Inicio ·Deportes · Artículo

Messi y su Barça se afianzan como líderes de la liga española

Redacción

arodriguezm

|

Domingo 09 de Diciembre de 2018 - 10:06
compártelo
  • CORNELLÀ DE LLOBREGAT, España.- El argentino también brindó una asistencia en la contundente victoria de su equipo. Foto: AFP
CORNELLÀ DE LLOBREGAT, España.- El argentino también brindó una asistencia en la contundente victoria de su equipo. Foto: AFP
El astro argentino Lionel Messi lideró con dos goles y una asistencia la contundente victoria del FC Barcelona (4-0) en el partido contra el Espanyol, que los afianza como líderes de la Liga española por delante de Atlético de Madrid y Sevilla.
 
Con dos aotaciones magistrales de Messi (17 y 65) y otros dos tantos del francés Ousman Dembélé (26) y el uruguayo Luis Suárez (45), los hombres de Ernesto Valverde pasaron por encima del Espanyol y suman 31 puntos, tres por encima de sus dos perseguidores.
 
Apenas unos días después de quedarse fuera del podio del Balón de Oro (ganado por el croata Luka Modric) por primera vez desde 2006, el argentino fraguó una exhibición y se situó como máximo goleador del torneo junto al uruguayo Cristhian Stuani (11 goles).
 
Luis Suárez anotó un gol en este duelo. Foto: AFP
 
"Estamos viviendo una época que es irrepetible por un gran jugador como él", lo alabó su técnico en rueda de prensa.
 
Los "periquitos" salieron bien plantados al césped, esperando a un Barça inofensivo hasta que Messi provocó una falta al borde del área en un ángulo idóneo para él.
 
La "Pulga" asumió la responsabilidad: con una parábola perfecta coló el balón en la escuadra ante la estéril estirada del guardameta Diego López.
 
Desde entonces, fue una pesadilla para el rival: se zafó de cuatro rivales y asistió a Dembélé en el segundo gol, filtró un pase para Suárez que la mandó al poste y él mismo remató de cabeza al palo.
 
El uruguayo, que volvía de lesión, encontró su recompensa al filo del descanso al aprovechar una asistencia de Dembélé para anotar, sin ángulo, entre las piernas del portero.
 
"Queríamos salir a dominar el partido y poco a poco nos hemos ido haciendo con el juego (...) En el primer tiempo, el 3-0 refleja como era el partido", explicó Valverde.
 
En la reanudación, el Espanyol intentó una tímida reacción frustrada nuevamente por un libre directo de Messi que, esta vez desde el perfil izquierdo, encontró la escuadra del arco.
 
Los blanquiazules, a quienes el videoarbitraje anuló el gol del honor por fuera de juego, suma cuatro derrotas consecutivas y, tras haber frecuentado las posiciones europeas, se sitúa noveno (21 puntos).
AFP

El astro argentino Lionel Messi lideró con dos goles y una asistencia la contundente victoria del FC Barcelona (4-0) en el partido contra el Espanyol, que los afianza como líderes de la Liga española por delante de Atlético de Madrid y Sevilla.

 

Con dos aotaciones magistrales de Messi (17 y 65) y otros dos tantos del francés Ousman Dembélé (26) y el uruguayo Luis Suárez (45), los hombres de Ernesto Valverde pasaron por encima del Espanyol y suman 31 puntos, tres por encima de sus dos perseguidores.

 

Apenas unos días después de quedarse fuera del podio del Balón de Oro (ganado por el croata Luka Modric) por primera vez desde 2006, el argentino fraguó una exhibición y se situó como máximo goleador del torneo junto al uruguayo Cristhian Stuani (11 goles).

 

Luis Suárez anotó un gol en este duelo. Foto: AFP

 

"Estamos viviendo una época que es irrepetible por un gran jugador como él", lo alabó su técnico en rueda de prensa.

 

Los "periquitos" salieron bien plantados al césped, esperando a un Barça inofensivo hasta que Messi provocó una falta al borde del área en un ángulo idóneo para él.

 

La "Pulga" asumió la responsabilidad: con una parábola perfecta coló el balón en la escuadra ante la estéril estirada del guardameta Diego López.

 

Desde entonces, fue una pesadilla para el rival: se zafó de cuatro rivales y asistió a Dembélé en el segundo gol, filtró un pase para Suárez que la mandó al poste y él mismo remató de cabeza al palo.

 

El uruguayo, que volvía de lesión, encontró su recompensa al filo del descanso al aprovechar una asistencia de Dembélé para anotar, sin ángulo, entre las piernas del portero.

 

"Queríamos salir a dominar el partido y poco a poco nos hemos ido haciendo con el juego (...) En el primer tiempo, el 3-0 refleja como era el partido", explicó Valverde.

 

En la reanudación, el Espanyol intentó una tímida reacción frustrada nuevamente por un libre directo de Messi que, esta vez desde el perfil izquierdo, encontró la escuadra del arco.

 

Los blanquiazules, a quienes el videoarbitraje anuló el gol del honor por fuera de juego, suma cuatro derrotas consecutivas y, tras haber frecuentado las posiciones europeas, se sitúa noveno (21 puntos).

Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos