Ministro defiende reformas laborales; servidores públicos tienen otra propuesta

El ministro garantizó que con la reforma no se reduce un solo centavo al salario.

ECUADOR.- Berrezueta garantizó salario completo a los trabajadores; García plantea reducción a los ministros. Collage: Ecuavisa
25 Febrero, 2016, 9:39 am
Por: Redacción 
Por: Teresa Menéndez Torres
Ecuavisa.com
 
 
“No se reduce un solo centavo al salario de los trabajadores, ni se aumenta un solo minuto más a la jornada de 40 horas semanales”. Con esta aseveración, el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, defendió la propuesta de reducción de jornada laboral que el Ejecutivo incluyó en el paquete de reformas laborales bajo el nombre de proyecto de Ley Orgánica para la optimización de la jornada laboral y seguro de desempleo.
 
Durante su entrevista en Contacto Directo, recordó que la jornada laboral se podrá reducir hasta 30 horas semanales y previa autorización del Ministerio del Trabajo. “Por supuesto, igual trabajo igual remuneración sobre la base del salario básico unificado o el salario que venía percibiendo y el empleador, de manera puntual, pagará a la Seguridad Social el 100% de los aportes sobre el último salario que percibió”.
 
El funcionario recordó que las empresas que hagan uso de esta atribución no podrán declarar utilidades mientras dure este régimen jurídico especial. Pero por cuánto tiempo se aplicará? “El proyecto de ley establece con claridad que esta situación podrá darse por seis meses y renovarse una sola vez, es decir por seis meses más”. 
 
 
 
 
Descartó que se quiera implementar el pago por horas. “No existe ninguna situación de pago por horas, estamos estableciendo una reducción de jornada en caso extremo, cuidado estamos pensando que regresaremos a la flexibilización laboral”, acotó.
 
Jornada prolongada de trabajo
Berrezueta dijo que esto también se aplicaría previo acuerdo entre trabajadores y empleadores, significa que las 40 horas semanales puedan cumplirse en jornada de lunes a viernes y se reajusten jornadas de hasta 10 horas diarias.
 
 
 
 
Contrato de trabajo juvenil
El ministro aseguró que existen fondos de contingencia para este tipo de eventualidades. Esta figura va dirigida a un grupo de entre 18 y 24 años de edad, con la finalidad de incorporarlos al sector laboral. “Se cancelará el salario básico unificado, pero el 11,15% que le corresponde al empleador lo asumirá el Estado hasta dos salarios básicos unificados”. 
 
Esa contratación, indicó, no puede exceder del 20% de la nómina de la empresa y garantizó que los trabajadores mayores de 24 años no podrán ser desvinculados de la empresa.
 
Asimismo, dijo que el Ministerio de Trabajo está creando una unidad especial dentro de su Viceministerio de Trabajo y Empleo, en la cual 170 inspectores realizarán el control necesario y la revisión de este acuerdo.
 
 
 
 
La propuesta de los servidores públicos
Miguel García, presidente de la Federación Nacional de Servidores Públicos, plantea e invita a la vez a los servidores públicos de nivel jerárquico superior (desde directores hasta los ministros) dar el ejemplo y reducirse el 50% de la jornada laboral y el sueldo. “Si la premisa para efectuar esta reducción es la situación económica, quiere decir que también en el sector público se debería aplicar esta medida, esto no generaría ningún problema para el país ni para el buen funcionamiento del trabajo estatal ya que toda la carga operativa la tienen los otros servidores públicos, los directivos solo sumillan el trabajo que realiza el personal operativo”.
 
Según García, “con que los ministros trabajen cuatro horas no pasará absolutamente nada, pero sí va a producirse un ahorro de alrededor de 175 millones de dólares anuales”.
 
También, solicitan que se agregue a la propuesta de reformas laborales la derogatoria del artículo 112 de la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep), que permite a los servidores del jerárquico superior recibir un bono mensual como compensación para que financien su vivienda de hasta tres salarios básicos unificados. También del artículo 124 de la Losep, que otorga a ese mismo grupo de trabajadores un bono de eficiencia que en el 2014 llegó a 7.000 dólares semestrales. “Si es que estamos en austeridad y la situación económica también es grave en el sector público, creo que podrían dar un buen ejemplo”.
 
