Paro nacional en Colombia afecta al comercio de Ecuador

Las huelgas han paralizado el comercio en los puentes internacionales en la frontera con Colombia.

19 Agosto, 2013, 1:06 pm
Por: Redacción 
El paro nacional en Colombia también afecta al Ecuador. Esta mañana se cerraron carreteras en los departamentos fronterizos de Putumayo y Nariño, lo que ha paralizado el comercio en los puentes internacionales de Rumichaca, en Carchi, y San Miguel, en Sucumbíos.
 
Los manifestantes amenazaron con cerrar definitivamente los puentes mientras dure su protesta, aunque hasta esta ahora no se ha concretado. 
 
La huelga fue convocada hace dos meses por el movimiento Dignidad Cafetera, que agrupa a un sector de los productores del grano del país, para reclamar más atención y ayudas del Gobierno colombiano. Otros gremios agropecuarios, así como camioneros y trabajadores de la salud, anunciaron su intención de sumarse a las protestas.
 
En vista de que el comienzo de la huelga coincide con un día festivo en el país, el Gobierno ha puesto énfasis en garantizar la libre circulación de personas y vehículos en todo el territorio nacional y advirtió a quienes causen alteraciones del orden público que serán llevados ante la Justicia.
 
"Quienes intenten perturbar el orden público o promuevan acciones violentas durante el paro serán judicializados", señaló un comunicado emitido a última hora del domingo por el Ministerio del Interior.
 
La orden es "garantizar que la movilidad se esté dando, garantizar que si hay el propósito de protestas esas se surtan dentro del respeto a los demás", manifestó hoy el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, en declaraciones a Caracol Radio.
El paro nacional en Colombia también afecta al Ecuador. Esta mañana se cerraron carreteras en los departamentos fronterizos de Putumayo y Nariño, lo que ha paralizado el comercio en los puentes internacionales de Rumichaca, en Carchi, y San Miguel, en Sucumbíos.
 
Los manifestantes amenazaron con cerrar definitivamente los puentes mientras dure su protesta, aunque hasta esta ahora no se ha concretado. 
 
La huelga fue convocada hace dos meses por el movimiento Dignidad Cafetera, que agrupa a un sector de los productores del grano del país, para reclamar más atención y ayudas del Gobierno colombiano. Otros gremios agropecuarios, así como camioneros y trabajadores de la salud, anunciaron su intención de sumarse a las protestas.
 
En vista de que el comienzo de la huelga coincide con un día festivo en el país, el Gobierno ha puesto énfasis en garantizar la libre circulación de personas y vehículos en todo el territorio nacional y advirtió a quienes causen alteraciones del orden público que serán llevados ante la Justicia.
 
"Quienes intenten perturbar el orden público o promuevan acciones violentas durante el paro serán judicializados", señaló un comunicado emitido a última hora del domingo por el Ministerio del Interior.
 
La orden es "garantizar que la movilidad se esté dando, garantizar que si hay el propósito de protestas esas se surtan dentro del respeto a los demás", manifestó hoy el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, en declaraciones a Caracol Radio.