Inicio ·Actualidad · Artículo

Assange dice que ignorará la citación para comparecer en comisaría

Redacción

gestor

|

Viernes 29 de Junio de 2012 - 13:12
compártelo
  • Assange dice que ignorará la citación para comparecer en comisaría
Assange dice que ignorará la citación para comparecer en comisaría

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde el 19 de junio en la embajada de Ecuador en Londres, ha indicado que ignorará una citación policial para comparecer en una comisaría de la ciudad.

En declaraciones por teléfono anoche al programa Newsnight de la BBC, Assange dijo que el asesoramiento que tenía era que la ley de asilo político prevalece sobre la de extradición, por lo que "casi seguro que no" se acudirá ante las autoridades.

La Policía Metropolitana de Londres (MET) entregó ayer una citación al informático australiano, que ha pedido asilo político a Ecuador para evitar ser extraditado a Suecia, para que comparezca en una comisaría, en una fecha no especificada, como parte del proceso de extradición.

En sus declaraciones a Newsnight, Assange denunció que estaba en una situación "escandalosa" y dijo que quería obtener garantías de que Estados Unidos no presentaría cargos en su contra.

El fundador de WikiLeaks rechaza ser extraditado a Suecia porque teme que desde allí pueda ser eventualmente entregado a EE.UU., donde podría afrontar cargos por traición por revelar en 2010 información confidencial del Gobierno de ese país.

El informático explicó también que el trato que ha recibido hasta ahora de los empleados de la embajada ecuatoriana ha sido "cálido y generoso". "El personal de aquí me cuida bien y provee para mis necesidades básicas", aseguró.

El pasado 30 de mayo, el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, autorizó la extradición de Assange del Reino Unido a Suecia, donde se le quiere interrogar por cuatro presuntos delitos de agresión sexual a dos mujeres suecas que él niega.

El australiano cree que la petición de extradición es parte de una operación políticamente motivada para silenciarle tras el escándalo por las revelaciones de WikiLeaks.

El exhácker, de 40 años, está a la espera de saber si el Gobierno ecuatoriano le concede el asilo político que ha solicitado para evitar ser entregado a las autoridades suecas.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde el 19 de junio en la embajada de Ecuador en Londres, ha indicado que ignorará una citación policial para comparecer en una comisaría de la ciudad.

En declaraciones por teléfono anoche al programa Newsnight de la BBC, Assange dijo que el asesoramiento que tenía era que la ley de asilo político prevalece sobre la de extradición, por lo que "casi seguro que no" se acudirá ante las autoridades.

La Policía Metropolitana de Londres (MET) entregó ayer una citación al informático australiano, que ha pedido asilo político a Ecuador para evitar ser extraditado a Suecia, para que comparezca en una comisaría, en una fecha no especificada, como parte del proceso de extradición.

En sus declaraciones a Newsnight, Assange denunció que estaba en una situación "escandalosa" y dijo que quería obtener garantías de que Estados Unidos no presentaría cargos en su contra.

El fundador de WikiLeaks rechaza ser extraditado a Suecia porque teme que desde allí pueda ser eventualmente entregado a EE.UU., donde podría afrontar cargos por traición por revelar en 2010 información confidencial del Gobierno de ese país.

El informático explicó también que el trato que ha recibido hasta ahora de los empleados de la embajada ecuatoriana ha sido "cálido y generoso". "El personal de aquí me cuida bien y provee para mis necesidades básicas", aseguró.

El pasado 30 de mayo, el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, autorizó la extradición de Assange del Reino Unido a Suecia, donde se le quiere interrogar por cuatro presuntos delitos de agresión sexual a dos mujeres suecas que él niega.

El australiano cree que la petición de extradición es parte de una operación políticamente motivada para silenciarle tras el escándalo por las revelaciones de WikiLeaks.

El exhácker, de 40 años, está a la espera de saber si el Gobierno ecuatoriano le concede el asilo político que ha solicitado para evitar ser entregado a las autoridades suecas.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos