Inicio ·Actualidad · Artículo

Prohibición de dar declaraciones a medios privados divide Asamblea

Redacción

gestor

|

Sábado 16 de Junio de 2012 - 0:57
compártelo
  • Prohibición de dar declaraciones a medios privados divide Asamblea
Video: Prohibición de dar declaraciones a medios privados divide Asamblea Prohibición de dar declaraciones a medios privados divide Asamblea

La prohibición de que los funcionarios públicos sean entrevistados en medios privados, tiene eco en la Asamblea.

Incómodos, pero disciplinados, se ve a los legisladores gobiernistas, mientras se hacen hipótesis respecto a las razones que habrían llevado al Presidente a tomar esta decisión.

La oposición piensa que lo que se busca es restringir la información con denuncias que puedan surgir en la campaña electoral.

La medida tiene más críticas en todos los ámbitos, hay incomodidad entre oficialistas, aunque los  radicales van más lejos, plantean que la prohibición de dar entrevistas también debe ser para los asambleístas.

En la orilla opuesta creen que la prohibición concentra más poder y apunta en varias direcciones. Lo primero sería evitar denuncias electoralmente negativas.

Advierten además que la prohibición es contradictoria, a algunos oficialistas el asunto les incomoda pero son disciplinados.

Alegan que ciertos medios radiales hacen políticos y el Gobierno no está para eso, sugieren alternativas en vez de las entrevistas prohibidas.

La polémica prohibición de las entrevistas, nuevo ingrediente para la ya compleja relación prensa-Gobierno.

La prohibición de que los funcionarios públicos sean entrevistados en medios privados, tiene eco en la Asamblea.

Incómodos, pero disciplinados, se ve a los legisladores gobiernistas, mientras se hacen hipótesis respecto a las razones que habrían llevado al Presidente a tomar esta decisión.

La oposición piensa que lo que se busca es restringir la información con denuncias que puedan surgir en la campaña electoral.

La medida tiene más críticas en todos los ámbitos, hay incomodidad entre oficialistas, aunque los  radicales van más lejos, plantean que la prohibición de dar entrevistas también debe ser para los asambleístas.

En la orilla opuesta creen que la prohibición concentra más poder y apunta en varias direcciones. Lo primero sería evitar denuncias electoralmente negativas.

Advierten además que la prohibición es contradictoria, a algunos oficialistas el asunto les incomoda pero son disciplinados.

Alegan que ciertos medios radiales hacen políticos y el Gobierno no está para eso, sugieren alternativas en vez de las entrevistas prohibidas.

La polémica prohibición de las entrevistas, nuevo ingrediente para la ya compleja relación prensa-Gobierno.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *