Inicio ·Internacionales · Artículo

Joyas con más de diez mil diamantes se exponen en Buckingham

Redacción

gestor

|

Viernes 29 de Junio de 2012 - 18:23
compártelo
  • Joyas con más de diez mil diamantes se exponen en Buckingham
 Joyas con más de diez mil diamantes se exponen en Buckingham

Más de diez mil diamantes incrustados en joyas reales de hasta tres siglos de historia se podrán ver desde mañana en el Palacio de Buckingham, como parte de una exposición con motivo del Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II.

Diamantes: Una celebración del Jubileo muestra una colección de joyas adquiridas por miembros de seis monarquías diferentes a lo largo de tres siglos, y heredadas por la actual monarca, Isabel II, que celebra este año su sesenta aniversario en el trono británico.

La exposición contiene "piezas preciosas, de valor incalculable, que muestran cómo los soberanos optaban por los diamantes como símbolo de poder, riqueza y lujo", explicó la comisaria de la exposición Caroline de Guillaut.

Algunas de las joyas más importantes contienen siete de los nueve pedazos en los que fue dividido el diamante Cullinan, el más grande jamás encontrado, hallado en Pretoria (Sudáfrica) en 1905.

Según de Guillaut, quienes lo encontraron lo arrojaron por la ventana porque no podían creerse que existiese un diamante tan grande, aunque se dieron cuenta de su error y finalmente se convirtió en un regalo en bruto para el rey Eduardo VII (1841-1910).

Entre las joyas destacan también varias tiaras y coronas, una de las cuales, La Tiara de las Niñas del Reino Unido e Irlanda, fue un regalo de la reina María a su nieta, Isabel II, quien la luce frecuentemente en público e incluso aparece impresa en las monedas y billetes.

Otra pieza destacable es la Diadema de Diamantes, con perlas y los emblemas de las cuatro naciones del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte-, originalmente diseñada para ser utilizada como corona por el rey Jorge IV (1762-1830) en su coronación, y usada por todas las reinas y consortes británicas desde entonces.

Una de las joyas que se exhibe por primera vez al público es Tiara Kokoshnick, que perteneció a la reina Alejandra, y en la que "los diamantes encajan a la perfección, están muy bien igualados, algo excepcionalmente difícil de lograr porque ninguno es igual a otro", detalló de Guillaut.

Los diamantes más antiguos, de origen indio, son previos al hallazgo de las minas de diamantes de Brasil y Sudáfrica y fueron regalos de las autoridades de la India a la Familia Real británica.

En la muestra destaca asimismo una caja de tabaco, propiedad del rey Federico el Grande de Prusia (1712-1786), adornada con casi 3.000 diamantes, que forma parte de las Joyas Reales de la monarquía británica desde que la reina María (1867-1953) la adquiriese en la casa de subastas londinense Christie's.

Más de diez mil diamantes incrustados en joyas reales de hasta tres siglos de historia se podrán ver desde mañana en el Palacio de Buckingham, como parte de una exposición con motivo del Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II.

Diamantes: Una celebración del Jubileo muestra una colección de joyas adquiridas por miembros de seis monarquías diferentes a lo largo de tres siglos, y heredadas por la actual monarca, Isabel II, que celebra este año su sesenta aniversario en el trono británico.

La exposición contiene "piezas preciosas, de valor incalculable, que muestran cómo los soberanos optaban por los diamantes como símbolo de poder, riqueza y lujo", explicó la comisaria de la exposición Caroline de Guillaut.

Algunas de las joyas más importantes contienen siete de los nueve pedazos en los que fue dividido el diamante Cullinan, el más grande jamás encontrado, hallado en Pretoria (Sudáfrica) en 1905.

Según de Guillaut, quienes lo encontraron lo arrojaron por la ventana porque no podían creerse que existiese un diamante tan grande, aunque se dieron cuenta de su error y finalmente se convirtió en un regalo en bruto para el rey Eduardo VII (1841-1910).

Entre las joyas destacan también varias tiaras y coronas, una de las cuales, La Tiara de las Niñas del Reino Unido e Irlanda, fue un regalo de la reina María a su nieta, Isabel II, quien la luce frecuentemente en público e incluso aparece impresa en las monedas y billetes.

Otra pieza destacable es la Diadema de Diamantes, con perlas y los emblemas de las cuatro naciones del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte-, originalmente diseñada para ser utilizada como corona por el rey Jorge IV (1762-1830) en su coronación, y usada por todas las reinas y consortes británicas desde entonces.

Una de las joyas que se exhibe por primera vez al público es Tiara Kokoshnick, que perteneció a la reina Alejandra, y en la que "los diamantes encajan a la perfección, están muy bien igualados, algo excepcionalmente difícil de lograr porque ninguno es igual a otro", detalló de Guillaut.

Los diamantes más antiguos, de origen indio, son previos al hallazgo de las minas de diamantes de Brasil y Sudáfrica y fueron regalos de las autoridades de la India a la Familia Real británica.

En la muestra destaca asimismo una caja de tabaco, propiedad del rey Federico el Grande de Prusia (1712-1786), adornada con casi 3.000 diamantes, que forma parte de las Joyas Reales de la monarquía británica desde que la reina María (1867-1953) la adquiriese en la casa de subastas londinense Christie's.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *