Inicio ·Internacionales · Artículo

Tripulación de avión militar colombiano no murió por cruce de balas

Redacción

gestor

|

Sábado 14 de Julio de 2012 - 20:28
compártelo
  • Tripulación de avión militar colombiano no murió por cruce de balas
Tripulación de avión militar colombiano no murió por cruce de balas

Los dos tripulantes de un avión militar colombiano que el jueves se precipitó a tierra en el suroeste del país, murieron por politraumatismos y no por impactos de bala, informó hoy el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia.

"Murieron por politraumatismos: múltiples lesiones y fracturas en el cuerpo", dijo a periodistas el director de la institución forense, Carlos Eduardo Valdés.

Para el Gobierno, la nave, un Súper Tucano, se accidentó, mientras que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguran que la derribaron en medio de los combates de los últimos días contra la Policía y el Ejército de Colombia.

"Se descarta totalmente lesiones producidas por proyectil de arma de fuego. Hemos podido descartar este tipo de lesiones", remarcó Valdés, al dar a conocer resultados de análisis de expertos forenses realizados a los cuerpos del teniente Andrés Serrano Lemus, un piloto de 29 años; y su acompañante, el técnico primero Óscar Raúl Castillo Moncaleano, de 38 años.

El avión, de fabricación brasileña, se precipitó a tierra el jueves pasado, en Jambaló, departamento del Cauca, escenario los últimos días de una arremetida de las FARC a varias poblaciones de esta parte del país.

Ese día, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, encabezó un consejo de ministros, con quienes analizó la situación de orden público.

El informe forense da cuenta de la causa de la muerte de los dos tripulantes, mientras que otros expertos buscan establecer si la nave efectivamente se accidentó o fue derribada por los rebeldes.

Los dos tripulantes de un avión militar colombiano que el jueves se precipitó a tierra en el suroeste del país, murieron por politraumatismos y no por impactos de bala, informó hoy el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia.

"Murieron por politraumatismos: múltiples lesiones y fracturas en el cuerpo", dijo a periodistas el director de la institución forense, Carlos Eduardo Valdés.

Para el Gobierno, la nave, un Súper Tucano, se accidentó, mientras que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), aseguran que la derribaron en medio de los combates de los últimos días contra la Policía y el Ejército de Colombia.

"Se descarta totalmente lesiones producidas por proyectil de arma de fuego. Hemos podido descartar este tipo de lesiones", remarcó Valdés, al dar a conocer resultados de análisis de expertos forenses realizados a los cuerpos del teniente Andrés Serrano Lemus, un piloto de 29 años; y su acompañante, el técnico primero Óscar Raúl Castillo Moncaleano, de 38 años.

El avión, de fabricación brasileña, se precipitó a tierra el jueves pasado, en Jambaló, departamento del Cauca, escenario los últimos días de una arremetida de las FARC a varias poblaciones de esta parte del país.

Ese día, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, encabezó un consejo de ministros, con quienes analizó la situación de orden público.

El informe forense da cuenta de la causa de la muerte de los dos tripulantes, mientras que otros expertos buscan establecer si la nave efectivamente se accidentó o fue derribada por los rebeldes.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos