz, figura establecida en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) que facilita la reducción de penas a cambio de que el detenido provea información eficaz, bajo comprobación, que permita esclarecer los hechos y determinar más responsables de los delitos, de ser el caso.
 
 
 
Este acción fue criticada duramente por los legisladores correístas, que este 20 de junio dieron una rueda de prensa y posteriormente emitieron un comunicado de rechazo a este encuentro. “Hubo un exceso por parte del fiscal y fue públicamente expuesto por la viceministra de Justicia. Hacemos un llamado para que se cumpla con el debido proceso y que las partes procesales sean notificadas”, señaló el asambleísta Juan Cristóbal Lloret, en declaraciones a los medios.
 
 
 
 
En su testimonio anticipado, el exagente Chicaiza reveló, entre otras cosas, que Rafael Correa tuvo conocimiento antes, durante y después del secuestro a Balda, en agosto de 2012en Colombia.
 
Asimismo, sostuvo que se comunicó dos veces con el exmandatario para hablar de esta operación, y que se pagó  28 mil dólares en efectivo a integrantes de la Fuerza pública colombiana para que ejecuten este plan. (Revise aquí el testimonio completo) 
 
El traslado del exagente de Inteligencia de la Policía, Raúl Chicaiza, a la Fiscalía General del Estado un día antes de rendir su testimonio anticipado genera críticas y dudas, principalmente desde el bloque legislativo de la Revolución Ciudadana.
 
Mediante oficio, con fecha 18 de junio de 2018, el fiscal general encargado, Paúl Pérez, citó para las 15H00 del 19 de junio de 2018, en su despacho, al procesado por asociación ilícita y secuestro al exasambleísta Fernando Balda. Chicaiza se acogió al mecanismo de cooperación eficaz, figura establecida en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) que facilita la reducción de penas a cambio de que el detenido provea información eficaz, bajo comprobación, que permita esclarecer los hechos y determinar más responsables de los delitos, de ser el caso.
 
 
 
Este acción fue criticada duramente por los legisladores correístas, que este 20 de junio dieron una rueda de prensa y posteriormente emitieron un comunicado de rechazo a este encuentro. “Hubo un exceso por parte del fiscal y fue públicamente expuesto por la viceministra de Justicia. Hacemos un llamado para que se cumpla con el debido proceso y que las partes procesales sean notificadas”, señaló el asambleísta Juan Cristóbal Lloret, en declaraciones a los medios.
 
 
 
 
En su testimonio anticipado, el exagente Chicaiza reveló, entre otras cosas, que Rafael Correa tuvo conocimiento antes, durante y después del secuestro a Balda, en agosto de 2012en Colombia.
 
Asimismo, sostuvo que se comunicó dos veces con el exmandatario para hablar de esta operación, y que se pagó  28 mil dólares en efectivo a integrantes de la Fuerza pública colombiana para que ejecuten este plan. (Revise aquí el testimonio completo)