Inicio ·BBC · Artículo

La caída de precios se extiende por la eurozona

Redacción

bbc

|

Miércoles 16 de Abril de 2014 - 7:05
compártelo

El número de socios de la zona del euro que registran caídas de los precios se amplió a cinco en marzo, algo que no sucedía desde diciembre de 2009, según los datos publicados este miércoles por Eurostat, la oficina de estadística europea.

Esos cinco miembros con tasas negativas del IPCA (Índice de Precios al Consumo Armonizado) son Portugal, España, Grecia, Chipre y Eslovaquia.

En el conjunto de la eurozona, el IPCA se situó en el 0,5%, dos décimas menos que en febrero.

Un año antes, la tasa de inflación interanual registrada en marzo fue del 1,7% en la eurozona.

Eurostat atribuye la caída del índice a la disminución de los precios de los carburantes, el transporte y las telecomunicaciones.

Los economistas en la eurozona temen que se esté entrando en una situación de deflación, que consiste en la disminución continua de los precios, algo que a primera vista parece deseable ya que potencia el poder adquisitivo, pero que genera otros problemas para la economía.

La caída generalizada de los precios puede reflejar una caída en la demanda y afectar la rentabilidad de las empresas que, para seguir vendiendo sus productos, necesitan abaratarlos.


Tomada de la BBC

El número de socios de la zona del euro que registran caídas de los precios se amplió a cinco en marzo, algo que no sucedía desde diciembre de 2009, según los datos publicados este miércoles por Eurostat, la oficina de estadística europea.

Esos cinco miembros con tasas negativas del IPCA (Índice de Precios al Consumo Armonizado) son Portugal, España, Grecia, Chipre y Eslovaquia.

En el conjunto de la eurozona, el IPCA se situó en el 0,5%, dos décimas menos que en febrero.

Un año antes, la tasa de inflación interanual registrada en marzo fue del 1,7% en la eurozona.

Eurostat atribuye la caída del índice a la disminución de los precios de los carburantes, el transporte y las telecomunicaciones.

Los economistas en la eurozona temen que se esté entrando en una situación de deflación, que consiste en la disminución continua de los precios, algo que a primera vista parece deseable ya que potencia el poder adquisitivo, pero que genera otros problemas para la economía.

La caída generalizada de los precios puede reflejar una caída en la demanda y afectar la rentabilidad de las empresas que, para seguir vendiendo sus productos, necesitan abaratarlos.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos