Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Mito o realidad: ¿03H33 es la hora de los muertos?

Redacción

tmenendez

|

Sábado 23 de Mayo de 2015 - 11:43
compártelo
¿Se ha despertado alguna vez en medio de la noche y ha descubierto que eran las 03H33? Quizás al ver esa hora, usted hizo una mueca de molestia, pero la molestia se puede convertir en extrañeza si, al día siguiente vuelve a abrir los ojos justo la misma hora. Incluso, en las películas de terror, la mayoría de las cosas raras ocurre en ese horario.
 
Se trata en realidad de un fenómeno común que muchas personas han experimentado alguna vez. Hay cierta leyenda urbana y una explicación científica que lo esclarece.
 
Son muchos los años en que llevan recogiéndose miles de testimonios a escala mundial y de todas las culturas sobre la llamada “hora del muerto”, es decir, las 03H33. Suele decirse que es en ese instante cuando más fenómenos paranormales se experimentan, instantes en que se producen sensaciones extrañas e incluso visiones fantasmales.
 
Otro dato a tener en cuenta es que muchas personas afirman que es a esta hora cuando sufren el fenómeno denominado “parálisis del sueño”. Tan afamado es este tramo horario dentro del campo de lo inexplicable, que incluso la corriente católica ha intentado aportar su propia y original explicación:  Jesucristo murió a las 15H00 (obviamente es una teoría no demostrada), siendo las 03H00 la hora opuesta. 
 
Para los amantes de lo paranormal, 03H33 es el momento en que se descorre el velo de lo sobrenatural en su verdadera esencia, para unir el mundo de los vivos y las personas que habitan en el más allá. Un breve instante en que puede darse la comunicación con nuestros familiares fallecidos, ahí donde estamos medio envueltos por la nebulosa de lo onírico, un momento en que, tal vez no sabemos diferenciar lo real de lo irreal.
 
 
 
 
Lo que nos dice la ciencia
Según algunas investigaciones, es habitual que se sucedan más muertes entre las 03H00 y las 05H00,  porque es en este tramo horario cuando el sistema inmunitario de nuestro cuerpo está más vulnerable. Es un instante en que suelen fallecer personas muy enfermas o terminales, sencillamente, porque están mucho más débiles.
 
Ante la pregunta que le hacemos a médicos y psiquiatras de por qué nos solemos despertar con más frecuencia a esta hora, y por lo normal, asaltados por la ansiedad y el miedo, ellos nos dicen que nos es más que efecto del estrés y también de un aspecto evolutivo que el ser humano sigue experimentando. Se trata del miedo a la noche, a lo inesperado. Un miedo colectivo a la oscuridad, que se traduce en un aguzamiento de los sentidos, a una sensación de alerta que provoca que nos despertemos de golpe, como alarmados, como si algo ocurriera algo.
 
Históricamente, nuestra especie era más vulnerable durante la noche que en las horas del día, por lo tanto, somos propensos a una mayor sensación de miedo durante ese tiempo. El miedo a la oscuridad se sigue heredando de generación en generación, aunque no somos conscientes de ello.
 
En periodos de estrés y ansiedad, es habitual que nos despertemos de improviso, como llevados por un pánico súbito y asfixiante.
 

¿Se ha despertado alguna vez en medio de la noche y ha descubierto que eran las 03H33? Quizás al ver esa hora, usted hizo una mueca de molestia, pero la molestia se puede convertir en extrañeza si, al día siguiente vuelve a abrir los ojos justo la misma hora. Incluso, en las películas de terror, la mayoría de las cosas raras ocurre en ese horario.

 

Se trata en realidad de un fenómeno común que muchas personas han experimentado alguna vez. Hay cierta leyenda urbana y una explicación científica que lo esclarece.

 

Son muchos los años en que llevan recogiéndose miles de testimonios a escala mundial y de todas las culturas sobre la llamada “hora del muerto”, es decir, las 03H33. Suele decirse que es en ese instante cuando más fenómenos paranormales se experimentan, instantes en que se producen sensaciones extrañas e incluso visiones fantasmales.

 

Otro dato a tener en cuenta es que muchas personas afirman que es a esta hora cuando sufren el fenómeno denominado “parálisis del sueño”. Tan afamado es este tramo horario dentro del campo de lo inexplicable, que incluso la corriente católica ha intentado aportar su propia y original explicación:  Jesucristo murió a las 15H00 (obviamente es una teoría no demostrada), siendo las 03H00 la hora opuesta. 

 

Para los amantes de lo paranormal, 03H33 es el momento en que se descorre el velo de lo sobrenatural en su verdadera esencia, para unir el mundo de los vivos y las personas que habitan en el más allá. Un breve instante en que puede darse la comunicación con nuestros familiares fallecidos, ahí donde estamos medio envueltos por la nebulosa de lo onírico, un momento en que, tal vez no sabemos diferenciar lo real de lo irreal.

 

 

Mitos de la ciencia que muchos seguimos creyendo

 

 

Lo que nos dice la ciencia

Según algunas investigaciones, es habitual que se sucedan más muertes entre las 03H00 y las 05H00,  porque es en este tramo horario cuando el sistema inmunitario de nuestro cuerpo está más vulnerable. Es un instante en que suelen fallecer personas muy enfermas o terminales, sencillamente, porque están mucho más débiles.

 

Ante la pregunta que le hacemos a médicos y psiquiatras de por qué nos solemos despertar con más frecuencia a esta hora, y por lo normal, asaltados por la ansiedad y el miedo, ellos nos dicen que nos es más que efecto del estrés y también de un aspecto evolutivo que el ser humano sigue experimentando. Se trata del miedo a la noche, a lo inesperado. Un miedo colectivo a la oscuridad, que se traduce en un aguzamiento de los sentidos, a una sensación de alerta que provoca que nos despertemos de golpe, como alarmados, como si algo ocurriera algo.

 

Históricamente, nuestra especie era más vulnerable durante la noche que en las horas del día, por lo tanto, somos propensos a una mayor sensación de miedo durante ese tiempo. El miedo a la oscuridad se sigue heredando de generación en generación, aunque no somos conscientes de ello.

 

En periodos de estrés y ansiedad, es habitual que nos despertemos de improviso, como llevados por un pánico súbito y asfixiante.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos