Inicio ·Novelas · Artículo

Litzy: 'Esta soy yo y tengo muchas cosas que ofrecer'

Redacción

gestor

|

Miércoles 11 de Julio de 2012 - 17:17
compártelo
  • Litzy: 'Esta soy yo y tengo muchas cosas que ofrecer'
Litzy: 'Esta soy yo y tengo muchas cosas que ofrecer'

Una Litzy fresca, alegre y despreocupada habló sobre su papel en Una Maid en Manhattan para una entrevista del sitial web de La Opinión, en la que recalcó estar más que contenta con su peso.

Con muchas actrices preocupadas por cuán delgadas lucen en la pantalla, a Litzy lo que realmente le importa es el empeño y las ganas que le pone a cada personaje. Ella da lo mejor de sí, sintiéndose feliz por su apariencia, en la que todos concluyen, se trata de una belleza innata.

La actriz y cantante mexicana aseguró que cuando se ve en la pantalla, aunque sabe que el lente de la cámara aumenta su peso, a ella le gusta lo que ve.

"Yo noto que la gente dice: '¡Ay! Litzy está pasada de peso', porque están acostumbradas a estas chicas con cuerpos espectaculares, operadas. Yo no sé cuánto peso, ni cuánto me mide la cintura, porque a mí, mi mamá me educó para ser una persona sana, de hacer ejercicio, pero no soy de ir al gimnasio y hacer pesas y de enseñar y de escote. Y me cuesta trabajo en el medio (artístico) porque la gente está esperando que me vea espectacular. Pero esta soy yo y tengo muchas cosas que ofrecer".

Su actitud y seguridad proviene de una sana formación familiar que tuvo desde muy pequeña. Unida a sus padres y sus hermanas, Litzy prefiere los papeles de 'niña buena' porque con ellos se identifica más.

Es por esto que ser Marisa Luján en Una Maid en Manhattan le cayó como anillo al dedo. Aunque la ex integrante del conjunto muscial Jeans nunca se ha casado ni ha tenido hijos, para ella ser Marisa representa una realidad común de muchas personas.

"A pesar de que no tengo hijos, tengo sobrinos y son mi vida entera. Y tengo una química espectacular con mi hijo (el niño actor Jorge Eduardo García en la telenovela) y se me da muy natural. Ahí sí pongo el corazón de Litzy en Marisa. Pero en el caso de las maids, (en la vida real) yo soy más relajada, nunca me peino, ni uso maquillaje. Pero aquí soy más propia, responsable, madre. Esa parte me cuesta más trabajo porque no me tomo las cosas tan en serio".

Una Litzy fresca, alegre y despreocupada habló sobre su papel en Una Maid en Manhattan para una entrevista del sitial web de La Opinión, en la que recalcó estar más que contenta con su peso.

Con muchas actrices preocupadas por cuán delgadas lucen en la pantalla, a Litzy lo que realmente le importa es el empeño y las ganas que le pone a cada personaje. Ella da lo mejor de sí, sintiéndose feliz por su apariencia, en la que todos concluyen, se trata de una belleza innata.

La actriz y cantante mexicana aseguró que cuando se ve en la pantalla, aunque sabe que el lente de la cámara aumenta su peso, a ella le gusta lo que ve.

"Yo noto que la gente dice: '¡Ay! Litzy está pasada de peso', porque están acostumbradas a estas chicas con cuerpos espectaculares, operadas. Yo no sé cuánto peso, ni cuánto me mide la cintura, porque a mí, mi mamá me educó para ser una persona sana, de hacer ejercicio, pero no soy de ir al gimnasio y hacer pesas y de enseñar y de escote. Y me cuesta trabajo en el medio (artístico) porque la gente está esperando que me vea espectacular. Pero esta soy yo y tengo muchas cosas que ofrecer".

Su actitud y seguridad proviene de una sana formación familiar que tuvo desde muy pequeña. Unida a sus padres y sus hermanas, Litzy prefiere los papeles de 'niña buena' porque con ellos se identifica más.

Es por esto que ser Marisa Luján en Una Maid en Manhattan le cayó como anillo al dedo. Aunque la ex integrante del conjunto muscial Jeans nunca se ha casado ni ha tenido hijos, para ella ser Marisa representa una realidad común de muchas personas.

"A pesar de que no tengo hijos, tengo sobrinos y son mi vida entera. Y tengo una química espectacular con mi hijo (el niño actor Jorge Eduardo García en la telenovela) y se me da muy natural. Ahí sí pongo el corazón de Litzy en Marisa. Pero en el caso de las maids, (en la vida real) yo soy más relajada, nunca me peino, ni uso maquillaje. Pero aquí soy más propia, responsable, madre. Esa parte me cuesta más trabajo porque no me tomo las cosas tan en serio".

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *