Inicio ·Mini Especiales · Artículo

La visita de Francisco aviva el interés de quiteños por los recuerdos papales

Redacción

jesuarez

|

Lunes 06 de Julio de 2015 - 14:47
compártelo
  • QUITO.- Estampas, rosarios, afiches, vídeos o libros son algunos de los objetos con mayor interés. Fotos: API.
QUITO.- Estampas, rosarios, afiches, vídeos o libros son algunos de los objetos con mayor interés.  Fotos: API.
La presencia del papa Francisco en Ecuador reavivó estos días el interés de los quiteños por comprar recuerdos del pontífice, ya sean estampas, rosarios, afiches, vídeos o libros, productos que se pueden encontrar en numerosas tiendas del centro histórico de Quito.
 
Esa zona de la ciudad, que el papa visitará este lunes y martes, acoge a un sinnúmero de vendedores ambulantes que ofrecen afiches, banderines y camisetas conmemorativas de la visita, con el rostro de un sonriente Jorge Bergoglio impreso sobre la tela.
 
 
Pero no solo los vendedores informales disponen de mercancía "papal", pues la comercialización de estos productos se ha intensificado también en lugares tradicionales de venta de objetos religiosos.
 
El administrador de la librería San Pablo, Martín Proaño, comentó que en ese establecimiento, regentado por los padres Paulinos, se han puesto a la venta nuevas reimpresiones de libros sobre la figura de Francisco, pues "la gente ha tenido gran inquietud en conocer más acerca del papa".
 
"Como es alguien muy carismático, a la gente le ha despertado gran cariño desde que fue elegido" y, tras el anuncio de su visita a Ecuador, "se ha creado un mayor interés" por todo lo tocante al líder de la Iglesia católica, comentó.
 
Sobre las ventas, Proaño indicó que durante las últimas semanas "se han incrementado un 50 %, tal vez hasta se lleguen a duplicar" en estos días, dado el interés del público en comprar medallas, imágenes, biografías o vídeos.
 
Las biblias y los vídeos son los productos que más se están vendiendo, en especial los segundos, porque los materiales audiovisuales tienen una mejor llegada al público, comentó Proaño.
 
En el establecimiento, situado frente a la emblemática iglesia de La Compañía, también se venden medallas, afiches, estampas y otros productos "que han tenido bastante acogida", dijo el administrador.
 
"La gente está muy emocionada. Yo noto gran emoción, gran expectativa por verle, por estar cerca de él", dijo el responsable del comercio.
 
Y la emoción es palpable en muchos lugares, a juzgar por los comentarios que sobre la visita del papa hizo  Olga, una trabajadora de limpieza. "Imagínese, hace treinta años vimos a Juan Pablo II y ahora nos visita Francisco. Es algo muy emocionante".
 
Además, la mujer expresó su confianza en que la llegada de Francisco traiga calma a Ecuador, que durante las últimas semanas ha vivido tensión por las protestas de sectores que reclaman el archivo definitivo de dos leyes para elevar los impuestos a las herencias y a la plusvalía.
 
Mientras, en otros establecimientos del Centro Histórico, la tónica es la misma: se venden estampas, medallas, llaveros, escapularios, cadenas y todo lo que tenga que ver con el papa Francisco.
 
Además, libros, estatuas, imágenes del santo padre pero lo que se vende "masivamente es el producto popular, barato, que está al alcance de la mayor cantidad de personas", explicó el director de la librería Prensa Católica, Isaac Peña.
 
Los estampas y los escapularios son los productos que más busca la gente. Las primeras, además son de interés de los clientes particulares, pero también de numerosos artesanos que las requieren "para elaborar con eso cualquier otro recuerdito adicional. Lo ponen en cruces, en cuadritos, en banderines" y en otros productos, agregó.
 
Las ventas de estos recuerdos también han aumentado en este establecimiento "desde que se confirmó la venida del Papa" y se ha producido "un cambio drástico en todo lo que es el símbolo religioso y especialmente el concerniente al Papa Francisco".
 
En este ambiente, el centro histórico de Quito espera la llegada del pontífice, que entre este martes y miércoles visitará tres de los más importantes templos católicos enclavados en esta zona: la Catedral, la Iglesia de la Compañía y la Iglesia de San Francisco.
 
