Guayaquil reaviva su fe en Semana Santa

Redacción

mguaman

|

Jueves 12 de Mayo de 2016 - 11:54
compártelo
  • La Semana Santa en Guayaquil se vive intensamente y con un gran fervor en Guayaquil.
La Semana Santa en Guayaquil se vive intensamente y con un gran fervor en Guayaquil. La Semana Santa en Guayaquil se vive intensamente y con un gran fervor en Guayaquil.
Con el inicio de la Semana Santa los católicos tienen un espacio para reflexionar y cambiar su modo de vida. En el calendario litúrgico este es el año de la misericordia, un valor que puede ser vivido por toda persona, creyente o no.
 
Los rituales tradicionales se mantienen intactos desde hace varios siglos atrás, empezando por el ‘Domingo de Ramos’ que es el día en que se conmemora la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. 
 
Luego de hacer bendecir sus ramos muchos se unen a la procesión de Jesús del Gran Poder que parte de la iglesia San Francisco y recorre las principales calles céntricas de la ciudad. Participan veronas y cucuruchos mientras se realizan oraciones y cánticos de alabanza a Dios. 
 
La convocatoria de fieles católicos es masiva, incluso se unen turistas que llegan del extranjero.
 
“Estoy muy contento de ver esta procesión que muestra la fe católica de gran parte del pueblo guayaquileño, y como nosotros también somos católicos, nos gusta mucho participar”, dijo Igor Van Hemerick, turista extranjero.
 
Por otra parte, el ‘Jueves Santo’ es el día donde se recrea la Última Cena y el Lavatorio de los Pies. En este día también se tiene por tradición realizar la Ruta de las 7 iglesias. 
 
“Esto es algo extraordinario que solo sale de un amor profundo e intenso, que solo un corazón enamorado puede entender. Luego está el gesto de lavar los pies, donde aparece la reciprocidad, enseñando a los seres humanos que si queremos encontrarnos tenemos que sentarnos juntos, tenemos que ponernos al mismo nivel de los demás”, comentó el monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil.
 
El viernes se recuerda la pasión y muerte de Cristo y aunque es el único día del año en  que no se celebran misas, los fieles asisten a las iglesias para acompañar a Jesús en su vía crucis.
 
En este día, la procesión del Cristo del Consuelo es la que mayor número de personas congrega, siendo alrededor de más de medio millón de fieles.  
 
Así en cada parroquia de la ciudad se realiza pequeñas procesiones que recrean cómo fue el camino que Jesús tuvo que pasar hasta su crucifixión. Tal es el caso del recorrido que parte de la iglesia Santo Domingo y avanza por todo el cerro Santa Ana. 
 
“Lo hemos recordado con los católicos con una masiva cantidad de fieles que devotamente han asistido con fe, esperanza y caridad”, aseguró el padre José Carlos Tuárez, párroco de la iglesia Santo Domingo. 
 
El Sábado de Gloria es un día de oración y recogimiento. Finalmente, llega el Domingo de Resurrección, este es considerado el día más importante del año litúrgico, donde los fieles católicos lo celebran acudiendo a la misa pascual.
 
“Celebramos el triunfo de Jesús sobre la muerte, y más que todo es el momento donde se refuerza nuestra fe porque tenemos a un Jesús vivo y resucitado” dijo Gladys Molina, creyente católica.
 
“Es un día hermoso, de festejo en familia porque nuestro señor venció la muerte”, comentó Eduardo Mora, creyente católico.  
 
En este día se puede observar una multitudinaria celebración de fe, donde se conmemoran con una profunda devoción  los misterios  de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.
 
Por esto Guayaquil es un lugar imprescindible para vivir la Semana Santa, ya que es una ciudad que se ha consolidado como un importante destino para la peregrinación religiosa.

Con el inicio de la Semana Santa los católicos tienen un espacio para reflexionar y cambiar su modo de vida. En el calendario litúrgico este es el año de la misericordia, un valor que puede ser vivido por toda persona, creyente o no.

 

Los rituales tradicionales se mantienen intactos desde hace varios siglos atrás, empezando por el ‘Domingo de Ramos’ que es el día en que se conmemora la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. 

 

Luego de hacer bendecir sus ramos muchos se unen a la procesión de Jesús del Gran Poder que parte de la iglesia San Francisco y recorre las principales calles céntricas de la ciudad. Participan veronas y cucuruchos mientras se realizan oraciones y cánticos de alabanza a Dios. 

 

La convocatoria de fieles católicos es masiva, incluso se unen turistas que llegan del extranjero.

 

“Estoy muy contento de ver esta procesión que muestra la fe católica de gran parte del pueblo guayaquileño, y como nosotros también somos católicos, nos gusta mucho participar”, dijo Igor Van Hemerick, turista extranjero.

 

Por otra parte, el ‘Jueves Santo’ es el día donde se recrea la Última Cena y el Lavatorio de los Pies. En este día también se tiene por tradición realizar la Ruta de las 7 iglesias. 

 

“Esto es algo extraordinario que solo sale de un amor profundo e intenso, que solo un corazón enamorado puede entender. Luego está el gesto de lavar los pies, donde aparece la reciprocidad, enseñando a los seres humanos que si queremos encontrarnos tenemos que sentarnos juntos, tenemos que ponernos al mismo nivel de los demás”, comentó el monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil.

 

El viernes se recuerda la pasión y muerte de Cristo y aunque es el único día del año en  que no se celebran misas, los fieles asisten a las iglesias para acompañar a Jesús en su vía crucis.

 

En este día, la procesión del Cristo del Consuelo es la que mayor número de personas congrega, siendo alrededor de más de medio millón de fieles.  

 

Así en cada parroquia de la ciudad se realiza pequeñas procesiones que recrean cómo fue el camino que Jesús tuvo que pasar hasta su crucifixión. Tal es el caso del recorrido que parte de la iglesia Santo Domingo y avanza por todo el cerro Santa Ana. 

 

“Lo hemos recordado con los católicos con una masiva cantidad de fieles que devotamente han asistido con fe, esperanza y caridad”, aseguró el padre José Carlos Tuárez, párroco de la iglesia Santo Domingo. 

 

El Sábado de Gloria es un día de oración y recogimiento. Finalmente, llega el Domingo de Resurrección, este es considerado el día más importante del año litúrgico, donde los fieles católicos lo celebran acudiendo a la misa pascual.

 

“Celebramos el triunfo de Jesús sobre la muerte, y más que todo es el momento donde se refuerza nuestra fe porque tenemos a un Jesús vivo y resucitado” dijo Gladys Molina, creyente católica.

 

“Es un día hermoso, de festejo en familia porque nuestro señor venció la muerte”, comentó Eduardo Mora, creyente católico.  

 

En este día se puede observar una multitudinaria celebración de fe, donde se conmemoran con una profunda devoción  los misterios  de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

 

Por esto Guayaquil es un lugar imprescindible para vivir la Semana Santa, ya que es una ciudad que se ha consolidado como un importante destino para la peregrinación religiosa.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos