Recorre la naturaleza en el bosque protector Cerro Blanco

Redacción

mguaman

|

Martes 29 de Noviembre de 2016 - 12:30
compártelo
  • Es uno de los últimos remanentes de bosque seco de la costa ecuatoriana.
Es uno de los últimos remanentes de bosque seco de la costa ecuatoriana.
El bosque protector Cerro Blanco es uno de los mejores lugares que tiene Guayaquil para realizar ecoturismo.
 
Es una reserva privada de 6.078 hectáreas, es uno de los últimos remanentes de bosque seco de la costa ecuatoriana. Está ubicado en el extremo sureste de la Cordillera Chongón Colonche en la ciudad de Guayaquil, Provincia del Guayas. En el año 1989 se declaran 2.000 has de Bosque Protector, actualmente cuenta con 6078 hectáreas.
 
 
 
 
La entrada principal al área turística se encuentra ubicada en el km 16 de la vía Guayaquil – Salinas, frente a la Unidad Educativa Cenest Harvard.
 
En esta zona se han contabilizado 54 especies de mamíferos entre los que destacan el jaguar y el mono aullador. 
 
Además de 220 especies de aves, 9 de ellas en peligro de extinción como el papagayo de Guayaquil. 
 
Otro de sus grandes atractivos es la extensa vegetación, donde también podremos apreciar varias especies endémicas de la costa ecuatoriana.  
 
De esta forma, el aprendizaje se lo realiza de una forma dinámica e interactiva 
 
Por otro lado, en la zona de descanso hay un lugar ideal para hacer picnics en familia o incluso meditar junto a totems en un ambiente fresco por las suaves corrientes de aire puro.
 
Dentro de los programas de manejo del Bosque Protector Cerro Blanco se encuentra el de visitas que ofrece al turista la alternativa de distracción enfocada al deleite y aprecio a los recursos que la naturaleza brinda y que es nuestra responsabilidad proteger. 
 
Por eso y mucho más, visitar Cerro Blanco es una experiencia única que llena de energía, pero a la vez mucha paz al estar en contacto directo  con la naturaleza.
 

El bosque protector Cerro Blanco es uno de los mejores lugares que tiene Guayaquil para realizar ecoturismo.

 

Es una reserva privada de 6.078 hectáreas, es uno de los últimos remanentes de bosque seco de la costa ecuatoriana. Está ubicado en el extremo sureste de la Cordillera Chongón Colonche en la ciudad de Guayaquil, Provincia del Guayas. En el año 1989 se declaran 2.000 has de Bosque Protector, actualmente cuenta con 6078 hectáreas.

 

Lea: Cómo los guayaquileños disfrutaron de la Feria Internacional del Libro

 

Lea: Guayaqul vive la segunda edición de la Feria del Libro

 

 

La entrada principal al área turística se encuentra ubicada en el km 16 de la vía Guayaquil – Salinas, frente a la Unidad Educativa Cenest Harvard.

 

En esta zona se han contabilizado 54 especies de mamíferos entre los que destacan el jaguar y el mono aullador. 

 

Además de 220 especies de aves, 9 de ellas en peligro de extinción como el papagayo de Guayaquil. 

 

Otro de sus grandes atractivos es la extensa vegetación, donde también podremos apreciar varias especies endémicas de la costa ecuatoriana.  

 

De esta forma, el aprendizaje se lo realiza de una forma dinámica e interactiva 

 

Por otro lado, en la zona de descanso hay un lugar ideal para hacer picnics en familia o incluso meditar junto a totems en un ambiente fresco por las suaves corrientes de aire puro.

 

Dentro de los programas de manejo del Bosque Protector Cerro Blanco se encuentra el de visitas que ofrece al turista la alternativa de distracción enfocada al deleite y aprecio a los recursos que la naturaleza brinda y que es nuestra responsabilidad proteger. 

 

Por eso y mucho más, visitar Cerro Blanco es una experiencia única que llena de energía, pero a la vez mucha paz al estar en contacto directo  con la naturaleza.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos