Jaime Nebot: “Se muere el puerto, se muere la ciudad”

El Alcalde dijo que el puerto es tan importante para la urbe como lo eran los autos en Detroit.

21 Agosto, 2013, 5:03 pm
Por: Redacción 
En su cadena radial de este miércoles 21 de agosto, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, comparó la importancia que tienen los puertos marítimos para la urbe con la que tenían los automotores para Detroit, Estados Unidos. “Los puertos de Guayaquil (uno del Estado y 13 privados) son más importantes para la ciudad que la industria automotriz para Detroit, si liquida la actividad portuaria aquí quiebra la ciudad, quiebran los habitantes de la ciudad”.
 
La ciudad de Detroit era conocida por ser el centro tradicional del mundo automotor; luego de ser la más rica de ese pais se convirtió en una ciudad fantasma, formalmente declarada en quiebra por su personero municipal.
 
Por ello, dijo Nebot, que mantiene su compromiso de dragar el Puerto... “lo vamos a dragar, no he cambiado de idea, pero para que sigan funcionando los puertos, porque si insisten en sacar del sistema los puertos privados y dedicar el existente a turismo y cabotaje, cuál es la utilidad de dragar”. 
 
Finalmente, sostuvo que si “se muere el puerto, se muere la ciudad”.
 
Estas declaraciones surgen en torno a la propuesta del Gobierno Nacional, de construir un puerto de aguas profundas entre las provincias de Guayas y Santa Elena, y dejar al actual Puerto de Guayaquil como un sitio turístico; asimismo, en la necesidad de dragar la actual terminal portuaria para que ingresen embarcaciones de mayor calado.
En su cadena radial de este miércoles 21 de agosto, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, comparó la importancia que tienen los puertos marítimos para la urbe con la que tenían los automotores para Detroit, Estados Unidos. “Los puertos de Guayaquil (uno del Estado y 13 privados) son más importantes para la ciudad que la industria automotriz para Detroit, si liquida la actividad portuaria aquí quiebra la ciudad, quiebran los habitantes de la ciudad”.
 
La ciudad de Detroit era conocida por ser el centro tradicional del mundo automotor; luego de ser la más rica de ese pais se convirtió en una ciudad fantasma, formalmente declarada en quiebra por su personero municipal.
 
Por ello, dijo Nebot, que mantiene su compromiso de dragar el Puerto... “lo vamos a dragar, no he cambiado de idea, pero para que sigan funcionando los puertos, porque si insisten en sacar del sistema los puertos privados y dedicar el existente a turismo y cabotaje, cuál es la utilidad de dragar”. 
 
Finalmente, sostuvo que si “se muere el puerto, se muere la ciudad”.
 
Estas declaraciones surgen en torno a la propuesta del Gobierno Nacional, de construir un puerto de aguas profundas entre las provincias de Guayas y Santa Elena, y dejar al actual Puerto de Guayaquil como un sitio turístico; asimismo, en la necesidad de dragar la actual terminal portuaria para que ingresen embarcaciones de mayor calado.