Para los vendedores de esta parte de la ciudad, la figura del papa no es, pues, solamente un símbolo religioso, sino también un magnífico reclamo comercial.

La presencia del papa Francisco en Ecuador reavivó estos días el interés de los quiteños por comprar recuerdos del pontífice, ya sean estampas, rosarios, afiches, vídeos o libros, productos que se pueden encontrar en numerosas tiendas del centro histórico de Quito.

 

Esa zona de la ciudad, que el papa visitará este lunes y martes, acoge a un sinnúmero de vendedores ambulantes que ofrecen afiches, banderines y camisetas conmemorativas de la visita, con el rostro de un sonriente Jorge Bergoglio impreso sobre la tela.

 

Lea además: Niños con cáncer y ancianos tendrán espacio preferente en misa papal en Quito

 

Pero no solo los vendedores informales disponen de mercancía "papal", pues la comercialización de estos productos se ha intensificado también en lugares tradicionales de venta de objetos religiosos.

 

El administrador de la librería San Pablo, Martín Proaño, comentó que en ese establecimiento, regentado por los padres Paulinos, se han puesto a la venta nuevas reimpresiones de libros sobre la figura de Francisco, pues "la gente ha tenido gran inquietud en conocer más acerca del papa".

 

"Como es alguien muy carismático, a la gente le ha despertado gran cariño desde que fue elegido" y, tras el anuncio de su visita a Ecuador, "se ha creado un mayor interés" por todo lo tocante al líder de la Iglesia católica, comentó.

 

Sobre las ventas, Proaño indicó que durante las últimas semanas "se han incrementado un 50 %, tal vez hasta se lleguen a duplicar" en estos días, dado el interés del público en comprar medallas, imágenes, biografías o vídeos.

 

Las biblias y los vídeos son los productos que más se están vendiendo, en especial los segundos, porque los materiales audiovisuales tienen una mejor llegada al público, comentó Proaño.

 

En el establecimiento, situado frente a la emblemática iglesia de La Compañía, también se venden medallas, afiches, estampas y otros productos "que han tenido bastante acogida", dijo el administrador.

 

"La gente está muy emocionada. Yo noto gran emoción, gran expectativa por verle, por estar cerca de él", dijo el responsable del comercio.

 

Y la emoción es palpable en muchos lugares, a juzgar por los comentarios que sobre la visita del papa hizo  Olga, una trabajadora de limpieza. "Imagínese, hace treinta años vimos a Juan Pablo II y ahora nos visita Francisco. Es algo muy emocionante".

 

Además, la mujer expresó su confianza en que la llegada de Francisco traiga calma a Ecuador, que durante las últimas semanas ha vivido tensión por las protestas de sectores que reclaman el archivo definitivo de dos leyes para elevar los impuestos a las herencias y a la plusvalía.

 

Mientras, en otros establecimientos del Centro Histórico, la tónica es la misma: se venden estampas, medallas, llaveros, escapularios, cadenas y todo lo que tenga que ver con el papa Francisco.

 

Además, libros, estatuas, imágenes del santo padre pero lo que se vende "masivamente es el producto popular, barato, que está al alcance de la mayor cantidad de personas", explicó el director de la librería Prensa Católica, Isaac Peña.

 

Los estampas y los escapularios son los productos que más busca la gente. Las primeras, además son de interés de los clientes particulares, pero también de numerosos artesanos que las requieren "para elaborar con eso cualquier otro recuerdito adicional. Lo ponen en cruces, en cuadritos, en banderines" y en otros productos, agregó.

 

Las ventas de estos recuerdos también han aumentado en este establecimiento "desde que se confirmó la venida del Papa" y se ha producido "un cambio drástico en todo lo que es el símbolo religioso y especialmente el concerniente al Papa Francisco".

 

En este ambiente, el centro histórico de Quito espera la llegada del pontífice, que entre este martes y miércoles visitará tres de los más importantes templos católicos enclavados en esta zona: la Catedral, la Iglesia de la Compañía y la Iglesia de San Francisco.

 

Para los vendedores de esta parte de la ciudad, la figura del papa no es, pues, solamente un símbolo religioso, sino también un magnífico reclamo comercial.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos