Inicio ·Costa · Artículo

Refugiadas colombianas son víctimas de la prostitución en Esmeraldas

Redacción

gestor

|

Lunes 09 de Julio de 2012 - 20:59
compártelo
  • Refugiadas colombianas son víctimas de la prostitución en Esmeraldas
Refugiadas colombianas son víctimas de la prostitución en Esmeraldas

Refugiadas colombianas son víctimas de las mafias de la prostitución en Esmeraldas. Una Organización no Gubernamental trabaja en el rescate de estas mujeres que por no tener documentos legales, son presa fácil del abuso.

Cae la noche en Esmeraldas al norte de Ecuador, con bares, discotecas, ambiete nocturno y diversión. Pero tras la fachada de los grandes locales se esconde todo un submundo de prostitución. Son los llamados 'Chongos', locales sin demasiada iluminación, donde se acumulan de media, unas quince trabajadoras sexuales. Muchas de ellas son refugiadas colombianas que caen en estas redes cuando cruzan la frontera.

Las colombianas que huyen de la violencia llegan a Ecuador con únicamente lo que tienen puesto y sin papeles. En la Organización Humanitaria HIAS les advierten del gran peligro al que se enfrentan con las redes de prostitución. A algunas las engañan ofreciéndoles comida y a otras con falsas promesas de empleo.

Cristian Chávez, colaborador en la organización, aseguró que  “El 90% de las chicas que son protituídas acá, no tienen un documento de refugio”, esto implica que no se pueden mover dentro del país.

Sólo en Esmeraldas se calcula que hay unas 3 mil trabajadoras sociales, muchas de ellas son refugiadas colombianas obligadas a trabajar en condiciones de semi esclavitud.

Y el drama sigue creciendo. Cada mes, 1200 refugiados cruzan la frontera entre Colombia y Ecuador, el 70% son mujeres, las grandes víctimas de las redes de protitución.

Refugiadas colombianas son víctimas de las mafias de la prostitución en Esmeraldas. Una Organización no Gubernamental trabaja en el rescate de estas mujeres que por no tener documentos legales, son presa fácil del abuso.

Cae la noche en Esmeraldas al norte de Ecuador, con bares, discotecas, ambiete nocturno y diversión. Pero tras la fachada de los grandes locales se esconde todo un submundo de prostitución. Son los llamados 'Chongos', locales sin demasiada iluminación, donde se acumulan de media, unas quince trabajadoras sexuales. Muchas de ellas son refugiadas colombianas que caen en estas redes cuando cruzan la frontera.

Las colombianas que huyen de la violencia llegan a Ecuador con únicamente lo que tienen puesto y sin papeles. En la Organización Humanitaria HIAS les advierten del gran peligro al que se enfrentan con las redes de prostitución. A algunas las engañan ofreciéndoles comida y a otras con falsas promesas de empleo.

Cristian Chávez, colaborador en la organización, aseguró que  “El 90% de las chicas que son protituídas acá, no tienen un documento de refugio”, esto implica que no se pueden mover dentro del país.

Sólo en Esmeraldas se calcula que hay unas 3 mil trabajadoras sociales, muchas de ellas son refugiadas colombianas obligadas a trabajar en condiciones de semi esclavitud.

Y el drama sigue creciendo. Cada mes, 1200 refugiados cruzan la frontera entre Colombia y Ecuador, el 70% son mujeres, las grandes víctimas de las redes de protitución.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos