Tras Brasil-2014, muchos en Colombia afrontan "resaca" financiera del Mundial

Muchos colombianos afrontan ahora la "resaca" financiera del Mundial tras endeudarse para viajar.

  • Aficionados colombianos quedaron endeudados. Foto: EFE.
15 Julio, 2014, 2:07 pm
Por: Redacción 
La participación de Colombia en Brasil-2014, ausente del torneo desde hace 16 años, también tiene su lado duro: muchos colombianos afrontan ahora la "resaca" financiera del Mundial, tras endeudarse para viajar a los partidos o comprar la última tecnología para seguir a su selección.
 
"Es algo conyuntural, pero de todas formas creo que algunas familias van a sentir la resaca de este endeudamiento", dijo a la AFP Andrés Pardo, analista de la firma Corficolombiana. 
 
La selección de Colombia no sólo volvió a la Copa del Mundo de la FIFA después de cuatro torneos, sino que llegó por primera vez en su historia hasta cuartos de final, un récord que desató gran algarabía en el país, donde los ciudadanos se volcaron masivamente a comprar camisetas y paralizaron las principales ciudades durante los partidos. 
 
Según las estadísticas de la oficina nacional de migraciones, cerca de 10.000 colombianos viajaron a Brasil en junio, cinco veces más que en el mismo mes de 2013. 
 
Los hinchas de Colombia fueron los segundos latinoamericanos después de los argentinos que más entradas compraron durante el Mundial, de acuerdo con la FIFA.
 
"Viajé con mucha alegría y siempre pensé que había que darlo todo por la selección y de ahí llegar a la casa a hacer cuentas, y ahora es lo que voy a hacer. Es el guayabo (resaca) del mundial", dijo a la AFP Jairo Castañeda, un técnico informático de Cali. 
 
Castañeda reconoció haber gastado más de lo previsto, en parte por haber organizado el viaje a última hora.
 
Pero afirmó que la experiencia valió la pena a pesar de las deudas de cerca de 6 millones de pesos (unos 3.200 dólares), que demorará en pagar casi hasta el próximo Mundial, y el penoso viaje que realizó remontando miles de kilómetros por el río Amazonas desde la localidad colombiana de Leticia. 
 
Según un informe sobre condiciones del mercado financiero publicado por el emisor colombiano Banco de la República, en el segundo trimestre se reportó un aumento de la demanda de crédito en general y de los préstamos para consumo personal en particular. 
 
"En particular, las solicitudes por créditos de consumo presentaron la mayor expansión, luego de haber mostrado una disminución en el primer trimestre del año", estimó el banco. 
 
En tanto, un estudio realizado por la consultora Raddar mostró que en junio, las compras de los hogares subieron 14,7% en términos interanuales. 
 
- Pensando en la Copa América -
 
Para Nidia González, una peluquera de Bogotá que gana el sueldo mínimo (de unos 320 dólares), el Mundial es una ocasión especial y para ello decidió comprar un televisor de pantalla plana que le costó 2,5 veces su sueldo. 
 
"En camisetas no gastamos tanto, porque no compramos la oficial, pero yo decidí regalarle un televisor a mi marido, por el Mundial pero también porque era el Día del Padre este mes", dijo González a la AFP. 
 
Según la asociación de comerciantes Fenalco, en junio se vendieron cerca de 85.000 televisores, y también subió el volumen de negocios de los supermercados, que ofrecían variadas ofertas de snacks y bebidas para ver los partidos. 
 
"Es positivo el balance (del impacto del Mundial) con algunos matices, ya que algunos sectores se vieron perjudicados por la Ley Seca y hubo mucho comercio callejero que no se refleja en las cifras", dijo a la AFP Rafael Antonio España, director de Economía de Fenalco.  
 
Fenalco estima que 70% de los colombianos adquirieron camisetas de la selección, pero de éstas, tres cuartas partes no son oficiales. 
 
Esta asociación reportó que los propietarios de bares y restaurantes afirmaron que sus ventas cayeron 20% por la prohibición de vender alcohol decretada en Bogotá para los partidos de la selección, después de que tras el debut del equipo contra Grecia, las autoridades dieran cuenta de nueve muertos durante las celebraciones. 
 
"El mensaje puede ser mixto, porque hay algunos cosas que sintieron el efecto positivo, como la venta de televisores o la venta de alimentos, pero también hubo un efecto negativo para muchos comercios de la Ley Seca", concluyó Pardo. 
 
