Inicio ·BBC · Artículo

La polémica avalancha de videos de padres reprendiendo a sus hijos en internet

Redacción

mguaman

|

Miércoles 10 de Junio de 2015 - 9:06
compártelo
  • La crítica de Gresham contra los videos de humillación a los menores se ha visto más de 21 millones de veces en YouTube.
La crítica de Gresham contra los videos de humillación a los menores se ha visto más de 21 millones de veces en YouTube.
Son muchas las técnicas que los padres utilizan para aleccionar a sus hijos, y la humillación suele ser una de las mejores armas.
 
¿Se robó los caramelos de la tienda? Un padre lo lleva ante el dueño y lo obliga a confesar. En los parques de todo el mundo, los niños deben pedir disculpas a sus pares por haberles tirado arena en los ojos, meterle un codazo o tirarle del cabello.
 
Pero en una era en la que tantos jóvenes viven sus vidas en internet, un nuevo abanico de posibilidades para avergonzar a los hijos se ha abierto ante los padres.
 
Recientemente ha habido una avalancha de videos en que los progenitores utilizan las redes sociales para abochornar a sus obstinados adolescentes.
 
Está el video de la madre que descubrió que su hija de 13 años estaba diciendo en las redes que tenía 19 años y decidió desmentirla públicamente; el video de la madre que siguió a su hija en clase como lección para que se portara bien; o la oferta del barbero que hace cortes a los niños que se portan mal.
 
Sin embargo, ¿se está yendo de las manos? La historia de Izabel Laxamana, de Tacoma, Estados Unidos, quien se quitó la vida después de que su padre la reprendiera en las redes sociales reavivó el debate sobre los peligros de humillar públicamente a los hijos.
 
El padre de Laxama le cortó el cabello como consecuencia de un error que cometió, y días después la joven de 13 años se arrojó por un puente.
 
Días antes, un padre de cuatro niños en Florida, Estados Unidos, decidía meterse en el debate con un video en el que denuncia que esta tendencia ha ido demasiado lejos.
 
Y lo hizo utilizando los mismos medios que los demás: un teléfono y una red social. En el video visto más de 21 millones de veces Wayman Gresham está de pie junto a uno de sus hijos con una afeitadora en mano.
 
"Le voy a enseñar una lección a mi hijo", dice mientras el pequeño se muestra con la cabeza baja.
 
Pero justo antes de empezar a cortarle el cabello. Gresham se detiene y dice "espera un momento, ven aquí hijo, dame un abrazo".
 
"De ninguna forma avergonzaría a un hijo mío así", dice ante la cámara. "La paternidad empieza antes de llegar al punto en que se pierde el control".
 
¿Malos padres?
 
El video de este padre también promueve una obra que escribió y dirigió e incluye un fuerte mensaje religioso.
 
"Utilizo Facebook y muchas veces veo este tipo de castigo en el que se corta el cabello o se humilla al niño de una u otra forma", le cuenta Gresham a BBC Trending.
 
 
 
Esta madre decidió darle una lección a su hija por haber mentido sobre su edad en las redes.
 
 
"No existe una razón legítima para humillar a tu hijo, no hay una razón legítima para arrebatarle su dignidad", agrega.
 
"Sólo porque se han equivocado no me atrevería a calificar a esos padres de 'malos'. Sin embargo, utilizar Facebook y humillar a tu hijo así, no beneficia al chico... el mensaje es que todos podemos ser mejores padres".
 
Muchos expertos están de acuerdo con la visión de Gresham. La psicóloga infantil Karyl McBride le dijo a BBC Trending que no cree que haya alguien en el campo de la psicología y salud mental que diga que humillar públicamente a un niño es apropiado.
 
"Cuando los padres avergüenzan a los niños, tiene un impacto en la habilidad del menor de crear vínculos adecuados con sus padres, porque afecta la confianza", explica McBride.
 
"Hace que el niño crezca con el mensaje interno de que es una mala persona, y esto no ayuda a desarrollar un ser humano sano".
 
Los videos de humillación tienen dividida la opinión pública. Por ejemplo, algunos piensan que la madre que reprendió a su hija por mentir sobre su edad en las redes hizo un buen trabajo.
 
"Está intentando preservar su inocencia e infancia", comentó un usuario en el video.
 
Pero muchos otros pensaron lo contrario. "Esto no es ser buen padre", escribió alguien. "Esto es intimidación".
 
 
BBCMundo.com
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos