Inicio ·BBC · Artículo

México: ¿ha ayudado el impuesto a los refrescos a reducir la epidemia de obesidad?

Redacción

tmenendez

|

Jueves 14 de Agosto de 2014 - 10:00
compártelo

 

 

BBC Mundo trató de hablar, sin éxito, con Jorge Romo, representante de la Asociación Nacional de Productores de Refrescos, quien en una ocasión anterior había puesto en duda la efectividad de un impuesto.

 

"Es muy poco el porcentaje que aportan los refrescos en la dieta de los mexicanos, que es de más de 3.000 calorías. Sólo representan el 5% en el consumo de calorías. Si le ponemos impuesto a los refrescos, lo único que va a pasar es que va a subir el precio", dijo entonces.

 

Este año, según reportaron medios mexicanos, Héctor Treviño, director de finanzas de Coca-Cola Femsa, indicó dijo que la caída en ventas había sido menor de lo esperaban, pues preveían que sería de 6% o 7%

 

A pesar de eso, agregó que con un declive así "estás hablando de cientos de millones de cajas unidad", por lo que habían cerrado seis líneas de producción.

 

Demasiado pronto

 

Lo que está ocurriendo en México ha llamado poderosamente la atención a nivel internacional. Algunos países -como Colombia- estudian las medidas. Y grupos de investigadores foráneos están realizando estudios sobre el impacto que el impuesto puede tener sobre el consumo de refrescos.

 

Aunque es pronto para conocer los resultados, éstos se revelarán en los próximos meses, dijo a BBC Mundo Alejandro Calvillo, director ejecutivo de El Poder del Consumidor, una de las organizaciones que más presionó por el impuesto a las bebidas gaseosas

 

Cantillo indica que las ventas de los refrescos venía aumentando años por año, por lo que a la caída en ventas también habría que sumarle la proyección del aumento de ventas que se esperaba.

 

Aunque Poder del Consumidor apoyaba un impuesto del 20% -en otros países ha mostrado que debe ser de este rango para que las ventas realmente disminuyan- Calvillo cree que, reunidas, las medidas que se han tomado hasta el momento deben empezar a dar resultados.

 

"Pero no va a ser inmediato, hay que esperar unos años para ver resultados".

 

¿Y la salud?

 

Si es temprano para medir el impacto en el consumo, lo es aún más para hacerlo en la salud.

 

"Los resultados no se verán tan pronto. Si tomó cinco años para que pudieran subir de peso los niños, son los mismo años para bajar". Así lo explica Inés Sánchez, nutricionista que trabaja en el sistema de salud mexicano.

 

"Todos los estudios nos dicen que tiene que ser un cambio paulatino en la conducta de alimentación", agrega.

 

Por eso, siete meses después de que empezara a cobrarse el impuesto a los refrescos, aún no se observa disminución en el número de personas afectadas por obesidad, sobrepeso o diabetes.

 

Sin embargo, Inés Sánchez cree que, en general, "las estrategias no están funcionando en lo real. Se sigue presentando obesidad a edades más tempranas".

 

La nutricionista cree que existe voluntad política para tratar de solucionar el problema, pero falta mejor asesoría. "Las campañas no son las adecuadas. Se tendría que revisar y hacerlo con especialistas. Por ejemplo una conjunción de nutriólogo con mercadólogo y ver cómo diseñar la parte publicitaria".

 

"Estamos hablando de un 4% (de reducción en consumo), eso no es nada. Y México ocupa el primer lugar a nivel mundial de obesidad infantil. Estamos haciendo algo mal. Con ser menos obesos sería menos el gasto en salud, es un círculo vicioso", remata.

 
BBCMundo.com
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos