Inicio ·Especiales · Artículo

Jorge Glas, conociendo al nuevo Vicepresidente

Redacción

gpinasco

|

Viernes 24 de Mayo de 2013 - 9:25
compártelo
El nuevo Vicepresidente del tercer gobierno de Rafael Correa, coincide en la raíz del mandatario. Guayaquileño, de infancia difícil, un padre ausente y una madre de gran carácter que lo ayudó a salir adelante. 
 
De clase media, el mayor de tres hermanos de padre y madre, estudió en el Colegio Cristóbal Colón. En sus pasillo conoció a Rafael Correa, líder colegial de los Boy Socuts, donde llegó a ser un jefe de patrulla. 
 
Esa condición lo hizo ser escogido para sumarse al flamante Gobierno de la 'Revolución Ciudadana' en el 2006, empezando como presidente del directorio Fondo de Solidaridad, ahora extinto. 
 
Ejecutor de la fusión de las empresas eléctricas y telefónicas, creó la Corporación Nacional de Telecomunicaciones y fue presidente del Conatel en los polémicos momentos en que se sancionaba a Teleamazonas y se retiraba la frecuencia a Radio Arutam, en el Oriente ecuatoriano. 
 
Una zona que el Vicepresidente Glas conoce bien por su trabajo es la última guerra no declarada con Perú, la Guerra del Cenepa. Glas fue encargado de instalar redes de comunicación en medio del conflicto. Por su labor fue condecorado por las Fuerzas Armadas. 
 
Eran años difíciles según él mismo ha reconocido en entrevistas con medios públicos. Trabajaba y estudiaba Ingeniería en la Espol, años en que el amor llegó a su vida. Contrajo matrimonio con Cinthya Díaz, con quien ha procreado dos hijos. 
 
De reconocido izquierdismo, fue tentado por Pachakutic para una candidatura Vicepresidencial en las elecciones del 2006. Pero iría  amoldándose políticamente en Alianza PAIS, en cuyo Gobierno fue Ministro de Telecomunicaciones al dejar el Fondo de Solidaridad. 
 
La prensa lo ha llamado “el hombre de los contratos millonarios” pues no solo obtuvo el financiamiento de China para el proyecto Coca Codo Sinclair, el más grande de la historia del Ecuador, sino que fue parte de las negociaciones de telefonía celular y otras. 
 
Dejó el Ministerio de Telecomunicaciones, pasando al Ministerio Coordinador de los Sectores Estratégicos, donde concretó la puesta en marcha de un plan de inversiones en la generación eléctrica del país, a través de ocho centrales hidroeléctricas.Tal vez fue esta la carta de presentación para su candidatura vicepresidencial no buscada. 
 
Fue escogido por el Jefe de Estado y ello coincidió con denuncias de plagio de su tesis de grado, desestimadas por su Alma Mater, la Escuela Politécnica del Litoral. 
 
La polémica no lo ha abandonado, pues ha sido acusado de proteger a su padre que enfrenta un juicio. A manera de respuesta, recordó que su progenitor dejó a su familia cuando él tenía siete años de edad. 
 
Esquivo con la prensa y alejado de la exposición pública, llega a la Vicepresidencia para suceder a Lenín Moreno, con una agenda y perfil totalmente diferentes, pues le ha sido encomendado no solo seguir al frente de los sectores estratégicos, sino manejar también los sectores productivos. 
 

El nuevo Vicepresidente del tercer gobierno de Rafael Correa, coincide en la raíz del mandatario. Guayaquileño, de infancia difícil, un padre ausente y una madre de gran carácter que lo ayudó a salir adelante. 

 

De clase media, el mayor de tres hermanos de padre y madre, estudió en el Colegio Cristóbal Colón. En sus pasillo conoció a Rafael Correa, líder colegial de los Boy Socuts, donde llegó a ser un jefe de patrulla. 

 

Esa condición lo hizo ser escogido para sumarse al flamante Gobierno de la 'Revolución Ciudadana' en el 2006, empezando como presidente del directorio Fondo de Solidaridad, ahora extinto. 

 

Ejecutor de la fusión de las empresas eléctricas y telefónicas, creó la Corporación Nacional de Telecomunicaciones y fue presidente del Conatel en los polémicos momentos en que se sancionaba a Teleamazonas y se retiraba la frecuencia a Radio Arutam, en el Oriente ecuatoriano. 

 

Una zona que el Vicepresidente Glas conoce bien por su trabajo es la última guerra no declarada con Perú, la Guerra del Cenepa. Glas fue encargado de instalar redes de comunicación en medio del conflicto. Por su labor fue condecorado por las Fuerzas Armadas. 

 

Eran años difíciles según él mismo ha reconocido en entrevistas con medios públicos. Trabajaba y estudiaba Ingeniería en la Espol, años en que el amor llegó a su vida. Contrajo matrimonio con Cinthya Díaz, con quien ha procreado dos hijos. 

 

De reconocido izquierdismo, fue tentado por Pachakutic para una candidatura Vicepresidencial en las elecciones del 2006. Pero iría  amoldándose políticamente en Alianza PAIS, en cuyo Gobierno fue Ministro de Telecomunicaciones al dejar el Fondo de Solidaridad. 

 

La prensa lo ha llamado “el hombre de los contratos millonarios” pues no solo obtuvo el financiamiento de China para el proyecto Coca Codo Sinclair, el más grande de la historia del Ecuador, sino que fue parte de las negociaciones de telefonía celular y otras. 

 

Dejó el Ministerio de Telecomunicaciones, pasando al Ministerio Coordinador de los Sectores Estratégicos, donde concretó la puesta en marcha de un plan de inversiones en la generación eléctrica del país, a través de ocho centrales hidroeléctricas.Tal vez fue esta la carta de presentación para su candidatura vicepresidencial no buscada. 

 

Fue escogido por el Jefe de Estado y ello coincidió con denuncias de plagio de su tesis de grado, desestimadas por su Alma Mater, la Escuela Politécnica del Litoral. 

 

La polémica no lo ha abandonado, pues ha sido acusado de proteger a su padre que enfrenta un juicio. A manera de respuesta, recordó que su progenitor dejó a su familia cuando él tenía siete años de edad. 

 

Esquivo con la prensa y alejado de la exposición pública, llega a la Vicepresidencia para suceder a Lenín Moreno, con una agenda y perfil totalmente diferentes, pues le ha sido encomendado no solo seguir al frente de los sectores estratégicos, sino manejar también los sectores productivos. 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos