Una mujer le envió una carta al papa Francisco y él la llamó a su celular

La mujer le envió la carta al Papa para contarle su dolor luego de haber sido violada.

3 Septiembre, 2013, 9:04 am
Por: Redacción 
Alejandra Viviana Pereyra, de Villa del Rosario, Córdoba, desesperada por la angustia que vivía, decidió enviarle al Papa Francisco para contarle su dolor y el excardenal, conmovido, la llamó directamente a su celular.
 
"Me dijo que entre las cientos de cartas que recibe a diario la mía le había llegado al corazón", contó Alejandra de 44 años, que le había escrito al Sumo Pontífice para contarle su clavario.
 
Alejandra fue violada por un jefe de la Unidad Departamental de Río Segundo, de la policía de Córdoba.
 
"El 13 de agosto le envié una carta por medio de Sergio Rendón, de la Fundepo (Fundación para el Desarrollo Político, Económico y Social). Desde ahí nos conectamos con Gustavo Vera, de la Fundación La Alameda, a quien le entregué una carta. Pero él me sugirió que lo hiciera personalmente", contó ella.
 
Fue entonces que le mandó la carta a Francisco por correo electrónico y el domingo fue sorprendida cuando el mismísimo excardenal la llamó: "Fue justo cuando estaba tejiendo, porque hacía poquitos días que había sido abuela. Cuando sonó el celular, vi que decía 'número privado'. Una voz preguntó: '¿Alejandra Viviana Pereyra?'; 'sí, dije', e inmediatamente me contestó: 'Le habla el papa Francisco'".
 
Luego continuó su relato: "Me dijo 'tengo su carta', y que le había llegado al corazón, de entre las cientos que recibe a diario. Estoy feliz. Es como que fui tocada por la mano de Dios. Me dijo que no estaba sola y que se iba a hacer justicia".
 
Alejandra además contó que desde que fue víctima de violación sufre presiones y que un hijo suyo fue detenido por la policía y que a pesar de sus denuncias, el acusado no recibió ningún tipo de sanción, sino que por el contrario, fue ascendido.
Fuente: diarioveloz.com
Alejandra Viviana Pereyra, de Villa del Rosario, Córdoba, desesperada por la angustia que vivía, decidió enviarle al Papa Francisco para contarle su dolor y el excardenal, conmovido, la llamó directamente a su celular.
 
"Me dijo que entre las cientos de cartas que recibe a diario la mía le había llegado al corazón", contó Alejandra de 44 años, que le había escrito al Sumo Pontífice para contarle su clavario.
 
Alejandra fue violada por un jefe de la Unidad Departamental de Río Segundo, de la policía de Córdoba.
 
"El 13 de agosto le envié una carta por medio de Sergio Rendón, de la Fundepo (Fundación para el Desarrollo Político, Económico y Social). Desde ahí nos conectamos con Gustavo Vera, de la Fundación La Alameda, a quien le entregué una carta. Pero él me sugirió que lo hiciera personalmente", contó ella.
 
Fue entonces que le mandó la carta a Francisco por correo electrónico y el domingo fue sorprendida cuando el mismísimo excardenal la llamó: "Fue justo cuando estaba tejiendo, porque hacía poquitos días que había sido abuela. Cuando sonó el celular, vi que decía 'número privado'. Una voz preguntó: '¿Alejandra Viviana Pereyra?'; 'sí, dije', e inmediatamente me contestó: 'Le habla el papa Francisco'".
 
Luego continuó su relato: "Me dijo 'tengo su carta', y que le había llegado al corazón, de entre las cientos que recibe a diario. Estoy feliz. Es como que fui tocada por la mano de Dios. Me dijo que no estaba sola y que se iba a hacer justicia".
 
Alejandra además contó que desde que fue víctima de violación sufre presiones y que un hijo suyo fue detenido por la policía y que a pesar de sus denuncias, el acusado no recibió ningún tipo de sanción, sino que por el contrario, fue ascendido.