Andy Ruiz pierde el título Mundial ante Anthony Joshua

El púgil mexicano perdió en las tarjetas por 119-109, 118-110 y 118-110.

Anthony Joshua castigando a Andy Ruiz.
8 Diciembre, 2019, 11:31 am
Por: Kevin Verdezoto 
Uno de los eventos deportivos más impactantes de este año fue la victoria que Andy Ruiz Jr. obtuvo ante Anthony Joshua en el Madison Square Garden en junio, donde sorprendió al mundo y se proclamo nuevo rey de los pesos pesados. Pero el peleador británico aprendió al lección y este sábado en el Diriyah Arena hizo un combate muy inteligente y volvió al trono: se impuso por decisión unánime (119-109, 118-110 y 118-110) y recuperó sus títulos mundiales de la WBA, IBF y WBO.
 
Tras el triunfo del jamaiquino Dillian Whyte por decisión unánime sobre Mariusz Wach, y el empate entre el ruso Aleksandr Povektin y el estadounidense Michael Hunter, Ruiz (33-1) y Joshua (22-1) subieron al cuadrilátero para dar rienda suelta al segundo capítulo de una saga que quizás pueda tener otro combate en un futuro no muy lejano.
 
En los tres primeros asaltos se vio un Ruiz limitado por un Joshua que manejó las distancias y comenzó de maravillas, ya que logró meter un derechazo en el primer asalto que le provocó un corte en la ceja al mexicano. Llegando al ecuador de la pelea, allá por el sexto round, el libreto de cada uno era bien marcado. Cada uno trabajaba a su manera, con Joshua conectando más, pero con Ruiz aprovechando para evadir cada clinch y pegar mejor.
 
El británico manejó muy bien su estrategia, moviéndose constantemente por el perímetro, de derecha a izquierda y viceversa. El mexicano peleó siempre en el centro del ring y solamente pudo destacarse cuando logró acortar distancias en algunos momentos, aprovechando su poderío en el cuerpo a cuerpo.
 
“No estoy aquí por el espectáculo, estoy para ganar”, había dicho Joshua en la previa, por lo que bajó mucho de peso y se preparó físicamente para hacer un combate perfecto, resignando su condición noqueador nato y eligiendo moverse todo el combate para no entrar en el terreno que favorecía a su rival.
 
Ruiz, que nació en Estados Unidos pero tiene orígenes mexicanos, quien protagonizó una de las grandes sorpresas de la historia del boxeo al imponerse a Joshua en junio, ahora no pudo desplegar la potencia de sus puños y sufrió la segunda derrota de su carrera (33-2, con 22 KO).
 
Por su parte, el peleador británico, quien ahora tiene un récord de 23-1 (21 KO), restableció sus credenciales para enfrentarse a Deontay Wilder o su compatriota Tyson Fury. Aunque seguramente ‘The Destroyer’ Ruiz quiera revancha.
Uno de los eventos deportivos más impactantes de este año fue la victoria que Andy Ruiz Jr. obtuvo ante Anthony Joshua en el Madison Square Garden en junio, donde sorprendió al mundo y se proclamo nuevo rey de los pesos pesados. Pero el peleador británico aprendió al lección y este sábado en el Diriyah Arena hizo un combate muy inteligente y volvió al trono: se impuso por decisión unánime (119-109, 118-110 y 118-110) y recuperó sus títulos mundiales de la WBA, IBF y WBO.
 
Tras el triunfo del jamaiquino Dillian Whyte por decisión unánime sobre Mariusz Wach, y el empate entre el ruso Aleksandr Povektin y el estadounidense Michael Hunter, Ruiz (33-1) y Joshua (22-1) subieron al cuadrilátero para dar rienda suelta al segundo capítulo de una saga que quizás pueda tener otro combate en un futuro no muy lejano.
 
En los tres primeros asaltos se vio un Ruiz limitado por un Joshua que manejó las distancias y comenzó de maravillas, ya que logró meter un derechazo en el primer asalto que le provocó un corte en la ceja al mexicano. Llegando al ecuador de la pelea, allá por el sexto round, el libreto de cada uno era bien marcado. Cada uno trabajaba a su manera, con Joshua conectando más, pero con Ruiz aprovechando para evadir cada clinch y pegar mejor.
 
El británico manejó muy bien su estrategia, moviéndose constantemente por el perímetro, de derecha a izquierda y viceversa. El mexicano peleó siempre en el centro del ring y solamente pudo destacarse cuando logró acortar distancias en algunos momentos, aprovechando su poderío en el cuerpo a cuerpo.
 
“No estoy aquí por el espectáculo, estoy para ganar”, había dicho Joshua en la previa, por lo que bajó mucho de peso y se preparó físicamente para hacer un combate perfecto, resignando su condición noqueador nato y eligiendo moverse todo el combate para no entrar en el terreno que favorecía a su rival.
 
Ruiz, que nació en Estados Unidos pero tiene orígenes mexicanos, quien protagonizó una de las grandes sorpresas de la historia del boxeo al imponerse a Joshua en junio, ahora no pudo desplegar la potencia de sus puños y sufrió la segunda derrota de su carrera (33-2, con 22 KO).
 
Por su parte, el peleador británico, quien ahora tiene un récord de 23-1 (21 KO), restableció sus credenciales para enfrentarse a Deontay Wilder o su compatriota Tyson Fury. Aunque seguramente ‘The Destroyer’ Ruiz quiera revancha.