Inicio ·Deportes · Artículo

Alrededor de cien aficionados del Lille golpean a jugadores

Redacción

abellolio

|

Sábado 10 de Marzo de 2018 - 18:30
compártelo
  • Los aficionados franceses entraron tras la finalización del partido. Foto: AFP
Los aficionados franceses entraron tras la finalización del partido. Foto: AFP
Alrededor de 100 ultras del Lille invadieron el campo para golpear a los jugadores de su equipo, que fueron escoltados a los vestuarios, este sábado tras el pitido final en el empate 1-1 ante el Montpellier.
 
Los aficionados violentos lograron acceder al césped y corrieron tras los jugadores, a los que en algunos casos golpearon, principalmente con patadas, antes de que los agentes establecieran un cordón de seguridad que permitió a los futbolistas alcanzar los vestuarios del estadio Pierre Mauroy.
 
"No comprendo su reacción. Los aficionados han reaccionado como si el campeonato se hubiera acabado y hubiéramos descendido, cuando todavía quedan nueve partidos. Estoy de acuerdo con los que están decepcionados, pero podían expresar su descontento de otra manera", señaló el capitán del Lille Ibrahim Amadou.
 
Una decena de minutos después de la invasión, ya con los futbolistas a salvo, los ultras abandonaron el césped. 
 
El entrenador del Lille Cristophe Galtier también expresó su sorpresa por lo sucedido: "Son situaciones muy difíciles pero mis jugadores no merecen eso. Nuestros hinchas están enfadados y hay frustración pero invadir el terreno y la violencia no arreglan nada".
 
La justificación que ofrecen de su acción es la mala marcha del equipo, penúltimo de la clasificación, en zona de descenso. Este sábado, hasta el minuto 64, el Lille salía de la zona roja al ganar 1-0, pero el Montpellier empató y se desató la tormenta.
 
Mira videos de ese momento: 
 
AFP

Alrededor de 100 ultras del Lille invadieron el campo para golpear a los jugadores de su equipo, que fueron escoltados a los vestuarios, este sábado tras el pitido final en el empate 1-1 ante el Montpellier.

 

Los aficionados violentos lograron acceder al césped y corrieron tras los jugadores, a los que en algunos casos golpearon, principalmente con patadas, antes de que los agentes establecieran un cordón de seguridad que permitió a los futbolistas alcanzar los vestuarios del estadio Pierre Mauroy.

 

"No comprendo su reacción. Los aficionados han reaccionado como si el campeonato se hubiera acabado y hubiéramos descendido, cuando todavía quedan nueve partidos. Estoy de acuerdo con los que están decepcionados, pero podían expresar su descontento de otra manera", señaló el capitán del Lille Ibrahim Amadou.

 

Una decena de minutos después de la invasión, ya con los futbolistas a salvo, los ultras abandonaron el césped. 

 

El entrenador del Lille Cristophe Galtier también expresó su sorpresa por lo sucedido: "Son situaciones muy difíciles pero mis jugadores no merecen eso. Nuestros hinchas están enfadados y hay frustración pero invadir el terreno y la violencia no arreglan nada".

 

La justificación que ofrecen de su acción es la mala marcha del equipo, penúltimo de la clasificación, en zona de descenso. Este sábado, hasta el minuto 64, el Lille salía de la zona roja al ganar 1-0, pero el Montpellier empató y se desató la tormenta.

 

Mira videos de ese momento: 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos