La “audiencia virtual”, uno de los principales objetivos de candidatos presidenciales

Expertos coinciden en que actividad en internet no necesariamente se traduce en votos.

Expertos coinciden que en Ecuador actividad en internet no necesariamente se traduce en votos. Foto: Internet
28 Diciembre, 2016, 9:43 pm
Por: Javier Vite 

La promoción en redes sociales está excluida del control del Consejo Nacional Electoral. De ahí que a menos de una semana de que arranque oficialmente la campaña, los candidatos orientan sus esfuerzos para captar a los votantes por internet.
 
Según datos del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (Inec), solo el 17% de la población utiliza redes sociales; es decir, unos 3 millones de usuarios activos.
 
Eso lo saben los ocho presidenciables, que tienen sus respectivas páginas en Facebook, la red social más activa. Unos con más movimiento que otros también poseen cuentas en otras plataformas como Twitter e Instagram.
 
Pero los seguidores no son votos. Lo dice Erick Fuentes, del colectivo "Usuarios digitales": “Que tú tengas muchos fans, puedes tener 1 millón de fans, 2 millones de fans que simplemente te están escuchando por ver algo, nada más, no es algo que verdaderamente tú accionas o alguien que tú lideras o un grupo de personas que están conectadas contigo”.  
 
 
Con él concuerda Sonia Yánez, catedrática universitaria de nuevas tecnologías de la información. “Yo puedo tener 5 millones de seguidores, pero quizás esos 5 millones solo 1 o 2 me escriben mensajes y yo converso con ellos. Sí es hilar muy fino el poder determinar qué tanta penetración tiene un candidato con un mercado electoral, sobre todo en el Ecuador en donde la penetración de las redes sociales no es de una forma masiva o con la cantidad que se necesitaría para realmente traducirlo en votos”, dijo. 
 
Pone de ejemplo elecciones cercanas, como la de Perú en junio de este año, cuando Pedro Pablo Kuczynski ganó la presidencia aun cuando su rival en la segunda vuelta, Keiko Fujimori, lo superaba en seguidores virtuales.
 
“Es muy difícil predecir, sobre todo en esta elección. Yo creo que luego de 4 años ya será otro el ambiente donde sí va a haber una relación mucho más directa, además estaríamos con una nueva generación”, añadió.
 
Así entre comentarios, me gusta, fotos y videos, los candidatos buscan captar a la apetecida audiencia tecnológica que navega en las redes sociales.
La promoción en redes sociales está excluida del control del Consejo Nacional Electoral. De ahí que a menos de una semana de que arranque oficialmente la campaña, los candidatos orientan sus esfuerzos para captar a los votantes por internet.
 
Según datos del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (Inec), solo el 17% de la población utiliza redes sociales; es decir, unos 3 millones de usuarios activos.
 
Eso lo saben los ocho presidenciables, que tienen sus respectivas páginas en Facebook, la red social más activa. Unos con más movimiento que otros también poseen cuentas en otras plataformas como Twitter e Instagram.
 
Pero los seguidores no son votos. Lo dice Erick Fuentes, del colectivo "Usuarios digitales": “Que tú tengas muchos fans, puedes tener 1 millón de fans, 2 millones de fans que simplemente te están escuchando por ver algo, nada más, no es algo que verdaderamente tú accionas o alguien que tú lideras o un grupo de personas que están conectadas contigo”.  
 
 
Con él concuerda Sonia Yánez, catedrática universitaria de nuevas tecnologías de la información. “Yo puedo tener 5 millones de seguidores, pero quizás esos 5 millones solo 1 o 2 me escriben mensajes y yo converso con ellos. Sí es hilar muy fino el poder determinar qué tanta penetración tiene un candidato con un mercado electoral, sobre todo en el Ecuador en donde la penetración de las redes sociales no es de una forma masiva o con la cantidad que se necesitaría para realmente traducirlo en votos”, dijo. 
 
Pone de ejemplo elecciones cercanas, como la de Perú en junio de este año, cuando Pedro Pablo Kuczynski ganó la presidencia aun cuando su rival en la segunda vuelta, Keiko Fujimori, lo superaba en seguidores virtuales.
 
“Es muy difícil predecir, sobre todo en esta elección. Yo creo que luego de 4 años ya será otro el ambiente donde sí va a haber una relación mucho más directa, además estaríamos con una nueva generación”, añadió.
 
Así entre comentarios, me gusta, fotos y videos, los candidatos buscan captar a la apetecida audiencia tecnológica que navega en las redes sociales.