Tottenham pierde en el regreso de Harry Kane

El delantero inglés se recuperó antes de tiempo de su lesión en el tobillo izquierdo.

El delantero inglés se recuperó antes de tiempo de su lesión en el tobillo izquierdo. Foto: OLI SCARFF / AFP
23 Febrero, 2019, 10:37 am
Por: Redacción 

Harry Kane reapareció después de seis semanas de baja por lesión, siendo titular y marcando un gol, pero su Tottenham cayó derrotado por 2-1 en el campo del Burnley, este sábado en la 27ª jornada de la Premier League.

Los 'Spurs' desperdiciaron así la oportunidad de colocarse a dos puntos de los colíderes Manchester City y Liverpool. Siguen por lo tanto a cinco unidades de la cabeza de la tabla.

El City, que el domingo juega ante el Chelsea la final de la Copa de la Liga, adelantó al 6 de febrero su partido de esta 27ª jornada, ganando entonces 2 a 0 al Everton, pero el Liverpool tiene pendiente su compromiso, que es la visita el domingo al Manchester United. En caso de victoria en Old Trafford, el Liverpool se destacaría como líder con 3 puntos más que el Manchester City y ampliaría a 8 puntos su margen sobre el Tottenham.

En el partido de este sábado en Burnley, todos los tantos llegaron en la segunda mitad, después de un primer tiempo decepcionante, donde únicamente destacaron destellos puntuales de Kane.

El neozelandés Chris Wood adelantó a los locales con un remate de cabeza en un saque de esquina. Esa jugada generó controversia, ya que el Tottenham estimaba que no debía haberse concedido córner, algo que enfadó especialmente al entrenador argentino de los londinenses, Mauricio Pochettino.

Kane igualó en el 65: recibió un saque de banda de Danny Rose, se adentró en el área en carrera y terminó la jugada con un tiro cruzado que ponía el empate provisional en el estadio Turf Moor. El Burnley asestó el zarpazo definitivo en la recta final, cuando en el 83 Ashley Barnes remató en el área pequeña un pase de su compañero islandés Johann Berg Gudmundsson.

Ese tanto amargó el regreso de Kane, que se había dañado el tobillo izquierdo a principios de enero. Entonces se estimó una ausencia hasta inicios de marzo, pero el capitán de la selección inglesa se recuperó antes de lo previsto.

Es el decimoquinto gol liguero para Kane este curso, igualando con el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (Arsenal). Únicamente hay dos jugadores por delante en la tabla de máximos anotadores, el argentino Sergio Agüero (Manchester City) y el egipcio Mohamed Salah (Liverpool), que llevan 17 cada uno. La derrota complica las aspiraciones del Tottenham de ser campeón y el enfado de Pochettino con los árbitros, captado por las cámaras de televisión, podría llevarle a ser sancionado. "Lo que pasa en el campo, se queda en el campo. No tengo nada que decir. No merecemos la derrota, pero así es el fútbol", se resignó el técnico argentino. 

AFP

Harry Kane reapareció después de seis semanas de baja por lesión, siendo titular y marcando un gol, pero su Tottenham cayó derrotado por 2-1 en el campo del Burnley, este sábado en la 27ª jornada de la Premier League.

Los 'Spurs' desperdiciaron así la oportunidad de colocarse a dos puntos de los colíderes Manchester City y Liverpool. Siguen por lo tanto a cinco unidades de la cabeza de la tabla.

El City, que el domingo juega ante el Chelsea la final de la Copa de la Liga, adelantó al 6 de febrero su partido de esta 27ª jornada, ganando entonces 2 a 0 al Everton, pero el Liverpool tiene pendiente su compromiso, que es la visita el domingo al Manchester United. En caso de victoria en Old Trafford, el Liverpool se destacaría como líder con 3 puntos más que el Manchester City y ampliaría a 8 puntos su margen sobre el Tottenham.

En el partido de este sábado en Burnley, todos los tantos llegaron en la segunda mitad, después de un primer tiempo decepcionante, donde únicamente destacaron destellos puntuales de Kane.

El neozelandés Chris Wood adelantó a los locales con un remate de cabeza en un saque de esquina. Esa jugada generó controversia, ya que el Tottenham estimaba que no debía haberse concedido córner, algo que enfadó especialmente al entrenador argentino de los londinenses, Mauricio Pochettino.

Kane igualó en el 65: recibió un saque de banda de Danny Rose, se adentró en el área en carrera y terminó la jugada con un tiro cruzado que ponía el empate provisional en el estadio Turf Moor. El Burnley asestó el zarpazo definitivo en la recta final, cuando en el 83 Ashley Barnes remató en el área pequeña un pase de su compañero islandés Johann Berg Gudmundsson.

Ese tanto amargó el regreso de Kane, que se había dañado el tobillo izquierdo a principios de enero. Entonces se estimó una ausencia hasta inicios de marzo, pero el capitán de la selección inglesa se recuperó antes de lo previsto.

Es el decimoquinto gol liguero para Kane este curso, igualando con el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang (Arsenal). Únicamente hay dos jugadores por delante en la tabla de máximos anotadores, el argentino Sergio Agüero (Manchester City) y el egipcio Mohamed Salah (Liverpool), que llevan 17 cada uno. La derrota complica las aspiraciones del Tottenham de ser campeón y el enfado de Pochettino con los árbitros, captado por las cámaras de televisión, podría llevarle a ser sancionado. "Lo que pasa en el campo, se queda en el campo. No tengo nada que decir. No merecemos la derrota, pero así es el fútbol", se resignó el técnico argentino.