Sin embargo, para Ricardo Orjuela, un ingeniero electrónico que viajó a Brasil-2014, la experiencia fue tan satisfactoria que ya está pensando en la Copa América que se celebrará en Chile en 2015.
Fuente: AFP
La participación de Colombia en Brasil-2014, ausente del torneo desde hace 16 años, también tiene su lado duro: muchos colombianos afrontan ahora la "resaca" financiera del Mundial, tras endeudarse para viajar a los partidos o comprar la última tecnología para seguir a su selección.
 
"Es algo conyuntural, pero de todas formas creo que algunas familias van a sentir la resaca de este endeudamiento", dijo a la AFP Andrés Pardo, analista de la firma Corficolombiana. 
 
La selección de Colombia no sólo volvió a la Copa del Mundo de la FIFA después de cuatro torneos, sino que llegó por primera vez en su historia hasta cuartos de final, un récord que desató gran algarabía en el país, donde los ciudadanos se volcaron masivamente a comprar camisetas y paralizaron las principales ciudades durante los partidos. 
 
Según las estadísticas de la oficina nacional de migraciones, cerca de 10.000 colombianos viajaron a Brasil en junio, cinco veces más que en el mismo mes de 2013. 
 
Los hinchas de Colombia fueron los segundos latinoamericanos después de los argentinos que más entradas compraron durante el Mundial, de acuerdo con la FIFA.
 
"Viajé con mucha alegría y siempre pensé que había que darlo todo por la selección y de ahí llegar a la casa a hacer cuentas, y ahora es lo que voy a hacer. Es el guayabo (resaca) del mundial", dijo a la AFP Jairo Castañeda, un técnico informático de Cali. 
 
Castañeda reconoció haber gastado más de lo previsto, en parte por haber organizado el viaje a última hora.
 
Pero afirmó que la experiencia valió la pena a pesar de las deudas de cerca de 6 millones de pesos (unos 3.200 dólares), que demorará en pagar casi hasta el próximo Mundial, y el penoso viaje que realizó remontando miles de kilómetros por el río Amazonas desde la localidad colombiana de Leticia. 
 
Según un informe sobre condiciones del mercado financiero publicado por el emisor colombiano Banco de la República, en el segundo trimestre se reportó un aumento de la demanda de crédito en general y de los préstamos para consumo personal en particular. 
 
"En particular, las solicitudes por créditos de consumo presentaron la mayor expansión, luego de haber mostrado una disminución en el primer trimestre del año", estimó el banco. 
 
En tanto, un estudio realizado por la consultora Raddar mostró que en junio, las compras de los hogares subieron 14,7% en términos interanuales. 
 
- Pensando en la Copa América -
 
Para Nidia González, una peluquera de Bogotá que gana el sueldo mínimo (de unos 320 dólares), el Mundial es una ocasión especial y para ello decidió comprar un televisor de pantalla plana que le costó 2,5 veces su sueldo. 
 
"En camisetas no gastamos tanto, porque no compramos la oficial, pero yo decidí regalarle un televisor a mi marido, por el Mundial pero también porque era el Día del Padre este mes", dijo González a la AFP. 
 
Según la asociación de comerciantes Fenalco, en junio se vendieron cerca de 85.000 televisores, y también subió el volumen de negocios de los supermercados, que ofrecían variadas ofertas de snacks y bebidas para ver los partidos. 
 
"Es positivo el balance (del impacto del Mundial) con algunos matices, ya que algunos sectores se vieron perjudicados por la Ley Seca y hubo mucho comercio callejero que no se refleja en las cifras", dijo a la AFP Rafael Antonio España, director de Economía de Fenalco.  
 
Fenalco estima que 70% de los colombianos adquirieron camisetas de la selección, pero de éstas, tres cuartas partes no son oficiales. 
 
Esta asociación reportó que los propietarios de bares y restaurantes afirmaron que sus ventas cayeron 20% por la prohibición de vender alcohol decretada en Bogotá para los partidos de la selección, después de que tras el debut del equipo contra Grecia, las autoridades dieran cuenta de nueve muertos durante las celebraciones. 
 
"El mensaje puede ser mixto, porque hay algunos cosas que sintieron el efecto positivo, como la venta de televisores o la venta de alimentos, pero también hubo un efecto negativo para muchos comercios de la Ley Seca", concluyó Pardo. 
 
Sin embargo, para Ricardo Orjuela, un ingeniero electrónico que viajó a Brasil-2014, la experiencia fue tan satisfactoria que ya está pensando en la Copa América que se celebrará en Chile en 2015.
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS