Crean sostén que se desabrocha con un aplauso

El 'Clap-off Bra' fue creado por Randy Sárafan, un artista hacker estadounidense.

18 Julio, 2013, 4:39 pm
Por: Redacción 
Ya existe un sujetador que se desata con el sonido de las palmas. Fue creado por Randy Sárafan, un artista hacker, según describen en Cnet y este se inspiró en modelos de ropa interior ‘electrónica’ que vio en bazares sirios. En ese caso, los sujetadores llevaban luces, brillaban en la oscuridad o se controlaban con el mando a distancia.
 
Se llama ‘Clap-off Bra’ y el sujetador (con baterías) utiliza un electroimán que se controla con un interruptor que se activa cuando alguien aplaude.
 
“En Occidente, a menudo pensamos en las culturas árabes como sociedades sexualmente reprimidos, cuando de hecho resulta que son claramente pasos agigantados por delante de nosotros en los avances en la tecnología de la ropa interior”, escribe en Instructables. “Los que estamos en las culturas occidentales tenemos que aprender una o dos cosas de los sirios sobre la ropa interior llamativa y electrónica.”
 
Antes de dar con esta creación probó varias formas de hacer que un sujetador de desabrocharse solo, pero los intentos, desde un mini motor que levantase una bisagra o una chispa que quemase hilos, fueron infructuosos.
 
El creador escribe en la página Instructables que habló con expertos en ropa interior femenina y le comentó sus intentos fallidos. De esa conversación surgió la idea del electroimán.

Ya existe un sujetador que se desata con el sonido de las palmas. Fue creado por Randy Sárafan, un artista hacker, según describen en Cnet y este se inspiró en modelos de ropa interior ‘electrónica’ que vio en bazares sirios. En ese caso, los sujetadores llevaban luces, brillaban en la oscuridad o se controlaban con el mando a distancia.
 
Se llama ‘Clap-off Bra’ y el sujetador (con baterías) utiliza un electroimán que se controla con un interruptor que se activa cuando alguien aplaude.
 
“En Occidente, a menudo pensamos en las culturas árabes como sociedades sexualmente reprimidos, cuando de hecho resulta que son claramente pasos agigantados por delante de nosotros en los avances en la tecnología de la ropa interior”, escribe en Instructables. “Los que estamos en las culturas occidentales tenemos que aprender una o dos cosas de los sirios sobre la ropa interior llamativa y electrónica.”
 
Antes de dar con esta creación probó varias formas de hacer que un sujetador de desabrocharse solo, pero los intentos, desde un mini motor que levantase una bisagra o una chispa que quemase hilos, fueron infructuosos.
 
El creador escribe en la página Instructables que habló con expertos en ropa interior femenina y le comentó sus intentos fallidos. De esa conversación surgió la idea del electroimán.

Notas Relacionadas

Le puede interesar
TEMAS RELACIONADOS