Inicio ·Internacionales · Artículo

No hubo lunes negro en internet

Redacción

gestor

|

Martes 10 de Julio de 2012 - 15:42
compártelo
  • No hubo lunes negro en internet
No hubo lunes negro en internet

El 'Lunes del Malware' pasó y al parecer no causó los problemas que muchos presagiaban.

Cientos de miles de computadoras en todo el mundo estában en riesgo de sufrir un apagón temporal de internet después de que el FBI (siglas en inglés del Buró Federal de Investigaciones estadounidense) desconectara los servidores que formaron parte de una gran operación de limpieza de virus en la red.

Al final de la jornada, varias firmas que supervisan la seguridad en internet reportaron no haber recibido informes sobre las temidas fallas masivas en la conexión a consecuencia del DNS Changer, un programa malicioso que se había instalado en millones de computadoras del mundo entero.

El propio FBI aseguró no haber recibido aún informes sobre problemas en las computadoras infectadas con el virus.

Anuncio a tiempo
En parte, el éxito se debería a las previsiones tomadas por los proveedores del servicios que habrían alertado a los usuarios para limpiar sus computadoras anticipadamente.

En América Latina, el único país que según la agencia estadounidense se vería afectado era México, donde unas 7.000 computadoras se consideraban infectadas.

El mayor número de potenciales víctimas estaba en Estados Unidos, con más de 69.500 computadoras infectadas, mientras que en España esa cifra alcanzaba los 10.213.

Es un número ínfimo comparado con la cantidad de usuarios que navegan la internet, pero igualmente preocupante si se contara ustede entre los afectados.

"Aunque no ha terminado completamente, creo que podemos contar el caso del DNS Changer como una historia de éxito", escribió en su cuenta twitter Mikko Hypponen, jefe de la finlandesa, F-Secure.

"Varios operadores globales están manteniendose sus víctimas del DNS Changer en línea, incluso despúes de que el FPB se detuvó", escribió Hypponen.

El origen del problema
Todo empezó con la actividad de bandas criminales de Rusia y Estonia, que durante años filtraron en la red un virus conocido como DNSChanger.

Este software malicioso redirecciona el tráfico de las computadoras afectadas a sus servidores alojados en Estados Unidos y Europa del Este.

De este modo, la banda podía enviar a los dueños de estas máquinas todo tipo de publicidad engañosa, con la que el FBI cree generaron más de 14 millones de dólares.

Pero en noviembre de 2011 el FBI detuvo a los delincuentes y sustituyó los servidores que usaba la banda por otros temporales, ya que el virus estaba tan extendido que millones de computadoras se habrían quedado sin conexión de haberse apagarse del todo.

Durante los últimos meses la agencia trabajó con distintos proveedores de internet y firmas de seguridad para alertar a los dueños de las computadoras infectadas, con lo que se cree el número de afectados pasó de los cuatro millones a cerca de 277.000.

Así que finalmente, las autoridades decidieron apagar sus servidores temporales y aquellas computadoras que no limpiaron sus sistemas corrían el riesgo de quedarse sin conexión.

El 'Lunes del Malware' pasó y al parecer no causó los problemas que muchos presagiaban.

Cientos de miles de computadoras en todo el mundo estában en riesgo de sufrir un apagón temporal de internet después de que el FBI (siglas en inglés del Buró Federal de Investigaciones estadounidense) desconectara los servidores que formaron parte de una gran operación de limpieza de virus en la red.

Al final de la jornada, varias firmas que supervisan la seguridad en internet reportaron no haber recibido informes sobre las temidas fallas masivas en la conexión a consecuencia del DNS Changer, un programa malicioso que se había instalado en millones de computadoras del mundo entero.

El propio FBI aseguró no haber recibido aún informes sobre problemas en las computadoras infectadas con el virus.

Anuncio a tiempoEn parte, el éxito se debería a las previsiones tomadas por los proveedores del servicios que habrían alertado a los usuarios para limpiar sus computadoras anticipadamente.

En América Latina, el único país que según la agencia estadounidense se vería afectado era México, donde unas 7.000 computadoras se consideraban infectadas.

El mayor número de potenciales víctimas estaba en Estados Unidos, con más de 69.500 computadoras infectadas, mientras que en España esa cifra alcanzaba los 10.213.

Es un número ínfimo comparado con la cantidad de usuarios que navegan la internet, pero igualmente preocupante si se contara ustede entre los afectados.

"Aunque no ha terminado completamente, creo que podemos contar el caso del DNS Changer como una historia de éxito", escribió en su cuenta twitter Mikko Hypponen, jefe de la finlandesa, F-Secure.

"Varios operadores globales están manteniendose sus víctimas del DNS Changer en línea, incluso despúes de que el FPB se detuvó", escribió Hypponen.

El origen del problemaTodo empezó con la actividad de bandas criminales de Rusia y Estonia, que durante años filtraron en la red un virus conocido como DNSChanger.

Este software malicioso redirecciona el tráfico de las computadoras afectadas a sus servidores alojados en Estados Unidos y Europa del Este.

De este modo, la banda podía enviar a los dueños de estas máquinas todo tipo de publicidad engañosa, con la que el FBI cree generaron más de 14 millones de dólares.

Pero en noviembre de 2011 el FBI detuvo a los delincuentes y sustituyó los servidores que usaba la banda por otros temporales, ya que el virus estaba tan extendido que millones de computadoras se habrían quedado sin conexión de haberse apagarse del todo.

Durante los últimos meses la agencia trabajó con distintos proveedores de internet y firmas de seguridad para alertar a los dueños de las computadoras infectadas, con lo que se cree el número de afectados pasó de los cuatro millones a cerca de 277.000.

Así que finalmente, las autoridades decidieron apagar sus servidores temporales y aquellas computadoras que no limpiaron sus sistemas corrían el riesgo de quedarse sin conexión.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *