Inicio ·Actualidad · Artículo

Julian Assange confía en que Ecuador le conceda el asilo político

Redacción

gestor

|

Viernes 22 de Junio de 2012 - 17:37
compártelo
  • Julian Assange confía en que Ecuador le conceda el asilo político
Julian Assange confía en que Ecuador le conceda el asilo político

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el pasado martes, ha indicado en una entrevista al canal australiano ABC que no sabe cuánto tiempo permanecerá allí y se mostró confiado en que el país sudamericano le conceda el asilo político.

Tras perder la batalla legal en el Reino Unido, que el pasado 30 de mayo dio luz verde a la entrega de Assange a las autoridades de Suecia donde se le reclama por ser sospechoso de un caso de violación y asalto sexual a dos mujeres, el australiano violó su arresto domiciliario al pasar la noche en el edificio diplomático.

"Los suecos anunciaron públicamente que ellos me meterían en prisión sin cargos mientras continuaban con lo que ellos llaman investigación", afirmó Assange a la ABC en sus primeras declaraciones tras solicitar asilo político a Ecuador.

El periodista señaló que acudió a la diplomacia de Ecuador porque piensa que ellos "simpatizan con mi lucha y con la lucha de la organización contra los Estados Unidos", además de considerar que la posibilidad de vivir en el país sudamericano "es mejor que estar tras las rejas".

Ayer, el viceministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Marco Albuja, dijo a la ABC que Quito decidiría en 24 horas si acepta la solicitud de asilo de Assange, aunque hoy fuentes del Gobierno ecuatoriano comentaron a la emisora australiana que el presidente, Rafael Correa, tomará todo el tiempo necesario para estudiar el caso.

En la entrevista, Assange arremetió contra el Gobierno de Australia por haberlo abandonado a su suerte, ya que la extradición a Suecia abriría la posibilidad de que Estados Unidos lo reclamara para procesarlo en su territorio, donde afrontaría una condena de pena de muerte.

Por su parte el Ejecutivo de Camberra asegura que se le ha brindado más ayuda a Assange que a cualquier otro ciudadano del país.

No obstante, el periodista australiano afirma que desde 2010 no se ha reunido con ningún funcionario del país oceánico y que la ayuda consular se ha limitado a mensajes de texto en el que se le preguntaba 'si tenía alguna preocupación'.

Assange, a la petición formal del Gobierno de Camberra para que este confirmara los supuestos planes estadounidenses para extraditarlo a su territorio, manifestó que las autoridades australianas se limitaron a decir con 'una retórica inteligente' que no tienen evidencias sobre este plan.

El fundador de WikiLeaks, en las declaraciones para ABC, apuntó que Estados Unidos ha expresado que no lo extraditaría, aunque sus funcionarios han sido "muy cuidadosos con sus palabras".

"Las declaraciones reflejan que el Departamento de Justicia (de EEUU) no puede confirmar o negar la existencia de un Gran Jurado (que decida si hay pruebas suficientes para procesar a una persona)", aunque ya "hay declaraciones por todos lados y testigos que se han hecho públicos", advirtió Assange.

El australiano también aseguró que hace poco dos personas fueron detenidas e interrogadas por miembros del FBI en un aeropuerto estadounidense donde les preguntaron sobre mi organización -WikiLeaks- y les solicitaron convertirse en informantes.

Assange, de 40 años, fue detenido en diciembre de 2010 en Londres bajo una orden de arresto dictada por Suecia, aunque él mantiene su inocencia y denuncia un complot para silenciarlo.

Scotland Yard advirtió de que, al pasar la noche en la embajada ecuatoriana, Assange ha violado las condiciones de su arresto domiciliario en el Reino Unido, ya que estaba obligado a permanecer en un lugar determinado entre las 21.00 y las 07.00 GMT, y por ello puede ser detenido.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos gobiernos y que avergonzaron especialmente a Estados Unidos.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde el pasado martes, ha indicado en una entrevista al canal australiano ABC que no sabe cuánto tiempo permanecerá allí y se mostró confiado en que el país sudamericano le conceda el asilo político.

Tras perder la batalla legal en el Reino Unido, que el pasado 30 de mayo dio luz verde a la entrega de Assange a las autoridades de Suecia donde se le reclama por ser sospechoso de un caso de violación y asalto sexual a dos mujeres, el australiano violó su arresto domiciliario al pasar la noche en el edificio diplomático.

"Los suecos anunciaron públicamente que ellos me meterían en prisión sin cargos mientras continuaban con lo que ellos llaman investigación", afirmó Assange a la ABC en sus primeras declaraciones tras solicitar asilo político a Ecuador.

El periodista señaló que acudió a la diplomacia de Ecuador porque piensa que ellos "simpatizan con mi lucha y con la lucha de la organización contra los Estados Unidos", además de considerar que la posibilidad de vivir en el país sudamericano "es mejor que estar tras las rejas".

Ayer, el viceministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Marco Albuja, dijo a la ABC que Quito decidiría en 24 horas si acepta la solicitud de asilo de Assange, aunque hoy fuentes del Gobierno ecuatoriano comentaron a la emisora australiana que el presidente, Rafael Correa, tomará todo el tiempo necesario para estudiar el caso.

En la entrevista, Assange arremetió contra el Gobierno de Australia por haberlo abandonado a su suerte, ya que la extradición a Suecia abriría la posibilidad de que Estados Unidos lo reclamara para procesarlo en su territorio, donde afrontaría una condena de pena de muerte.

Por su parte el Ejecutivo de Camberra asegura que se le ha brindado más ayuda a Assange que a cualquier otro ciudadano del país.

No obstante, el periodista australiano afirma que desde 2010 no se ha reunido con ningún funcionario del país oceánico y que la ayuda consular se ha limitado a mensajes de texto en el que se le preguntaba 'si tenía alguna preocupación'.

Assange, a la petición formal del Gobierno de Camberra para que este confirmara los supuestos planes estadounidenses para extraditarlo a su territorio, manifestó que las autoridades australianas se limitaron a decir con 'una retórica inteligente' que no tienen evidencias sobre este plan.

El fundador de WikiLeaks, en las declaraciones para ABC, apuntó que Estados Unidos ha expresado que no lo extraditaría, aunque sus funcionarios han sido "muy cuidadosos con sus palabras".

"Las declaraciones reflejan que el Departamento de Justicia (de EEUU) no puede confirmar o negar la existencia de un Gran Jurado (que decida si hay pruebas suficientes para procesar a una persona)", aunque ya "hay declaraciones por todos lados y testigos que se han hecho públicos", advirtió Assange.

El australiano también aseguró que hace poco dos personas fueron detenidas e interrogadas por miembros del FBI en un aeropuerto estadounidense donde les preguntaron sobre mi organización -WikiLeaks- y les solicitaron convertirse en informantes.

Assange, de 40 años, fue detenido en diciembre de 2010 en Londres bajo una orden de arresto dictada por Suecia, aunque él mantiene su inocencia y denuncia un complot para silenciarlo.

Scotland Yard advirtió de que, al pasar la noche en la embajada ecuatoriana, Assange ha violado las condiciones de su arresto domiciliario en el Reino Unido, ya que estaba obligado a permanecer en un lugar determinado entre las 21.00 y las 07.00 GMT, y por ello puede ser detenido.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos gobiernos y que avergonzaron especialmente a Estados Unidos.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *