Inicio · · Artículo

Estudiantes construyeron una casa con 10 mil botellas plásticas

Redacción

mguaman

|

Martes 14 de Abril de 2015 - 15:43
compártelo
  • ECUADOR. Una idea de jóvenes estudiantes que demuestra su compromiso con la sociedad y el medio ambiente. Fotos: referenciales
ECUADOR. Una idea de jóvenes estudiantes que demuestra su compromiso con la sociedad y el medio ambiente. Fotos: referenciales
Estudiantes de la universidad de Milagro construyeron  una casa con materiales recicladosUn prototipo de vivienda cobró vida con 10 mil botellas de plástico.
 
El objetivo de este proyecto es ayudar a familias ecuatorianas que no tienen un hogar.
 
Algo que parecía imposible al inicio, se logró con la colaboración de 36 estudiantes del curso de nivelación de la universidad estatal de Milagro. 
 
Los jóvenes convirtieron lo que muchos consideran basura en una casa de 6x6 metros elaborada a base de botellas, latillas de caña de bambú, tapillas de metal y plástico. Además, utilizaron cajas de madera, donde habitualmente se guarda banano, como muebles.
 
Paola Velasco, tutora del proyecto explica que esta casa es rentable debido sus materiales. 
 
"Las botellas duran 100 años, pero al tener madera y si le damos un tratamiento adecuado a la madera, la casa puede durar hasta 30 años. Ahora, si nosotros este prototipo lo enlucimos, tenemos una duración entre 50 o 60 años y esto lo podemos hacer con barro y paja para que sea más ecológico". 
 
Según el Servicio de Rentas Internas (SRI) en Ecuador se producen 1400 millones de botellas de plástico al año y únicamente se recicla el 39 %. Con esta casa ecológica, los estudiantes plantean una solución sustentable a la falta de vivienda que en Guayas afecta a 250 mil de sus habitantes. 
 
El proyecto espera la colaboración de empresas recicladoras y autoridades estatales, para así lograr su objetivo.  
 
"Queremos hacer una proyección para el 2016, ver si hacemos un proyecto macro e invitamos a empresas que reciclan plástico para donar unas 30 casas en Milagro", dijo Velasco. 
 
Con un presupuesto de apenas 500 dólares, estos estudiantes construyeron en 6 meses un hogar donde los muebles, paredes y el techo fueron posibles gracias a materiales reciclados. 
 
Una idea de jóvenes estudiantes que demuestra su compromiso con la sociedad y el medio ambiente.
 

Estudiantes de la universidad de Milagro construyeron  una casa con materiales recicladosUn prototipo de vivienda cobró vida con 10 mil botellas de plástico.

 

El objetivo de este proyecto es ayudar a familias ecuatorianas que no tienen un hogar.

 

Algo que parecía imposible al inicio, se logró con la colaboración de 36 estudiantes del curso de nivelación de la universidad estatal de Milagro. 

 

Los jóvenes convirtieron lo que muchos consideran basura en una casa de 6x6 metros elaborada a base de botellas, latillas de caña de bambú, tapillas de metal y plástico. Además, utilizaron cajas de madera, donde habitualmente se guarda banano, como muebles.

 

Paola Velasco, tutora del proyecto explica que esta casa es rentable debido sus materiales. 

 

"Las botellas duran 100 años, pero al tener madera y si le damos un tratamiento adecuado a la madera, la casa puede durar hasta 30 años. Ahora, si nosotros este prototipo lo enlucimos, tenemos una duración entre 50 o 60 años y esto lo podemos hacer con barro y paja para que sea más ecológico". 

 

Según el Servicio de Rentas Internas (SRI) en Ecuador se producen 1400 millones de botellas de plástico al año y únicamente se recicla el 39 %. Con esta casa ecológica, los estudiantes plantean una solución sustentable a la falta de vivienda que en Guayas afecta a 250 mil de sus habitantes. 

 

El proyecto espera la colaboración de empresas recicladoras y autoridades estatales, para así lograr su objetivo.  

 

"Queremos hacer una proyección para el 2016, ver si hacemos un proyecto macro e invitamos a empresas que reciclan plástico para donar unas 30 casas en Milagro", dijo Velasco. 

 

Con un presupuesto de apenas 500 dólares, estos estudiantes construyeron en 6 meses un hogar donde los muebles, paredes y el techo fueron posibles gracias a materiales reciclados. 

 

Una idea de jóvenes estudiantes que demuestra su compromiso con la sociedad y el medio ambiente.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos