Desde funcionarios públicos hasta tiktokers: el historial de vacunados VIP en el país

Tres días después de que empezara el proceso de vacunación se dio la primera denuncia.

Fiscalía abrió una investigación previa en el caso de los estudiantes de medicina. Arte: Jhosue Vite.
12 Marzo, 2021, 3:46 pm
Por: Gisella Rojas 

Un dicho popular podría calzar para describir cómo se ha llevado parte del proceso de vacunación en el país: "el que tiene padrino, se bautiza", pero en este caso, se vacuna. Desde que las primeras dosis llegaron, el pasado 20 de enero, las denuncias sobre el acceso irregular a la inoculación contra la COVID-19, se han hecho recurrentes. Por su parte, el Ministerio de Salud, a pesar del pedido de Fiscalía y de organizaciones sociales, guarda bajo siete llaves la lista con los nombres de las personas que ya recibieron la vacuna. Sin embargo, no todos se han podido escapar del escrutinio público.

Recordemos.   

Desde que empezó la vacunación tan solo tres días pasaron para que se conociera la primera denuncia: "dos funcionarios fueron removidos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IEES), por haber accedido a la vacuna sin estar en el listado". Las redes sociales como ha sucedido en otras ocasiones han sido el canal de difusión. Así, una publicación de Twitter, decía "mientras los médicos de primera línea (UCI) y posgradistas no recibieron la vacuna, Karina Añazco, directora de comunicación del Hospital HCAM en Quito, fue vacunada", el tuit mostraba una foto donde la funcionaria recibía la inoculación. Luego el entonces presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, confirmó la veracidad y Añazco fue destituida. 

Tras el hecho, el Gobierno anunció que reforzaría el control sobre el suministro de las vacunas, sin embargo, otra denuncia llegó al instante. Esta vez desde las esferas más altas. En un condominio privado para adultos mayores que no constaba en la lista de centros designados para la inoculación,  allí la madre del exministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, fue vacunada. Así lo aceptó el propio Zevallos, el pasado 27 de enero, a través de un video institucional: "lo hice en mi calidad de ministro de Salud, en mi calidad de doctor y en mi calidad de hijo”, dijo. 

Pero Zevallos no solo vacunó a su madre, además, el pasado 18 de febrero, se conoció que también había dado cartas de invitación a rectores de distintas universidades del país para ser parte de quienes accedan a la inoculación. 

En esos días en redes sociales también circuló una lista de supuestos vacunados, entre ellos, autoridades y personajes públicos. Sin embargo, la Secretaría de Comunicación de Presidencia, en un tuit señaló que se trataba de una noticia falsa. Por su parte, el periodista Diego Oquendo, quien aparecía en dicha lista, el pasado 25 de febrero aceptó que había sido vacunado. “Soy un hombre de 83 años y padezco de diabetes. Esta mañana me he vacunado contra el Covid-19 como parte de un grupo de personas de la tercera edad en condición vulnerable”. 

Aunque contra el exministro Zevallos existen pedidos de juicio político e investigaciones de la Fiscalía y la Contraloría General del Estado, sin embargo, el pasado 26 de febrero renunció a su cargo, y un día después se fue del país.  

Los Tiktokers

Parecía que aquellos escándalos entorno al proceso de vacunación no podían ser superados, el día de ayer 11 de marzo, se conoció que sí. María del Alma Cruz y Salomón Doumet, dos estudiantes de medicina de la Universidad Católica de Guayaquil,  publicaron a través de la red social Tik Tok que recibieron la vacuna contra la COVID-19 en el Hospital Teodoro Maldonado.

Hoy en rueda de prensa, Ricardo Ron, director provincial del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayas, reveló que  la inoculación de ayer se trataba de la segunda dosis, pues la primera la recibieron el 18 de febrero. Frente a ello, la Fiscalía abrió una investigación previa por delito de ejercicio ilegal de la profesión. 
 
Mientras tanto, en el Teodoro Maldonado no todo el personal sanitario ha recibido la vacuna. Un profesional médico de la institución que prefirió guardar su nombre, dijo a este medio, que ni siquiera ha sido convocada para recibir la primera dosis, a pesar de que trabajó durante toda la pandemia. 
 
Un chef y otra estudiante
 
Un nuevo hecho se suma a la lista de vacunados VIP. El pasado 12 de marzo, el chef chileno Diego Andrés Balmaceda, quien vive y trabaja en Guayaquil, recibió la dosis de la vacuna anticovid en la Universidad Espíritu Santo. En una publicación en sus redes Balmaceda, dice que "fui invitado" y agregó "me estoy salvando la vida".
 
Por su parte, la universidad emitió un comunicado donde manifiesta que ellos solo facilitan las instalaciones, pero "no tiene injerencia ni potestad en las listas o registro de personas a vacunarse". 
 
María Fernanda Martínez Rocha, es otra estudiante universitaria que tuvo acceso a la vacuna, consta como “personal de apoyo” del centro de diálisis donde también se vacunó a Diego Balmaceda.
Los rotarios 
 
Con música en vivo 526 miembros del Rotary Club de Guayaquil y Samborondón fueron vacunados el pasado viernes. Los beneficiados serían personas de la tercera edad, pese a que recién hoy empezó la inscripción para los mayores de 65 años que buscan inmunizarse. Fernando Aguirre, Gobernador de Rotary International, que también ha sido vacunado, dice que ellos encontraron esa oportunidad con el ministerio de Salud. 
 
Ante ello, el 15 de marzo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó que los coordinadores zonales de la Zonal 8 y Zonal 9, fueron separados de la institución.
 
No nos sobran vacunas
 
La pregunta sale sin esfuerzo ¿en cuánto tiempo más habrá un nuevo escándalo? Hasta el último registro solo 110.222 personas han recibido la vacuna en Ecuador, según las cifras del Ministerio de Salud. Además, de acuerdo al portal Our World In Data de la Universidad de Oxford revela que hasta el 11 de marzo, se administraron en el país 0.43 dosis por cada 100 habitantes, una de las más bajas de la Región.  

 

 

 

Un dicho popular podría calzar para describir cómo se ha llevado parte del proceso de vacunación en el país: "el que tiene padrino, se bautiza", pero en este caso, se vacuna. Desde que las primeras dosis llegaron, el pasado 20 de enero, las denuncias sobre el acceso irregular a la inoculación contra la COVID-19, se han hecho recurrentes. Por su parte, el Ministerio de Salud, a pesar del pedido de Fiscalía y de organizaciones sociales, guarda bajo siete llaves la lista con los nombres de las personas que ya recibieron la vacuna. Sin embargo, no todos se han podido escapar del escrutinio público.

Recordemos.   

Desde que empezó la vacunación tan solo tres días pasaron para que se conociera la primera denuncia: "dos funcionarios fueron removidos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IEES), por haber accedido a la vacuna sin estar en el listado". Las redes sociales como ha sucedido en otras ocasiones han sido el canal de difusión. Así, una publicación de Twitter, decía "mientras los médicos de primera línea (UCI) y posgradistas no recibieron la vacuna, Karina Añazco, directora de comunicación del Hospital HCAM en Quito, fue vacunada", el tuit mostraba una foto donde la funcionaria recibía la inoculación. Luego el entonces presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, confirmó la veracidad y Añazco fue destituida. 

Tras el hecho, el Gobierno anunció que reforzaría el control sobre el suministro de las vacunas, sin embargo, otra denuncia llegó al instante. Esta vez desde las esferas más altas. En un condominio privado para adultos mayores que no constaba en la lista de centros designados para la inoculación,  allí la madre del exministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, fue vacunada. Así lo aceptó el propio Zevallos, el pasado 27 de enero, a través de un video institucional: "lo hice en mi calidad de ministro de Salud, en mi calidad de doctor y en mi calidad de hijo”, dijo. 

Pero Zevallos no solo vacunó a su madre, además, el pasado 18 de febrero, se conoció que también había dado cartas de invitación a rectores de distintas universidades del país para ser parte de quienes accedan a la inoculación. 

En esos días en redes sociales también circuló una lista de supuestos vacunados, entre ellos, autoridades y personajes públicos. Sin embargo, la Secretaría de Comunicación de Presidencia, en un tuit señaló que se trataba de una noticia falsa. Por su parte, el periodista Diego Oquendo, quien aparecía en dicha lista, el pasado 25 de febrero aceptó que había sido vacunado. “Soy un hombre de 83 años y padezco de diabetes. Esta mañana me he vacunado contra el Covid-19 como parte de un grupo de personas de la tercera edad en condición vulnerable”. 

Aunque contra el exministro Zevallos existen pedidos de juicio político e investigaciones de la Fiscalía y la Contraloría General del Estado, sin embargo, el pasado 26 de febrero renunció a su cargo, y un día después se fue del país.  

Los Tiktokers

Parecía que aquellos escándalos entorno al proceso de vacunación no podían ser superados, el día de ayer 11 de marzo, se conoció que sí. María del Alma Cruz y Salomón Doumet, dos estudiantes de medicina de la Universidad Católica de Guayaquil,  publicaron a través de la red social Tik Tok que recibieron la vacuna contra la COVID-19 en el Hospital Teodoro Maldonado.

Hoy en rueda de prensa, Ricardo Ron, director provincial del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayas, reveló que  la inoculación de ayer se trataba de la segunda dosis, pues la primera la recibieron el 18 de febrero. Frente a ello, la Fiscalía abrió una investigación previa por delito de ejercicio ilegal de la profesión. 
 
Mientras tanto, en el Teodoro Maldonado no todo el personal sanitario ha recibido la vacuna. Un profesional médico de la institución que prefirió guardar su nombre, dijo a este medio, que ni siquiera ha sido convocada para recibir la primera dosis, a pesar de que trabajó durante toda la pandemia. 
 
Un chef y otra estudiante
 
Un nuevo hecho se suma a la lista de vacunados VIP. El pasado 12 de marzo, el chef chileno Diego Andrés Balmaceda, quien vive y trabaja en Guayaquil, recibió la dosis de la vacuna anticovid en la Universidad Espíritu Santo. En una publicación en sus redes Balmaceda, dice que "fui invitado" y agregó "me estoy salvando la vida".
 
Por su parte, la universidad emitió un comunicado donde manifiesta que ellos solo facilitan las instalaciones, pero "no tiene injerencia ni potestad en las listas o registro de personas a vacunarse". 
 
María Fernanda Martínez Rocha, es otra estudiante universitaria que tuvo acceso a la vacuna, consta como “personal de apoyo” del centro de diálisis donde también se vacunó a Diego Balmaceda.
Los rotarios 
 
Con música en vivo 526 miembros del Rotary Club de Guayaquil y Samborondón fueron vacunados el pasado viernes. Los beneficiados serían personas de la tercera edad, pese a que recién hoy empezó la inscripción para los mayores de 65 años que buscan inmunizarse. Fernando Aguirre, Gobernador de Rotary International, que también ha sido vacunado, dice que ellos encontraron esa oportunidad con el ministerio de Salud. 
 
Ante ello, el 15 de marzo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó que los coordinadores zonales de la Zonal 8 y Zonal 9, fueron separados de la institución.
 
No nos sobran vacunas
 
La pregunta sale sin esfuerzo ¿en cuánto tiempo más habrá un nuevo escándalo? Hasta el último registro solo 110.222 personas han recibido la vacuna en Ecuador, según las cifras del Ministerio de Salud. Además, de acuerdo al portal Our World In Data de la Universidad de Oxford revela que hasta el 11 de marzo, se administraron en el país 0.43 dosis por cada 100 habitantes, una de las más bajas de la Región.  

 

 

 

Tags Relacionados

CODE PARA NOTAS BBC