Huelga en Colombia: Cierre parcial en puente binacional Rumichaca

Militares y policías resguardan la zona ecuatoriana del puente, en el quinto día de paralización.

23 Agosto, 2013, 2:26 pm
Por: Redacción 

Desde el mediodía de este viernes 23 de agosto, el puente internacional Rumichaca, que comunica a Ecuador con Colombia, en la frontera norte, se encuentra parcialmente cerrado, tras la amenaza que hicieran los manifestantes colombianos, que protagonizan desde el lunes anterior una huelga indefinida en el vecino país.

En su quinto día de paralización, los protestantes anunciaron que la medida serán más radical, puesto que los diálogos y acuerdos solicitados no se concretan. En tanto, las autoridades del Gobierno colombiano mantienen reunión con un grupo de dirigentes en el departamento de Nariño, a fin de buscar una solución que decline la huelga, que en la zona ecuatoriana causa serios impactos comerciales.
 
El director distrital del Servicio de Aduana del Ecuador en Tulcán, Francisco Hernández, informó que las importaciones colombianas estuvieron garantizadas hasta el miércoles de la semana pasada, donde se registraron 250 declaraciones entre lunes y martes de la semana anterior; mientras que en lo que va de esta semana, llegan a 150 declaraciones. En cuanto a las exportaciones, dijo, la semana pasada fueron 139, y esta semana llegan a 35 declaraciones. 
 
El refuerzo de la seguridad colombia, por parte de 50 militares y dos tanquetas, evita que el impacto se sienta en la zona de Ipiales, donde además realizan un control permanente en apoyo a la policía antidisturbios, que vigila las protestas vía aérea y terrestre.
En el puente de San Miguel, el otro paso fronterizo con Colombia, situado en la provincia de Sucumbíos, las actividades también están prácticamente paralizadas a causa de la huelga. A pocos metros del viaducto, cerca de 100 manifestantes colombianos no pemiten el paso vehicular desde el lunes pasado, en una vía por la cual normalmente circulan 500 vehículos; al igual que en la frontera con Carchi, sus habitantes viven del comercio y por estos días han debido paralizarse.
 
De su parte, la ministra de Defensa ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, afirmó que se están tomando las medidas necesarias para garantizar la seguridad del territorio ecuatoriano; “hemos tomado las acciones necesarias, a través del comando operacional No. 1, y reforzando nuestra presencia y la defensa de nuestra soberanía territorial, que es lo que le corresponde a las Fuerzas Armadas”.

Desde el mediodía de este viernes 23 de agosto, el puente internacional Rumichaca, que comunica a Ecuador con Colombia, en la frontera norte, se encuentra parcialmente cerrado, tras la amenaza que hicieran los manifestantes colombianos, que protagonizan desde el lunes anterior una huelga indefinida en el vecino país.

En su quinto día de paralización, los protestantes anunciaron que la medida serán más radical, puesto que los diálogos y acuerdos solicitados no se concretan. En tanto, las autoridades del Gobierno colombiano mantienen reunión con un grupo de dirigentes en el departamento de Nariño, a fin de buscar una solución que decline la huelga, que en la zona ecuatoriana causa serios impactos comerciales.
 
El director distrital del Servicio de Aduana del Ecuador en Tulcán, Francisco Hernández, informó que las importaciones colombianas estuvieron garantizadas hasta el miércoles de la semana pasada, donde se registraron 250 declaraciones entre lunes y martes de la semana anterior; mientras que en lo que va de esta semana, llegan a 150 declaraciones. En cuanto a las exportaciones, dijo, la semana pasada fueron 139, y esta semana llegan a 35 declaraciones. 
 
El refuerzo de la seguridad colombia, por parte de 50 militares y dos tanquetas, evita que el impacto se sienta en la zona de Ipiales, donde además realizan un control permanente en apoyo a la policía antidisturbios, que vigila las protestas vía aérea y terrestre.
En el puente de San Miguel, el otro paso fronterizo con Colombia, situado en la provincia de Sucumbíos, las actividades también están prácticamente paralizadas a causa de la huelga. A pocos metros del viaducto, cerca de 100 manifestantes colombianos no pemiten el paso vehicular desde el lunes pasado, en una vía por la cual normalmente circulan 500 vehículos; al igual que en la frontera con Carchi, sus habitantes viven del comercio y por estos días han debido paralizarse.
 
De su parte, la ministra de Defensa ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, afirmó que se están tomando las medidas necesarias para garantizar la seguridad del territorio ecuatoriano; “hemos tomado las acciones necesarias, a través del comando operacional No. 1, y reforzando nuestra presencia y la defensa de nuestra soberanía territorial, que es lo que le corresponde a las Fuerzas Armadas”.