La Contraloría estableció glosas por 111 millones de dólares a la exministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte, y a la empresa Panavial, como responsable solidaria, por la construcción de la ruta Collas-Tababela, que une a Quito con la carretera Panamericana Norte y el aeropuerto Mariscal Sucre.
 
Los 111 millones corresponden a un valor que sobrepasó el presupuesto de la obra que fue contratada por 198 millones. El precio aumentó con contratos que se agregaron después. María de los Ángeles Duarte rechazó el informe.