La altura del techo afecta cómo piensas y actúas

Una investigadora de la Universidade Minnesota realizó la investigación.

  • Una investigadora de la Universidade Minnesota realizó la investigación.
25 Abril, 2014, 4:20 pm
Por: Redacción 
Un estudio elaborado por Joan Meyers-Levy, profesora en marketing de la Universidad de Minnesota, afirma que la altura del techo bajo el cual las personas hacen sus actividades puede afectar la forma en la que piensan o actúan.  El estudio fue publicado por el periódico científico Chicago Journals.
 
La investigación afirma que cuando la gente realiza una actividad bajo un techo alto, las personas pueden liberar su pensamiento y encontrar maneras más creativas para realizar sus creaciones. 
 
Mientras tanto, cuando la altura del techo es menor, las personas tiene la tendencia de enfocar sus ideas en detalles específicos de sus tareas. 
 
E l trabajo académico de Meyers-Levy explica que los seres humanos somos muy sensibles al espacio físico en el que nos desenvolvemos que ciertos ambientes pueden favorecer determinadas tareas y otros no. 
 
El estudio también precisa que factores como la iluminación también ofrecen diferentes dimensiones psicológicas a los humanos. Por ejemplo, explica que no es lo mismo estudiar o trabajar con una luz artificial en una habitación que frente a un gran ventanal mirando la naturaleza. 
Un estudio elaborado por Joan Meyers-Levy, profesora en marketing de la Universidad de Minnesota, afirma que la altura del techo bajo el cual las personas hacen sus actividades puede afectar la forma en la que piensan o actúan.  El estudio fue publicado por el periódico científico Chicago Journals.
 
La investigación afirma que cuando la gente realiza una actividad bajo un techo alto, las personas pueden liberar su pensamiento y encontrar maneras más creativas para realizar sus creaciones. 
 
Mientras tanto, cuando la altura del techo es menor, las personas tiene la tendencia de enfocar sus ideas en detalles específicos de sus tareas. 
 
E l trabajo académico de Meyers-Levy explica que los seres humanos somos muy sensibles al espacio físico en el que nos desenvolvemos que ciertos ambientes pueden favorecer determinadas tareas y otros no. 
 
El estudio también precisa que factores como la iluminación también ofrecen diferentes dimensiones psicológicas a los humanos. Por ejemplo, explica que no es lo mismo estudiar o trabajar con una luz artificial en una habitación que frente a un gran ventanal mirando la naturaleza. 
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.

Tags Relacionados

TEMAS RELACIONADOS