Inicio ·Internacionales · Artículo

Incendios que causaron cuatro muertos siguen activos en España

Redacción

gestor

|

Lunes 23 de Julio de 2012 - 23:25
compártelo
  • Incendios que causaron cuatro muertos siguen activos en España
Incendios que causaron cuatro muertos siguen activos en España

Los dos incendios que han arrasado unas 14 mil hectáreas y han causado la muerte de cuatro personas siguen activos en Cataluña, en el noreste de España, muy cerca de la frontera con Francia.

Los incendios fueron originados por colillas, circunstancia que ha llevado al Gobierno español a defender hoy un endurecimiento de los castigos aplicados a las imprudencias que causen incendios.

El incendio de Portbou, en la provincia de Gerona, el más pequeño de los dos, ya está controlado, y los bomberos tratan de dominar las virulentas llamas del fuego que se inició en La Jonquera en un aparcamiento de camiones de esta zona fronteriza muy transitada.

Este incendio sigue descontrolado tras arrasar una zona de unas 14 mil hectáreas en 17 municipios y ha obligado a confinar esta tarde de nuevo a los vecinos de varias poblaciones de la zona.

Según el responsable de Interior del Gobierno regional de Cataluña, Felip Puig, los dos incendios se originaron por colillas arrojadas de forma imprudente, en una negligencia humana cometida pese a las constantes advertencias sobre el elevado riesgo de incendio este verano tras un invierno muy seco en esa zona de España.

De hecho, los agentes rurales han encontrado centenares de colillas en el lugar donde supuestamente se originó ayer el incendio de La Jonquera, junto a la frontera con Francia.

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, que se desplazó a la zona de los incendios, pidió hoy endurecer en el Código Penal el castigo por las imprudencias que originen los fuegos.

"Estas actitudes conllevan pérdidas que deben tener un reflejo en el Código Penal", dijo Jorge Fernández Díaz, que subrayó la necesidad de tipificar estas conductas imprudentes porque causan "pérdidas de vida, patrimoniales y ecológicas".

Además de los cuatro fallecidos en los dos incendios, ocho personas permanecen hospitalizadas, cuatro de ellas en estado grave en el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona y otros cuatro, también graves, aunque evolucionan favorablemente, en el Josep Trueta de Gerona.

En el incendio que nació en La Jonquera, el peor de los últimos años en Cataluña, los Bomberos de la Generalitat continúan trabajando con la colaboración del Ejército, de voluntarios de las Agrupaciones de Defensa Forestal y de Bomberos de Francia y del resto de España para intentar contener las llamas.

El mayor peligro es que el fuego sobrepase el embalse de Boadella y se dirija hacia la zona de la Alta Garrotxa, muy boscosa, lo que dificultaría todavía más las labores de extinción.

Los dos incendios que han arrasado unas 14 mil hectáreas y han causado la muerte de cuatro personas siguen activos en Cataluña, en el noreste de España, muy cerca de la frontera con Francia.

Los incendios fueron originados por colillas, circunstancia que ha llevado al Gobierno español a defender hoy un endurecimiento de los castigos aplicados a las imprudencias que causen incendios.

El incendio de Portbou, en la provincia de Gerona, el más pequeño de los dos, ya está controlado, y los bomberos tratan de dominar las virulentas llamas del fuego que se inició en La Jonquera en un aparcamiento de camiones de esta zona fronteriza muy transitada.

Este incendio sigue descontrolado tras arrasar una zona de unas 14 mil hectáreas en 17 municipios y ha obligado a confinar esta tarde de nuevo a los vecinos de varias poblaciones de la zona.

Según el responsable de Interior del Gobierno regional de Cataluña, Felip Puig, los dos incendios se originaron por colillas arrojadas de forma imprudente, en una negligencia humana cometida pese a las constantes advertencias sobre el elevado riesgo de incendio este verano tras un invierno muy seco en esa zona de España.

De hecho, los agentes rurales han encontrado centenares de colillas en el lugar donde supuestamente se originó ayer el incendio de La Jonquera, junto a la frontera con Francia.

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, que se desplazó a la zona de los incendios, pidió hoy endurecer en el Código Penal el castigo por las imprudencias que originen los fuegos.

"Estas actitudes conllevan pérdidas que deben tener un reflejo en el Código Penal", dijo Jorge Fernández Díaz, que subrayó la necesidad de tipificar estas conductas imprudentes porque causan "pérdidas de vida, patrimoniales y ecológicas".

Además de los cuatro fallecidos en los dos incendios, ocho personas permanecen hospitalizadas, cuatro de ellas en estado grave en el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona y otros cuatro, también graves, aunque evolucionan favorablemente, en el Josep Trueta de Gerona.

En el incendio que nació en La Jonquera, el peor de los últimos años en Cataluña, los Bomberos de la Generalitat continúan trabajando con la colaboración del Ejército, de voluntarios de las Agrupaciones de Defensa Forestal y de Bomberos de Francia y del resto de España para intentar contener las llamas.

El mayor peligro es que el fuego sobrepase el embalse de Boadella y se dirija hacia la zona de la Alta Garrotxa, muy boscosa, lo que dificultaría todavía más las labores de extinción.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *