Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Cirujano plástico “esculpe” a la mujer ideal y se casa con ella

Redacción

tmenendez

|

Martes 03 de Septiembre de 2013 - 9:42
compártelo
Su nombre se popularizó tras realizar la primera cirugía de reconstrucción vaginal posparto, luego por aparecer en el reality “Dr. 902010”; ahora es envidiado por “esculpir” a la que considera la mujer perfecta, y de paso se casa con ella. 
 
David Matlock es el cirujano que en 2007 realizó una vaginoplastia a Verónica, luego de que esta tuviera a su primera hija. En esa época, ella pesaba 18 kilos más que hoy; sin embargo, el médico le vio “gran potencial”, y fue así que la convenció para que fuera la materia prima con la que comenzó a esculpir a “la mujer ideal”, de acuerdo a los patrones estéticos del buen David. 
 
El proceso fue denominado “Transformación de la Mujer Maravilla” y consiste en varios procedimientos, que incluyeron lipoescultura en el mentón, los brazos y las piernas, así como una arregladita al trasero para dejárselo “a la brasileña”. 
 
Como vio que no le salió tan mal, Matlock comenzó a salir con Verónica y tiempo después contrajeron matrimonio; pero por si fuera poco, la mujer se sometió a una intervención en el Punto G, con el fin de mejorar su experiencia sexual.
 
Isabella, la hija de Veronica, no es la única que desaprueba lo que hizo el doctor con su mamá, ya que Matlock ha sido demandado más de 10 veces en la última década por malas prácticas médicas.
 
Matlock dice que su amor no es solo de liposucción y botox, ya que estarán en la salud y en la enfermedad.
 
Él, de 49 años, y su mujer, de 38, participan en concursos de fisicoculturismo. Verónica dijo que es “una propaganda viva” del talento de su esposo. 

Su nombre se popularizó tras realizar la primera cirugía de reconstrucción vaginal posparto, luego por aparecer en el reality “Dr. 902010”; ahora es envidiado por “esculpir” a la que considera la mujer perfecta, y de paso se casa con ella. 

 

David Matlock es el cirujano que en 2007 realizó una vaginoplastia a Verónica, luego de que esta tuviera a su primera hija. En esa época, ella pesaba 18 kilos más que hoy; sin embargo, el médico le vio “gran potencial”, y fue así que la convenció para que fuera la materia prima con la que comenzó a esculpir a “la mujer ideal”, de acuerdo a los patrones estéticos del buen David. 

 

El proceso fue denominado “Transformación de la Mujer Maravilla” y consiste en varios procedimientos, que incluyeron lipoescultura en el mentón, los brazos y las piernas, así como una arregladita al trasero para dejárselo “a la brasileña”. 

 

Como vio que no le salió tan mal, Matlock comenzó a salir con Verónica y tiempo después contrajeron matrimonio; pero por si fuera poco, la mujer se sometió a una intervención en el Punto G, con el fin de mejorar su experiencia sexual.

 

Isabella, la hija de Veronica, no es la única que desaprueba lo que hizo el doctor con su mamá, ya que Matlock ha sido demandado más de 10 veces en la última década por malas prácticas médicas.

 

Matlock dice que su amor no es solo de liposucción y botox, ya que estarán en la salud y en la enfermedad.

 

Él, de 49 años, y su mujer, de 38, participan en concursos de fisicoculturismo. Verónica dijo que es “una propaganda viva” del talento de su esposo. 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos