Argentina se pinta de 'Rojo' y pasa a octavos de Rusia 2018

Redacción

abellolio

|

Martes 26 de Junio de 2018 - 15:12
compártelo
  • El defensor Marco Rojo anotó el gol de la clasificación. Foto: GABRIEL BOUYS / AFP
El defensor Marco Rojo anotó el gol de la clasificación. Foto: GABRIEL BOUYS / AFP

La pesadilla acabó, Argentina clasificó a los octavos de final de la Copa del Mundo donde jugará ante Francia. El 2-1 ante Nigeria y el triunfo de Croacia sobre Islandia por el mismo marcador lo dejó vivo en Rusia a pesar de todos los problemas internos.

Lionel Messi, la máxima figura del equipo, marcó el camino para los 'albicelestes' con su gol a los 14 minutos. Sin embargo, el penal cometido por Javier Mascherano a los 51', que luego fue convertido por Victor Moses, puso a todos a sufrir. 

Entraron Cristian Pavón, Maximiliano Meza y Sergio Agüero, nada cambió, la imprecisión reinaba y se notaba que el tanto africano había desubicado a todo el equipo, estaban fuera del Mundial. Todo empeoró cuando a los 76' el árbitro central fue a revisar un posible penal por mano de Marcos Rojo, fue el minuto más largo para los argentinos. Todo acabó cuando el juez central movió su cabeza de lado a lado, no era penal, el defensor primero había cabeceado el balón y luego este había impactado en su brazo.

Igual los minutos pasaban, el gol no llegaba e Islandia empataba 1-1 con Croacia, no solo había que pensar en su partido sino en que los 'vikingos' no ganaran. Ya se jugaban los 10 minutos finales, la presión y la dudas aumentaban, Gonzalo Higuaín ya había fallado un gol, Diego Maradona en las gradas se cogía la cabeza de desesperación. 

A los 86', Gabriel Mercado toma el balón por derecha y centra, dentro del área aparece un argentino no programado, Marcos Rojo, para de volea poner el 2-1 final, el que rompió el desahogo y hará olvidar todo lo que se dijo durante estos días sobre la selección. 

Después, fue solo esperar, llegó el segundo gol croata y más tranquilidad. Llegaron los 94', el árbitro pitó el final y el estadio gritó, los jugadores se abrazaron, Javier Mascherano se fue con lágrimas en los ojos. Jorge Sampaoli desapareció, Argentina está en octavos, con sufrimiento, pero sigue en pelea. Ahora a pensar en Francia al cuál enfrentará este sábado en Kazán.

La pesadilla acabó, Argentina clasificó a los octavos de final de la Copa del Mundo donde jugará ante Francia. El 2-1 ante Nigeria y el triunfo de Croacia sobre Islandia por el mismo marcador lo dejó vivo en Rusia a pesar de todos los problemas internos.

Lionel Messi, la máxima figura del equipo, marcó el camino para los 'albicelestes' con su gol a los 14 minutos. Sin embargo, el penal cometido por Javier Mascherano a los 51', que luego fue convertido por Victor Moses, puso a todos a sufrir. 

Entraron Cristian Pavón, Maximiliano Meza y Sergio Agüero, nada cambió, la imprecisión reinaba y se notaba que el tanto africano había desubicado a todo el equipo, estaban fuera del Mundial. Todo empeoró cuando a los 76' el árbitro central fue a revisar un posible penal por mano de Marcos Rojo, fue el minuto más largo para los argentinos. Todo acabó cuando el juez central movió su cabeza de lado a lado, no era penal, el defensor primero había cabeceado el balón y luego este había impactado en su brazo.

Igual los minutos pasaban, el gol no llegaba e Islandia empataba 1-1 con Croacia, no solo había que pensar en su partido sino en que los 'vikingos' no ganaran. Ya se jugaban los 10 minutos finales, la presión y la dudas aumentaban, Gonzalo Higuaín ya había fallado un gol, Diego Maradona en las gradas se cogía la cabeza de desesperación. 

A los 86', Gabriel Mercado toma el balón por derecha y centra, dentro del área aparece un argentino no programado, Marcos Rojo, para de volea poner el 2-1 final, el que rompió el desahogo y hará olvidar todo lo que se dijo durante estos días sobre la selección. 

Después, fue solo esperar, llegó el segundo gol croata y más tranquilidad. Llegaron los 94', el árbitro pitó el final y el estadio gritó, los jugadores se abrazaron, Javier Mascherano se fue con lágrimas en los ojos. Jorge Sampaoli desapareció, Argentina está en octavos, con sufrimiento, pero sigue en pelea. Ahora a pensar en Francia al cuál enfrentará este sábado en Kazán.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos