En defensa de Ben Affleck, el nuevo Batman

Las críticas hacia Affleck abundan, pero ¿ya olvidaron al Ben de "Argo" y "The Town"?

25 Agosto, 2013, 3:09 pm
Por: Redacción 
Ya nadie se acuerda que Ben Affleck ganó la Copa Volpi en el Festival de Cine de Venecia por interpretar a George Reeves, el actor que hizo de Superman en la serie de televisión de finales de los 50 y que murió en condiciones misteriosas.
 
Luego de los éxitos de su faceta como director con The Town y Argo, y de atravesar el drama de ser ignorado como director en los Oscar 2013, atrás parecieron quedar los días en que Affleck cargaba con el mastodóntico estigma de ser una fallida promesa del cine de Hollywood.
 
Esos días no han acabado del todo. Warner anunció que Affleck interpretará a Batman en la próxima película de Superman. Decisión que desató la desaprobación de mucha gente.
 
Es verdad, la película de Superman llega en un punto en que los superhéroes han sido sobre expuestos, donde hay poco atractivo en las propuestas.
 
El precedente de Affleck, que justo hace 10 años fue despedazado por la crítica por Gigli (que hizo con su entonces novia Jennifer Lopez) y la adaptación de cómic Daredevil, es Christian Bale, el Batman de Christopher Nolan.
 
No es nada casual que Warner quiera capitalizar la estela del genio de Nolan y la fantasía, al estilo Los vengadores, de la reunión de héroes.
 
Debería quedar claro que El Caballero de la Noche se acabó con Nolan, incluso se agotó con él. Se olvida que un actor no hace un proyecto o película. La obsesión por Tony Stark / Iron Man / Robert Downey Jr. es una cuestión que Hollywood ha impuesto para asegurar las finanzas a través del poder de las estrellas. Olvidan que Affleck ha demostrado más ambición que esa.
 
Quienes crean que el Batman de Ben no tendrá fuerza expresiva o profundidad, es porque no confían en el director (Zack Snyder será el director de Batman vs. Superman, a estrenarse en el 2015), quien pone a prueba su talento y el de los actores, como el de todo un equipo, mediante una idea, un guión, una historia; todo ello lo sabe Affleck, que tiene la experiencia para componer un personaje y sobrevivir a él.
 
Pero si esto no fuera prueba suficiente de cuanto nos podría llegar a sorprender el papel de este actor, recuerden cuando contrataron a Heath Ledger para interpretar al Guasón en “The Dark Knight”. Nadie estaba muy animado sobre la decisión y dudaban que este mejore al “Joker” de Tim Burton interpretado por Jack Nicholson.
 
¿Qué pasó después? Heath Ledger pasó a la historia como el mejor villano de todos por su perfecta interpretación. Incluso recibió un Oscar póstumo. 
 
Finalmente, ¿no es Batman un outsider que vive oculto en su propia coraza como protección al elogio convertido en vituperio? Affleck sabe mucho de eso.
 
Fuente: Ecuavisa.com / Esmas
Ya nadie se acuerda que Ben Affleck ganó la Copa Volpi en el Festival de Cine de Venecia por interpretar a George Reeves, el actor que hizo de Superman en la serie de televisión de finales de los 50 y que murió en condiciones misteriosas.
 
Luego de los éxitos de su faceta como director con The Town y Argo, y de atravesar el drama de ser ignorado como director en los Oscar 2013, atrás parecieron quedar los días en que Affleck cargaba con el mastodóntico estigma de ser una fallida promesa del cine de Hollywood.
 
Esos días no han acabado del todo. Warner anunció que Affleck interpretará a Batman en la próxima película de Superman. Decisión que desató la desaprobación de mucha gente.
 
Es verdad, la película de Superman llega en un punto en que los superhéroes han sido sobre expuestos, donde hay poco atractivo en las propuestas.
 
El precedente de Affleck, que justo hace 10 años fue despedazado por la crítica por Gigli (que hizo con su entonces novia Jennifer Lopez) y la adaptación de cómic Daredevil, es Christian Bale, el Batman de Christopher Nolan.
 
No es nada casual que Warner quiera capitalizar la estela del genio de Nolan y la fantasía, al estilo Los vengadores, de la reunión de héroes.
 
Debería quedar claro que El Caballero de la Noche se acabó con Nolan, incluso se agotó con él. Se olvida que un actor no hace un proyecto o película. La obsesión por Tony Stark / Iron Man / Robert Downey Jr. es una cuestión que Hollywood ha impuesto para asegurar las finanzas a través del poder de las estrellas. Olvidan que Affleck ha demostrado más ambición que esa.
 
Quienes crean que el Batman de Ben no tendrá fuerza expresiva o profundidad, es porque no confían en el director (Zack Snyder será el director de Batman vs. Superman, a estrenarse en el 2015), quien pone a prueba su talento y el de los actores, como el de todo un equipo, mediante una idea, un guión, una historia; todo ello lo sabe Affleck, que tiene la experiencia para componer un personaje y sobrevivir a él.
 
Pero si esto no fuera prueba suficiente de cuanto nos podría llegar a sorprender el papel de este actor, recuerden cuando contrataron a Heath Ledger para interpretar al Guasón en “The Dark Knight”. Nadie estaba muy animado sobre la decisión y dudaban que este mejore al “Joker” de Tim Burton interpretado por Jack Nicholson.
 
¿Qué pasó después? Heath Ledger pasó a la historia como el mejor villano de todos por su perfecta interpretación. Incluso recibió un Oscar póstumo. 
 
Finalmente, ¿no es Batman un outsider que vive oculto en su propia coraza como protección al elogio convertido en vituperio? Affleck sabe mucho de eso.