Inicio ·Internacionales · Artículo

La Cruz Roja califica situación en Siria de conflicto armado no internacional

Redacción

gestor

|

Domingo 15 de Julio de 2012 - 17:46
compártelo
  • La Cruz Roja califica situación en Siria de conflicto armado no internacional
La Cruz Roja califica situación en Siria de conflicto armado no internacional

La Cruz Roja Internacional dijo que considera que el conflicto en Siria entra bajo la Convención de Ginebra, que recoge las normas de la guerra.

El Comité de la Cruz Roja Internacional (CCRI) señaló que en Siria se está produciendo lo que ellos denominan un conflicto armado no internacional en todo el territorio. Anteriormente, esa categoría únicamente se aplicaba a tres lugares.

El CCRI indicó que la Convención de Ginebra concede a las partes envueltas en el conflicto el derecho a usar la fuerza adecuada, pero también abre la puerta a que sean procesadas por crímenes de guerra.

El CICR actúa como custodio y garante de las Convenciones de Ginebra de 1949 y sus protocolos adicionales, que contienen las principales normas internacionales destinadas a limitar la barbarie de la guerra.

Asimismo, protegen a las personas que no participan en las hostilidades (civiles, personal sanitario, miembros de organizaciones humanitarias) y a los que ya no pueden seguir participando en los combates (heridos, enfermos, náufragos, prisioneros de guerra).

Se estima que en quince meses de conflicto, más de 16.000 personas han muerto en Siria, los civiles que necesitan ayuda humanitarias son más de 1,5 millones y los refugiados en países vecinos superan los 100.000.

La Cruz Roja Internacional dijo que considera que el conflicto en Siria entra bajo la Convención de Ginebra, que recoge las normas de la guerra.

El Comité de la Cruz Roja Internacional (CCRI) señaló que en Siria se está produciendo lo que ellos denominan un conflicto armado no internacional en todo el territorio. Anteriormente, esa categoría únicamente se aplicaba a tres lugares.

El CCRI indicó que la Convención de Ginebra concede a las partes envueltas en el conflicto el derecho a usar la fuerza adecuada, pero también abre la puerta a que sean procesadas por crímenes de guerra.

El CICR actúa como custodio y garante de las Convenciones de Ginebra de 1949 y sus protocolos adicionales, que contienen las principales normas internacionales destinadas a limitar la barbarie de la guerra.

Asimismo, protegen a las personas que no participan en las hostilidades (civiles, personal sanitario, miembros de organizaciones humanitarias) y a los que ya no pueden seguir participando en los combates (heridos, enfermos, náufragos, prisioneros de guerra).

Se estima que en quince meses de conflicto, más de 16.000 personas han muerto en Siria, los civiles que necesitan ayuda humanitarias son más de 1,5 millones y los refugiados en países vecinos superan los 100.000.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *