Inicio ·BBC · Artículo

Protestas en California: "Los inmigrantes traen enfermedades"

Redacción

gpinasco

|

Jueves 10 de Julio de 2014 - 11:53
compártelo
  • Manifestantes en California aseguran que no quieren a "los sin papeles" porque traen consigo enfermedades.
Manifestantes en California aseguran que no quieren a "los sin papeles" porque traen consigo enfermedades.

 

En conversación con BBC Mundo, Long se queja de que prácticamente no han recibido información por parte de las autoridades federales sobre el traslado de los indocumentados.

"Nuestra principal prioridad es la seguridad de la comunidad. Nos preocupa el estado de salud de los inmigrantes. Les ofrecimos una clínica móvil para someterlos a una revisión médica pero la rechazaron", explica el alcalde.

"También nos preocupa el estado de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza. En realidad es una cárcel. Quieren meter a niños y mujeres en una cárcel durante varios días. Este no es el lugar para albergarlos", señala Long.

Pese a las protestas en contra de los sin papeles y los altercados que ha habido en los últimos días entre partidarios y detractores de los inmigrantes, el alcalde de Murrieta hace hincapié en el rechazo del consistorio de la ciudad a los insultos y las agresiones físicas.

"En Murrieta no hay racismo. Yo soy medio hispano y mi mujer lo es al 100%. Nuestros ancestros eran hispanos. No sé de dónde han sacado lo del racismo", asegura Long.

 

Nora, una panameña nacionalizada estadounidense que desde hace más de diez años vive en Murrieta, no está de acuerdo.

"Claro que hay racismo en esta zona. Lo sé por la forma en la que te miran y te tratan", asegura la mujer, que considera que "los que protestan en contra de los sin papeles son unos egoístas que no piensan en el bienestar de los niños".

Lo mismo opina su amiga María, quien se está manifestando por cuarto día "para apoyar a nuestros hermanos latinos".

"Son niños. No tienen la culpa y no saben lo que está pasando. Siento pena por ellos y creo que hay que ayudarles. Están huyendo de sus países por la violencia", asegura.

La tensión crece en Murrieta y en otras localidades del sur de EE.UU. y la crisis migratoria desatada por la llegada de más de 50.000 menores centroamericanos desde el pasado octubre no tiene visos de resolverse.

Mientras el presidente Barack Obama pide fondos adicionales al Congreso de su país para hacer frente a la "emergencia humanitaria" de los indocumentados, partidarios y detractores de los inmigrantes van a seguir manifestándose para exigir una solución.

 
BBCMundo.com
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos