Inicio ·Sierra · Artículo

La quebrada del Machángara, hogar de los olvidados

Redacción

gestor

|

Martes 17 de Julio de 2012 - 19:48
compártelo
  • La quebrada del Machángara, hogar de los olvidados
Video: La quebrada del Machángara, hogar de los olvidados La quebrada del Machángara, hogar de los olvidados

Continuando con la serie sobre el rostro oculto de la pobreza en Quito. Televistazo presenta la historia de un joven que perdió la esperanza de vivir. Él vive en una de las quebradas del centro de la ciudad.

La quebrada del Machángara es la cuna del olvido. El refugio de quienes no lo tienen. Este lugar alberga a indigentes que no tienen donde más vivir.

A la altura de la Velasco Ibarra, en el interior de la quebrada del Machángara se encuentra Manuel, a quien Televistazo ya visitó hace dos años, la situación ahora, es igual.

Él continúa en un mundo de indigencia y droga y arrastra consigo las huellas de la calle. Adicto a las drogas y al alcohol, Manuel aseguraba que tenía sida a las personas que robaba. Según un reporte de la policía, tuvo hasta hace dos años y medio, 40 detenciones.

Es una vida a su manera, la de los olvidados, de los sin casa, sin cariño, sin futuro.

Continuando con la serie sobre el rostro oculto de la pobreza en Quito. Televistazo presenta la historia de un joven que perdió la esperanza de vivir. Él vive en una de las quebradas del centro de la ciudad.

La quebrada del Machángara es la cuna del olvido. El refugio de quienes no lo tienen. Este lugar alberga a indigentes que no tienen donde más vivir.

A la altura de la Velasco Ibarra, en el interior de la quebrada del Machángara se encuentra Manuel, a quien Televistazo ya visitó hace dos años, la situación ahora, es igual.

Él continúa en un mundo de indigencia y droga y arrastra consigo las huellas de la calle. Adicto a las drogas y al alcohol, Manuel aseguraba que tenía sida a las personas que robaba. Según un reporte de la policía, tuvo hasta hace dos años y medio, 40 detenciones.

Es una vida a su manera, la de los olvidados, de los sin casa, sin cariño, sin futuro.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *