Inicio ·Costa · Artículo

Falleció hombre que recibió milagro que llevó a Narcisa de Jesús a los altares

Redacción

gestor

|

Miércoles 27 de Junio de 2012 - 17:45
compártelo
  • Falleció hombre que recibió milagro que llevó a Narcisa de Jesús a los altares
Video: Falleció hombre que recibió milagro que llevó a Narcisa de Jesús a los altares Falleció hombre que recibió milagro que llevó a Narcisa de Jesús a los altares

Juan Bautista Pesántez falleció en Guayaquil. Él recibió el milagro que llevó a Narcisa de Jesús a la beatificación primero y luego a su canonización.

Él había nacido en Gualaceo, trabajaba en el campo y un golpe con un tallo de plátano le originó un tumor que, según los médicos, era mortal.

Se encontraba en el hospital cuando una mañana llegó un policía y le habló de Narcisa de Jesús.

Este caso fue llevado al Vaticano, en donde se tomaron 30 años, para determinar que no hubo causa científica ni razón humana para la desaparición del tumor. Se lo reconoció como un milagro y esto llevó a Narcisa de Jesús a la beatificación primero, y luego a su canonización.

Juan Pesántez estuvo en Roma, junto a cientos de ecuatorianos, viviendo con alegría la fiesta de su ascensión a los altares.

Trabajó por años en el colegio La Inmaculada de Guayaquil y esta mañana, estudiantes, profesores y autoridades recordaban su devoción y su ejemplo.

Pesántez vivía solo, en un cuarto que alquilaba, rodeado de recortes periódicos que referían a la santa y a su primer milagro.

Un derrame cerebral le provocó la muerte, entristeciendo a la comunidad católica que reconocía en él al objeto de las bendiciones de la santa.

Juan Bautista Pesántez falleció en Guayaquil. Él recibió el milagro que llevó a Narcisa de Jesús a la beatificación primero y luego a su canonización.

Él había nacido en Gualaceo, trabajaba en el campo y un golpe con un tallo de plátano le originó un tumor que, según los médicos, era mortal.

Se encontraba en el hospital cuando una mañana llegó un policía y le habló de Narcisa de Jesús.

Este caso fue llevado al Vaticano, en donde se tomaron 30 años, para determinar que no hubo causa científica ni razón humana para la desaparición del tumor. Se lo reconoció como un milagro y esto llevó a Narcisa de Jesús a la beatificación primero, y luego a su canonización.

Juan Pesántez estuvo en Roma, junto a cientos de ecuatorianos, viviendo con alegría la fiesta de su ascensión a los altares.

Trabajó por años en el colegio La Inmaculada de Guayaquil y esta mañana, estudiantes, profesores y autoridades recordaban su devoción y su ejemplo.

Pesántez vivía solo, en un cuarto que alquilaba, rodeado de recortes periódicos que referían a la santa y a su primer milagro.

Un derrame cerebral le provocó la muerte, entristeciendo a la comunidad católica que reconocía en él al objeto de las bendiciones de la santa.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos