Peleador suplicó 9 veces a su coach que pare la pelea

Robert Drysdale quería a toda costa que su pupilo saltará al tercer round.

Max Roshkopf y su coach Robert Drysdale, durante la pelea.
25 Junio, 2020, 3:58 pm
Por: Kevin Verdezoto 
Pasó en la UFC. El peleador Max Roshkopf recibió una dura golpiza, por parte de su rival, Austin Hubbad, quien lo superó durante su combate en el 'UFC Vegas 3', en la que terminó en polémica, debido al pedido de Roshkopf a su esquina.
 
El peleador de 25 años, suplicó hasta nueve veces a su coach y líder de esquina, Robert Drysdale, que arrojara la toalla, luego del segundo round.
 
“Detenla”, fue el pedido que le hizo el estadounidense a su entrenador desde su esquina en reiteradas ocasiones. Haciendo oídos sordos a las palabras de Rohskopf, Drysdale intentó motivarlo con sus palabras una y otra vez: “Tenemos esto”, “Puedes vencer a este chico” y “Haremos esto”, fueron las frases con las que contrarrestó a las de su pupilo.
 
“Ya no quiero hacer esto”, le dijo el peleador, a quien se lo podía ver angustiado y con algunos cortes en el rostro. “¿Seguro que quieres perderlo, Max?”, le preguntó su coach, recibiendo una respuesta afirmativa.
 
“No. Tenemos esto, Max (...) Tu eres un maldito campeón. Vamos a ir al ‘Clinch’. Termina esta ronda de pie para ir a la decisión, ¿okey?”, le ordenó.
 
Finalmente, el combate no se extendió más allá del segundo round y Rohskopf se retiró pero no decisión de su esquina, sino que debió acudir a una de las autoridades de la Comisión Atlética de Nevada (NSAC) para que detuviera el combate.
 
Días después, confirmaron que las autoridades de Nevada (donde se llevó el evento), investigará el caso, debido a las exigencias del coach a su luchador.
 
Finalmente, el entrenador de Roshskopf dijo en su defensa: “Me mantengo firme con lo que hice” y agregó: “Espero excelencia de la gente que entreno porque los amo. Él no estaba gravemente herido y sentí que necesitaba un empujón mental. Esperaría lo mismo de mi entrenador. Volveremos. Max es un campeón”.
Pasó en la UFC. El peleador Max Roshkopf recibió una dura golpiza, por parte de su rival, Austin Hubbad, quien lo superó durante su combate en el 'UFC Vegas 3', en la que terminó en polémica, debido al pedido de Roshkopf a su esquina.
 
El peleador de 25 años, suplicó hasta nueve veces a su coach y líder de esquina, Robert Drysdale, que arrojara la toalla, luego del segundo round.
 
“Detenla”, fue el pedido que le hizo el estadounidense a su entrenador desde su esquina en reiteradas ocasiones. Haciendo oídos sordos a las palabras de Rohskopf, Drysdale intentó motivarlo con sus palabras una y otra vez: “Tenemos esto”, “Puedes vencer a este chico” y “Haremos esto”, fueron las frases con las que contrarrestó a las de su pupilo.
 
“Ya no quiero hacer esto”, le dijo el peleador, a quien se lo podía ver angustiado y con algunos cortes en el rostro. “¿Seguro que quieres perderlo, Max?”, le preguntó su coach, recibiendo una respuesta afirmativa.
 
“No. Tenemos esto, Max (...) Tu eres un maldito campeón. Vamos a ir al ‘Clinch’. Termina esta ronda de pie para ir a la decisión, ¿okey?”, le ordenó.
 
Finalmente, el combate no se extendió más allá del segundo round y Rohskopf se retiró pero no decisión de su esquina, sino que debió acudir a una de las autoridades de la Comisión Atlética de Nevada (NSAC) para que detuviera el combate.
 
Días después, confirmaron que las autoridades de Nevada (donde se llevó el evento), investigará el caso, debido a las exigencias del coach a su luchador.
 
Finalmente, el entrenador de Roshskopf dijo en su defensa: “Me mantengo firme con lo que hice” y agregó: “Espero excelencia de la gente que entreno porque los amo. Él no estaba gravemente herido y sentí que necesitaba un empujón mental. Esperaría lo mismo de mi entrenador. Volveremos. Max es un campeón”.