 
 
 
Por: Teresa Menéndez Torres
Ecuavisa.com
 
 
“No se reduce un solo centavo al salario de los trabajadores, ni se aumenta un solo minuto más a la jornada de 40 horas semanales”. Con esta aseveración, el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta, defendió la propuesta de reducción de jornada laboral que el Ejecutivo incluyó en el paquete de reformas laborales bajo el nombre de proyecto de Ley Orgánica para la optimización de la jornada laboral y seguro de desempleo.
 
Durante su entrevista en Contacto Directo, recordó que la jornada laboral se podrá reducir hasta 30 horas semanales y previa autorización del Ministerio del Trabajo. “Por supuesto, igual trabajo igual remuneración sobre la base del salario básico unificado o el salario que venía percibiendo y el empleador, de manera puntual, pagará a la Seguridad Social el 100% de los aportes sobre el último salario que percibió”.
 
El funcionario recordó que las empresas que hagan uso de esta atribución no podrán declarar utilidades mientras dure este régimen jurídico especial. Pero por cuánto tiempo se aplicará? “El proyecto de ley establece con claridad que esta situación podrá darse por seis meses y renovarse una sola vez, es decir por seis meses más”. 
 
 
 
 
Descartó que se quiera implementar el pago por horas. “No existe ninguna situación de pago por horas, estamos estableciendo una reducción de jornada en caso extremo, cuidado estamos pensando que regresaremos a la flexibilización laboral”, acotó.
 
Jornada prolongada de trabajo
Berrezueta dijo que esto también se aplicaría previo acuerdo entre trabajadores y empleadores, significa que las 40 horas semanales puedan cumplirse en jornada de lunes a viernes y se reajusten jornadas de hasta 10 horas diarias.
 
 
 
 
Contrato de trabajo juvenil
El ministro aseguró que existen fondos de contingencia para este tipo de eventualidades. Esta figura va dirigida a un grupo de entre 18 y 24 años de edad, con la finalidad de incorporarlos al sector laboral. “Se cancelará el salario básico unificado, pero el 11,15% que le corresponde al empleador lo asumirá el Estado hasta dos salarios básicos unificados”. 
 
Esa contratación, indicó, no puede exceder del 20% de la nómina de la empresa y garantizó que los trabajadores mayores de 24 años no podrán ser desvinculados de la empresa.
 
Asimismo, dijo que el Ministerio de Trabajo está creando una unidad especial dentro de su Viceministerio de Trabajo y Empleo, en la cual 170 inspectores realizarán el control necesario y la revisión de este acuerdo.
 
 
 
 
La propuesta de los servidores públicos
Miguel García, presidente de la Federación Nacional de Servidores Públicos, plantea e invita a la vez a los servidores públicos de nivel jerárquico superior (desde directores hasta los ministros) dar el ejemplo y reducirse el 50% de la jornada laboral y el sueldo. “Si la premisa para efectuar esta reducción es la situación económica, quiere decir que también en el sector público se debería aplicar esta medida, esto no generaría ningún problema para el país ni para el buen funcionamiento del trabajo estatal ya que toda la carga operativa la tienen los otros servidores públicos, los directivos solo sumillan el trabajo que realiza el personal operativo”.
 
Según García, “con que los ministros trabajen cuatro horas no pasará absolutamente nada, pero sí va a producirse un ahorro de alrededor de 175 millones de dólares anuales”.
 
También, solicitan que se agregue a la propuesta de reformas laborales la derogatoria del artículo 112 de la Ley Orgánica de Servicio Público (Losep), que permite a los servidores del jerárquico superior recibir un bono mensual como compensación para que financien su vivienda de hasta tres salarios básicos unificados. También del artículo 124 de la Losep, que otorga a ese mismo grupo de trabajadores un bono de eficiencia que en el 2014 llegó a 7.000 dólares semestrales. “Si es que estamos en austeridad y la situación económica también es grave en el sector público, creo que podrían dar un buen ejemplo”.