Inicio ·Sierra · Artículo

Dueño de clínica Gastromed se defiende por muerte de paciente

Redacción

gestor

|

Viernes 27 de Julio de 2012 - 23:29
compártelo
  • Dueño de clínica Gastromed se defiende por muerte de paciente
Video: Dueño de clínica Gastromed se defiende por muerte de paciente Dueño de clínica Gastromed se defiende por muerte de paciente

El principal implicado en la muerte de una paciente en la clínica, Gastromed, en Quito se defiende y asegura que la causa del fallecimiento de Sonia García, no se debe a una negligencia médica, sino a un accidente quirúrgico.

Después de seis horas de declaraciones ante el fiscal Vicente Reinoso, el doctor Max Torres y su hermano Juan Pablo Torres  rindieron sus versiones sobre la muerte de Sonia García, en la clínica Gastromed.

Max Torres sostiene que el fallecimiento de la paciente no fue una mala práctica médica.

El pasado 20 de mayo, Sonia García, de 49 años, acudió hasta la clínica para colocarse una manga gástrica. Según su hermana, Jenny García, la intervención debió hacerla el doctor Max Torres y no su hermano.

Para Juan Ortiz, esposo de la fallecida, en este caso la responsabilidad recae en el doctor Max  Torres, quien no contó con un plan de contingencia médica.

En la audiencia de este viernes, Gabriel Ortiz, hijo de la víctima, junto a familiares y amigos realizaron un plantón en los bajos de la Fiscalía exigiendo justicia.

Mientras que colegas y pacientes de los implicados apoyaron a los doctores.

Terminado el proceso de la instrucción fiscal, que durará hasta octubre próximo, los abogados de ambas partes alistarán su defensa para este caso de presunta mala práctica médica.

El principal implicado en la muerte de una paciente en la clínica, Gastromed, en Quito se defiende y asegura que la causa del fallecimiento de Sonia García, no se debe a una negligencia médica, sino a un accidente quirúrgico.

Después de seis horas de declaraciones ante el fiscal Vicente Reinoso, el doctor Max Torres y su hermano Juan Pablo Torres  rindieron sus versiones sobre la muerte de Sonia García, en la clínica Gastromed.

Max Torres sostiene que el fallecimiento de la paciente no fue una mala práctica médica.

El pasado 20 de mayo, Sonia García, de 49 años, acudió hasta la clínica para colocarse una manga gástrica. Según su hermana, Jenny García, la intervención debió hacerla el doctor Max Torres y no su hermano.

Para Juan Ortiz, esposo de la fallecida, en este caso la responsabilidad recae en el doctor Max  Torres, quien no contó con un plan de contingencia médica.

En la audiencia de este viernes, Gabriel Ortiz, hijo de la víctima, junto a familiares y amigos realizaron un plantón en los bajos de la Fiscalía exigiendo justicia.

Mientras que colegas y pacientes de los implicados apoyaron a los doctores.

Terminado el proceso de la instrucción fiscal, que durará hasta octubre próximo, los abogados de ambas partes alistarán su defensa para este caso de presunta mala práctica médica.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos