Inicio ·BBC · Artículo

Quién era Abdul-Rahman Kassig, el exsoldado ejecutado por EI que "buscaba ayudar"

Redacción

tmenendez

|

Lunes 17 de Noviembre de 2014 - 10:16
compártelo
  • Los padres de Kassig se mostraron orgullosos de su trabajo humanitario en Siria.
Los padres de Kassig se mostraron orgullosos de su trabajo humanitario en Siria.

 

Como un "romántico incurable" se describía a sí mismo Abdul-Rahman Kassig, el rehén estadounidense de 26 años ejecutado junto a 18 soldados sirios por el grupo que se hace llamar Estado Islámico (EI).

 

Un video difundido por internet el domingo aparentemente mostraba a militantes de EI afirmando que habían decapitado a Kassig, quien había sido capturado el año pasado.

 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmó horas después la muerte del rehén, calificándola de acto de "pura maldad".

 

Lea también: Obama confirma muerte de rehén estadounidense a manos de EI

 

Conocido como Peter Kassig antes de convertirse al Islam, este trabajador humanitario consideraba su deber aliviar el sufrimiento de la gente afectada por el conflicto en Medio Oriente.

 

Nacido en el estado de Indiana, Kassig se unió al ejército estadounidense y sirvió en Irak en 2007.

 

Por razones médicas no divulgadas se le dio licencia absoluta, pero a su regreso a EE.UU. sintió la necesidad de volverse un "pacificador", según contaron sus padres.

 

En 2010 ingresó a la Universidad de Butler en Indianápolis y se graduó en Ciencias Políticas. Tras un breve matrimonio y posterior divorcio dedidicó hacer un cambio en su vida.

 

Trabajo humanitario

 

En 2012 Kassig viajó a Líbano como voluntario médico en hospitales de frontera.

 


Abdul-Rahman con su padre, Ed, pescando en el río Ohio en 2011.

 

 

Allí, ayudó a tratar a refugiados palestinos y, posteriormente, a las personas que escapaban el conflicto en Siria.

 

En entrevistas y cartas a su familia, Kassig indicó: "La verdad es que a veces pienso que me gustaría hacer otra cosa, pero a fin de cuentas es realmente lo único que he encontrado que le da a mi vida significado y dirección".

 

Ese año fundó una ONG llamada Special Emergency Response and Assistance (SERA), dedicada a suministrar ayuda humanitaria para el creciente número de personas que escabana la guerra civil de Siria.

 

"Supongo que soy un romántico incurable, un idealista y creo en las causas perdidas”, dijo en una entrevista con la cadena CNN 2012.

 

Secuestro en Siria

Un año más tarde la base de operaciones de Sera se trasladó a Gaziantep, Turquía. Kassig distribuyó alimentos y suministros médicos a campamento de refugiados a ambos lados de la frontera siria.

 

Igualmente, trabajó en cuidados médicos primarios de urgencia y entrenamiento médicos para víctimas civiles en Siria.

 

El corresponsal de la BBC Paul Wood conoció a Kassig cuando estaba trabajando en la frontera entre Turquía y Siria.

 

"Siempre parecía una figura algo ingenua... abierto, honesto, algo intenso, seducido por el levantamiento en Siria".

 

Kassig estaba trabajando con Sera cuando fue capturado el 1 de Octubre mientras viajaba a Seir Ezzor en el este de Siria.

 

Durante un año sus padres permanecieron silencio por orden de sus captores. Conjuntamente con amigos dentro y fuera de Siria, su familia trabajó para intentar lograr su liberación.

 

Conversión al Islam

 

En un comunicado sus padres señalaron que su "viaje hacia el Islam" comenzó antes de que fuese tomado como rehén. En el verano de 2013 observó el mes de ayuno del Ramadán, algo que tuvo un "gran impacto" en él.

 

De acuerdo con su familia, se convirtió voluntariamente al Islam cuando compartió una celda con un musulmán devoto entre octubre y diciembre del mismo año.

 


Kessig es el quinto rehén occidental ejecutado por Estado Islámico.

 

 

Tomó su fe seriamente orando cinco veces al día y adoptando el nombre de Abdul-Rahman.

 

El francés Nicolas Henin, quien estuvo como rehén junto a Kassig durante cuatro meses, lo describió como un "musulmán muy dedicado".

 

"Peter me dijo lo importante que era el Islam para él y lo mucho que lo había ayudado a superar su situación, mientras se encontraba cautivo".

 

En una carta a su familia recibida el 2 de junio, Kassig señaló que tenía "mucho miedo de morir", pero agregó que la parte más dura era "no saber, dudar, esperar y preguntarse si debería siquiera tener esperanzas".

 

Igualmente, expresaba su tristeza por el dolor que su secuestro había causado a sus personas más allegadas.

 

"Si llegó a morir, por lo menos ustedes y yo podemos buscar refugio y consuelo al saber que me fui intentando aliviar el sufrimiento y la esperanzas para los necesitados".

 

Precisamente sus padres dijeron que les gustaría que se recuerde a su hijo por su trabajo y el amor que compartió con amigos y familia.

 

Al hablar de su muerte, el presidente Obama afirmó: "Abdul-Rahman nos fue arrebatado en un acto de pura maldad por un grupo terrorista que el mundo asocia correctamente con la inhumanidad".

 
BBCMundo.com
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos