Luis Miguel en una sala privada del aeropuerto de Guayaquil