Inicio ·Entretenimiento · Artículo

La importancia de no creer

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 11 de Septiembre de 2013 - 10:58
compártelo
Una chica ejecuta, a través de un vídeo, la última moda en internet: Twerking, consiste en un baile en el que se mueven las caderas a diestra y siniestra para dar una imagen de sensualidad, pero las cosas no salen bien.
 
En uno de los movimientos la chica, de cabeza, pone sus piernas contra la puerta mientras baila. Alguien abre la puerta y ella cae estrepitosamente en una mesa de centro llena de velas y las llamas empiezan a expandirse en su pierna. El vídeo termina.
 
Esos 37 segundos de imágenes han conseguido hasta el momento más de 11 millones de reproducciones en YouTube. La cinta se difunde en centenares de noticieros en el mundo y ha dejado a muchos internautas preocupados por la salud de la protagonista. Ahora sabemos que el vídeo es falso.
 
Se trata de una broma planeada por Jimmy Kimmel, presentador de TV en Estados Unidos, que en su programa presentó a la protagonista del vídeo viral como una actriz para después mostrar clips de todos los noticieros que creyeron que el video era real. El episodio del fallido twerking nos deja dos lecciones: no todo lo que brilla es oro y lo impactante, falso o no, viaja a la velocidad de la luz.
BBCMundo.com
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos