Prófugo de 'La Roca' considerado de alta peligrosidad es trasladado a Guayaquil

Alberto Forty Aguas, alias “Gordo Alberto", llegó de Perú a El Oro y es trasladado a Guayaquil.

3 Mayo, 2013, 12:28 pm
Por: Redacción 
Alberto Forty Aguas, alias “Gordo Alberto”, es uno de los 18 sentenciados que se escaparon de la cárcel de máxima seguridad conocida como “La Roca”, el pasado 11 de febrero.
 
Forty, por quien se ofrecían 100.000 dólares de recompensa, según la Policía es un experto en robo y asalto de vehículos, sobretodo blindados. Además está involucrado en el asesinato del policía Juan Carlos Bolaños Arévalo en el año 2005.
 
Según el Ministro del Interior, “Gordo Alberto” fue capturado por la policía peruana en la ciudad de Trujillo. Esta mañana el detenido fue entregado a las autoridades ecuatorianas en la provincia de El Oro, desde donde se lo traslada por vía aérea hacia Guayaquil.
 
Sobre Forty existen dos setencias emitidas por el Tribunal Quinto de Garantías Penales: una por delitos contra la vida y otra por tenencia ilegal de armas. 
 
Con Forty, suman 11 reos recapturados de los 18 que fugaron del Centro de Rehabilitación Social No. 2. 
 
Alberto Forty Aguas, alias “Gordo Alberto”, es uno de los 18 sentenciados que se escaparon de la cárcel de máxima seguridad conocida como “La Roca”, el pasado 11 de febrero.
 
Forty, por quien se ofrecían 100.000 dólares de recompensa, según la Policía es un experto en robo y asalto de vehículos, sobretodo blindados. Además está involucrado en el asesinato del policía Juan Carlos Bolaños Arévalo en el año 2005.
 
Según el Ministro del Interior, “Gordo Alberto” fue capturado por la policía peruana en la ciudad de Trujillo. Esta mañana el detenido fue entregado a las autoridades ecuatorianas en la provincia de El Oro, desde donde se lo traslada por vía aérea hacia Guayaquil.
 
Sobre Forty existen dos setencias emitidas por el Tribunal Quinto de Garantías Penales: una por delitos contra la vida y otra por tenencia ilegal de armas. 
 
Con Forty, suman 11 reos recapturados de los 18 que fugaron del Centro de Rehabilitación Social No. 2.