Incidentes en festejos de River en Buenos Aires

24 detenidos y 4 policías heridos es el saldo de las celebraciones en la capital argentina

BUENOS AIRES, Argentina.- Los incidentes violentos iniciaron a partir de la medianoche. Foto: AFP
10 Diciembre, 2018, 9:35 am
Por: Redacción 
Horas después que River Plate se proclamara campeón del fútbol sudamericano, los excesivos festejos y la violencia volvió a empañar las calles de Buenos Aires. El vicejefe de Gobierno de la capital argentina, Diego Santilli ha informado que hasta el momento existen 24 personas detenidas y cuatro policías heridos. 
 
Pasada la medianoche, hinchas del flamante equipo campeón arrojaron botellas y policías respondieron con gases y balas de goma.
 
Decenas de agentes con camiones lanzaagua se desplegaron en la zona del Obelisco de Buenos Aires para despejar esa área en la que tradicionalmente se celebran los éxitos futbolísticos.
 
 
Unas 60.000 personas se habían congregado para festejar la copa ganada ante el archirrival Boca Juniors, a 11.000 km de distancia, en Madrid.
 
Durante varias horas el encuentro fue de puro festejo hasta  que grupos de exaltados comenzaron a arrojar botellas contra los policías que vigilaban la celebración.
 
Hinchas violentos de River empezaron a lanzar botellas. Foto: AFP
 
En una veintena de minutos, el Obelisco quedó despejado de hinchas y en su lugar se desplegó un operativo policial a lo largo de más de un kilómetro de la avenida 9 de Julio.
 
Mientras, cerca del estadio de River Plate que no abrió sus puertas, otros miles seguían festejando y celebrando el cuarto título de la Libertadores, sin incidentes al norte de la ciudad.
AFP
Horas después que River Plate se proclamara campeón del fútbol sudamericano, los excesivos festejos y la violencia volvió a empañar las calles de Buenos Aires. El vicejefe de Gobierno de la capital argentina, Diego Santilli ha informado que hasta el momento existen 24 personas detenidas y cuatro policías heridos. 
 
Pasada la medianoche, hinchas del flamante equipo campeón arrojaron botellas y policías respondieron con gases y balas de goma.
 
Decenas de agentes con camiones lanzaagua se desplegaron en la zona del Obelisco de Buenos Aires para despejar esa área en la que tradicionalmente se celebran los éxitos futbolísticos.
 
 
Unas 60.000 personas se habían congregado para festejar la copa ganada ante el archirrival Boca Juniors, a 11.000 km de distancia, en Madrid.
 
Durante varias horas el encuentro fue de puro festejo hasta  que grupos de exaltados comenzaron a arrojar botellas contra los policías que vigilaban la celebración.
 
Hinchas violentos de River empezaron a lanzar botellas. Foto: AFP
 
En una veintena de minutos, el Obelisco quedó despejado de hinchas y en su lugar se desplegó un operativo policial a lo largo de más de un kilómetro de la avenida 9 de Julio.
 
Mientras, cerca del estadio de River Plate que no abrió sus puertas, otros miles seguían festejando y celebrando el cuarto título de la Libertadores, sin incidentes al norte de la ciudad.

NOTICIAS DESTACADAS