Marc Anthony recordó sus orígenes en East Harlem, Nueva York y grabó un video

Grabó un video en el barrio East Harlem en Nueva York y dejó en claro que sí es estadounidense.

22 Julio, 2013, 2:03 pm
Por: Redacción 
El popular cantante no parece haber quedado conforme con las explicaciones públicas que tuvo que dar cuando algunos espectadores cuestionaron su ciudadanía estadounidense durante el Partido de las Estrellas de la liga norteamericana de béisbol, un evento en el que el puertorriqueño fue elegido para interpretar el himno nacional ante una audiencia millonaria.
 
Tras zanjar el intenso debate que se formó recordando a sus críticos que había nacido en el barrio neoyorquino de Harlem y que nada tenía que ver con el "maldito mexicano" con el que muchos internautas le habían identificado, este fin de semana Marc quiso insistir en su orgullo de ser estadounidense visitando el barrio en el que nació y se crió, con el fin de darse un baño de multitudes con sus convecinos y de paso grabar su último vídeo musical.
 
"Hoy estoy disfrutando con mi gente del rodaje de mi nuevo vídeo, "Vivir mi vida". Montando una buena fiesta en East Harlem", escribió el astro del pop en su perfil de Twitter tras compartir varias imágenes que le retratan henchido de felicidad tras regresar al barrio de sus orígenes. 
 
Aunque trató de pasar más desapercibida que su afamado novio, la joven Chloe Green, heredera del imperio textil Topshop, también estuvo presente en una jornada de sentimientos encontrados que para el artista borícua constituía una mezcla de nostalgia, reivindicación y alegría. Tras la grabación de las escenas en las que Marc se ve rodeado de miles de seguidores ondeando banderas de numerosos países latinoamericanos.
 
Harlem siempre se ha destacado por su extensa comunidad hispana. El intérprete y la diseñadora británica pudieron disfrutar de unos momentos de romanticismo en la intimidad de la carpa que se había instalado para los descansos de la grabación, y las cámaras lograron incluso captar un pequeño beso que demuestra que su relación ha vuelto a la normalidad en cuestión de pocos meses.
 
La buena sintonía y la complicidad que viene exhibiendo la pareja en este período estival. Apasionadas vacaciones en Saint Tropez y en la costa italiana, contrasta profundamente con la forma en que su relación se tambaleó durante el turbulento mes de abril, cuando los medios de comunicación se hicieron eco de diversas informaciones que al final derivaron en la confirmación de su ruptura.
 
Tras negar en principio que su idilio con el astro de la música se hubiera evaporado, proclamando en Twitter el amor que sentía por el intérprete, Chloe no tuvo más remedio que dar la razón con su silencio a quienes anunciaron que la historia de amor entre la pareja se había terminado.
 
A pesar de que en la actualidad ambos han demostrado sobradamente que han superado sus problemas definitivamente, todavía colean entre la opinión pública los polémicos modos de Marc a la hora de zanjar su romance anterior, al que puso fin a través de un simple mensaje de texto cuando Chloe se disponía a iniciar su mudanza a Estados Unidos. 
Fuente: Esmas.com
El popular cantante no parece haber quedado conforme con las explicaciones públicas que tuvo que dar cuando algunos espectadores cuestionaron su ciudadanía estadounidense durante el Partido de las Estrellas de la liga norteamericana de béisbol, un evento en el que el puertorriqueño fue elegido para interpretar el himno nacional ante una audiencia millonaria.
 
Tras zanjar el intenso debate que se formó recordando a sus críticos que había nacido en el barrio neoyorquino de Harlem y que nada tenía que ver con el "maldito mexicano" con el que muchos internautas le habían identificado, este fin de semana Marc quiso insistir en su orgullo de ser estadounidense visitando el barrio en el que nació y se crió, con el fin de darse un baño de multitudes con sus convecinos y de paso grabar su último vídeo musical.
 
"Hoy estoy disfrutando con mi gente del rodaje de mi nuevo vídeo, "Vivir mi vida". Montando una buena fiesta en East Harlem", escribió el astro del pop en su perfil de Twitter tras compartir varias imágenes que le retratan henchido de felicidad tras regresar al barrio de sus orígenes. 
 
Aunque trató de pasar más desapercibida que su afamado novio, la joven Chloe Green, heredera del imperio textil Topshop, también estuvo presente en una jornada de sentimientos encontrados que para el artista borícua constituía una mezcla de nostalgia, reivindicación y alegría. Tras la grabación de las escenas en las que Marc se ve rodeado de miles de seguidores ondeando banderas de numerosos países latinoamericanos.
 
Harlem siempre se ha destacado por su extensa comunidad hispana. El intérprete y la diseñadora británica pudieron disfrutar de unos momentos de romanticismo en la intimidad de la carpa que se había instalado para los descansos de la grabación, y las cámaras lograron incluso captar un pequeño beso que demuestra que su relación ha vuelto a la normalidad en cuestión de pocos meses.
 
La buena sintonía y la complicidad que viene exhibiendo la pareja en este período estival. Apasionadas vacaciones en Saint Tropez y en la costa italiana, contrasta profundamente con la forma en que su relación se tambaleó durante el turbulento mes de abril, cuando los medios de comunicación se hicieron eco de diversas informaciones que al final derivaron en la confirmación de su ruptura.
 
Tras negar en principio que su idilio con el astro de la música se hubiera evaporado, proclamando en Twitter el amor que sentía por el intérprete, Chloe no tuvo más remedio que dar la razón con su silencio a quienes anunciaron que la historia de amor entre la pareja se había terminado.
 
A pesar de que en la actualidad ambos han demostrado sobradamente que han superado sus problemas definitivamente, todavía colean entre la opinión pública los polémicos modos de Marc a la hora de zanjar su romance anterior, al que puso fin a través de un simple mensaje de texto cuando Chloe se disponía a iniciar su mudanza a Estados Unidos.